EFEMÉRIDE. LAS LUCHAS DE VICTORIANO LORENZO

El cholo que cambió el país

Victoriano Lorenzo fue fusilado hace 110 años por aglutinar a los mestizos de la época y luchar por el bienestar social de este sector.

Al escuchar la orden de fuego, los diligentes oficiales dispararon y ejecutaron al condenado. Desamarraron al cadáver de la silla y, como lección de escarmiento, lo arrastraron por la plaza de Chiriquí, hoy plaza de Francia, en Las Bóvedas.

Era el 15 de mayo de 1903, apenas unos meses antes de la separación de Colombia cuando se vio por última vez el cuerpo henchido de plomo del general coclesano Victoriano Lorenzo, líder popular en Panamá y en América Latina.

El cholo, considerado uno de los primeros guerrilleros latinoamericanos, libró dos batallas. Por un lado, se alió con Belisario Porras en la lucha de liberales contra conservadores, lo que generó poco a poco un distanciamiento entre el istmo y Colombia, que, junto con otros factores, tuvo como gran desenlace la separación de Panamá de ese país.

Por el otro, Lorenzo utilizó los recursos logísticos y de armamento que les entregaron los intereses políticos para aglutinar a un sector mestizo avasallado por las autoridades en el istmo.

Su fidelidad con esta última causa significó su orden de captura, luego de que liberales y conservadores firmaran un tratado que ponía fin a la Guerra de los Mil Días y Lorenzo siguiera luchando por el bienestar social.

De sangre Ngäbe Buglé, Lorenzo fue la primera voz de protesta de los sectores más humildes, que vieron en el levantamiento de armas una solución a la opresión gubernamental.

“Lo más significativo del alzamiento de los cholos coclesanos, liderados por Victoriano Lorenzo, es el potencial de radicalización latente en sectores oprimidos”, manifestó el historiador Carlos Guevara Mann. “La indiada coclesana se alzó bajo el mando de Victoriano Lorenzo en respuesta a una acumulación de medidas opresivas impuestas por los sucesivos gobiernos colombianos, lo mismo que a los abusos de los terratenientes”, agregó.

Para el también politólogo, a pesar de la constitución de la República y el desarrollo que este fenómeno conlleva con el pasar de diferentes procesos democráticos, los indígenas panameños aún viven bajo la sombra en el país. “Más de 100 años después, la población indígena sigue siendo el sector más marginado y oprimido en Panamá. Enfrenta, además, la incomprensión, la exclusión, la hostilidad y la discriminación del resto de la sociedad”, dijo.

Así también lo analiza Silvia Carrera, cacica general de la comarca Ngöbe Buglé, que ha liderado las protestas contra concesiones mineras e hidroeléctricas en el gobierno de Ricardo Martinelli.

“Victoriano, al igual que Urracá (cacique de Natá de los Caballeros que lideró batallas contra los colonizadores españoles), nos enseñó a luchar y a defender nuestro patrimonio. Victoriano luchó por defender al país entero”, dijo Carrera.

La historia registra que la gran protagonista en las luchas indígenas ha sido la muerte; este ha sido el caso de Urracá o Victoriano Lorenzo, y más recientemente el de Jerónimo Rodríguez Tugrí.

Olvidado en la memoria colectiva

Tres pequeñas placas reposan en la pared que fue testigo del fusilamiento del general Victoriano Lorenzo, el 15 de mayo de 1903.

La más grande declara al sitio como altar de la patria, mientras que las otras dos le dedican la mitad de su espacio al cholo coclesano y el resto a recordar el nombre del político que colocó el recordatorio.

Estos son los únicos homenajes en este lugar al líder popular, que fue arrastrado tras su asesinato por la plaza de Chiriquí, hoy plaza de Francia, en honor al fracaso de la compañía gala en su intento por construir el Canal de Panamá. “No conocemos nuestra historia y por eso cometemos los errores que cometemos”, dijo el historiador Rommel Escarreola, que atribuyó al poco interés de los historiadores conservadores de principios del siglo XX la escasa trascendencia de Lorenzo en la memoria del panameño.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código