Sin espacio para almacenar autos abandonados

La chatarra gana la batalla

Unos 60 mil autos abandonados aún no han sido desincorporados del Registro Único Vehicular. Está chatarra se convierte en un problema de salud pública.

Durante un año entero el viejo sedán acumuló más capas de polvo que una hamaca en casa de playa.

Tras 20 años recorriendo las calles de la ciudad, cuando ya no daba para más, su dueño decidió abandonarlo en un terreno baldío en Pueblo Nuevo, hasta que el sol y la lluvia hicieran su trabajo y lo destruyeran.

Primero se desinflaron las llantas y luego un indigente le reventó los vidrios para robarse los asientos. Aprovechando la circunstancia, los gatos del área lo convirtieron en su hogar.

Al igual que este viejo vehículo, en la actualidad unos 60 mil automóviles convertidos en chatarra están abandonados en diferentes calles del país, esperando a ser retirados de manera formal del Registro Único Vehicular.

“En los últimos cinco años hemos desincoporado unos 20 mil vehículos. Desde que el Registro Único Vehicular fue creado en 1995 hemos sacado de circulación unos 40 mil automóviles, señaló Rafael Escobar, director del departamento Registro Único Vehicular de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre.

Las cifras son relevantes, sobre todo si se toma en cuenta que desde 2007 se han incorporado al parque automotor panameño unos 200 mil vehículos, según cifras publicadas por la Contraloría General de la República.

Pero más que un problema de estética, el incremento de la chatarra en la calles se está convirtiendo poco a poco en un asunto de salud pública.

Desde la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario de Panamá (AAUD) ya están enfrentando dificultades al momento de efectuar la recolección de basura en diversos sectores de la ciudad.

“Los sitios más complicados son Pedregal, Los Libertadores, Parque Lefevre y Río Abajo. Las personas colocan la chatarra justo al frente de los contenedores de basura y así evitan que accedamos a ellos”, explicó Virgilio Solís, director de operaciones de la AAUD.

Es que esta entidad no cuenta con los equipos necesarios para disponer de los vehículos convertidos en chatarra.

“Nosotros solo tenemos empacadores para recoger basura. No tenemos ni equipos de remolque ni grúas”, agregó Solís.

¿Y AHORA qué hago?

En muchas barriadas de la capital con frecuencia se encuentran vehículos abandonados a la orilla de calle en los propios estacionamientos de las residencias.

Cuando un auto ya no da para más, usted tiene por delante dos opciones: o venderlo por piezas o llamar a una recicladora para que se lleve el automóvil.

“Si nos entrega el vehículo tal como está le pagamos cinco centavos la libra. Nosotros nos lo llevamos y nos encargamos de desarmar las piezas”, explicó Rosario Arana, gerente general de una empresa recicladora

Las recicladoras también ofrecen la posibilidad de que usted mismo sea el que desguace el auto.

En este caso, la libra de hierro está en el mercado a 10 centavos, mientras que las partes de aluminio del motor son compradas en 40 centavos la libra, explicó Arana.

Otras empresas que también compran autos fuera de circulación son los llamados “rastros”.

“El valor que le podemos dar al auto depende de la marca y el año”, manifestó Abdul Boda, encargado de un rastro, local dedicado a la venta de repuestos y partes usadas.

Si ninguna de estas opciones le convence, su automóvil está destinado a seguir acumulando más capas de polvo, pues el Municipio de Panamá tampoco tiene espacios para almacenar chatarra.

“Cada propietario dispone unilateralmente lo que quiera hacer con su vehículo. El Municipio no tiene estacionamientos para autos abandonados”, confirmó el vocero del Municipio capitalino , Garibaldo Carrión.

El largo proceso burocrático

Para desincorporar un vehículo hay que seguir un estricto proceso burocrático que involucra la visita de al menos cuatro instituciones públicas.

Primero tiene que ir con copia de su cédula y solicitar una “certificación larga” en la sede del Municipio de su distrito, cuyo costo es de $20. Si no tiene los papeles del auto debe ir a la Dirección de Investigación Judicial y solicitar un reporte de documentos y placas perdidas. Luego acudir al Banco Nacional y pagar otros $20 si tiene los papeles del auto. En caso de que no los tenga el costo es de $40. Con la volante de pago debe dirigirse al Registro Único Vehicular donde le emitirán un certificado que deberá llevar al Municipio. En la Alcaldía completará el trámite, pero deberá presentar una nota pidiendo una exoneración de multas por placas vencidas.

Ángel López Guía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código