La ciudad pierde espacios públicos por la buhonería

Entre los distritos de Panamá y San Miguelito se calcula que hay unos 600 comerciantes informales, tanto nacionales como extranjeros.

Temas:

Buhoneros en la Central. Buhoneros en la Central.

Buhoneros en la Central.

Varios de los comerciantes ambulantes mantienen sus productos en el suelo en condiciones insalubres, para luego venderlos a los consumidores. Varios de los comerciantes ambulantes mantienen sus productos en el suelo en condiciones insalubres, para luego venderlos a los consumidores.

Varios de los comerciantes ambulantes mantienen sus productos en el suelo en condiciones insalubres, para luego venderlos a los consumidores.

En las aceras queda poco espacio para que las personas puedan transitar. En las aceras queda poco espacio para que las personas puedan transitar.

En las aceras queda poco espacio para que las personas puedan transitar.

Están en todas partes: aceras, puentes peatonales, cinta costera y ahora en las entradas de las estaciones del Metro de Panamá. Se trata de los buhoneros, que poco a poco se han apoderado de los espacios públicos de los distritos de Panamá y San Miguelito.

En muchas ocasiones desafían disposiciones constitucionales, decretos alcaldicios y normas sobre salud pública.

Las autoridades reconocen que la buhonería, una actividad del comercio al por menor destinada a panameños, es un verdadero desorden y advierten que trabajan en planes para tratar de frenar este fenómeno que le quita espacio a los transeúntes.

La ciudad de los buhoneros

Buhoneros y vendedores ambulantes se han apropiado de espacios públicos como aceras, puentes peatonales, estaciones del Metro, rincones de entidades públicas y hasta de la cinta costera.

Solo bastan unos pocos metros cuadrados para que instalen allí sus toldas, coolers, tablones, plantas eléctricas o carretillas. Incluso, muchas veces frente a la presencia de las autoridades.

Vanesa Howell tiene 25 años de dedicarse a esa actividad en Calidonia. Vende frutas, jugos, sodas y accesorios, como aretes. Reconoce que en ocasiones recibe la visita de los inspectores de la Alcaldía de Panamá. “Nos quieren multar por trabajar honestamente”, manifiesta.

Pero no solo nacionales se interesan por la buhonería. El colombiano Edgar Gómez tiene un pequeño puesto en la cinta costera desde hace un año y medio.

Según Gómez, a lo largo de la cinta no existe ningún lugar donde se pueda comprar algún refresco o comer a precios módicos. “Sabemos que no podemos ser buhoneros, pero no nos queda otra opción. Somos ilegales y no nos van a dar permiso para tener otro tipo de trabajo”, acotó. Se refiere al artículo 293 de la Constitución que establece que solo los panameños por nacimiento pueden ejercer el comercio al por menor.

El alcalde de Panamá, José Blandón, ha dicho que la buhonería se ha convertido en un “desorden”. Esta es la realidad de zonas como Calidonia, Santa Ana, Juan Díaz y 24 de Diciembre.

En estas áreas, según Blandón, existen unos 500 trabajadores informales. De hecho, se detectó que desde la basílica menor Don Bosco hasta el parque de Santa Ana hay 308 vendedores.

La Alcaldía de Panamá adelanta un plan piloto desde el 25 de junio -cuando se demolieron unos 35 puestos en la bajada de Salsipuedes- para edificar 100 nuevos puestos comerciales.

Además, buscan hacer lo mismo con los buhoneros apostados en Santa Ana, plaza 5 de Mayo y Calidonia.

Genaro Bárcenas, subdirector de Microempresas de la Alcaldía de Panamá, precisó que semanalmente se hacen entre tres y cuatro operativos en el distrito, y que hasta la fecha han citado a 400 buhoneros, de los cuales 121 son extranjeros.

El Decreto Alcaldicio No. 25 de 14 de enero de 1999 establece sanciones para quien ejerza la buhonería de forma ilegal, que incluyen sanciones y decomiso de mercancía. Las normas fijan multas para los extranjeros que hagan la actividad, que van desde los $50 hasta los $5 mil. Las sanciones también recaen en el panameño que arriende el puesto al extranjero.

Juan Jiménez, secretario general del Sindicato Nacional de Buhoneros, señaló que las acciones por parte de la Alcaldía han sido “bastante deficientes” para atacar el problema y pidió a Blandón ofrecer respuestas.

“La realidad es que sacan a 4 extranjeros y al día siguiente hay 20 nuevos en el lugar, mientras que a los nacionales les están exigiendo sacar permisos”, añadió.

LA MISMA HISTORIA

En San Miguelito la historia es parecida. Según la Regional de Salud de San Miguelito había registrados 134 negocios dedicados a la buhonería, pero en este último mes las cifras se incrementaron a 180 locales.

Mientras que la Alcaldía de ese distrito sostiene que trabajan con 374 buhoneros en un plan de articulación comunitaria que incluye barberías, fondas y vendedores de verduras y pastillas.

Los lugares donde más se observa la buhonería son La Gran Estación, Las Colinas, debajo del puente vehicular de San Miguelito, Veranillo y Villa Lucre.

Otro problema que viene acompañado de la buhonería informal es la venta al detal de cigarrillos, prohibido por la Ley 13 de 2008.

Omar Estribo, jefe de Saneamiento Ambiental de la Región de Salud de San Miguelito, explicó que las faltas más comunes de los dueños de estos negocios son no tener carnet de salud de manipulación de alimentos, locales instalados en servidumbre pública (puentes, aceras, estaciones del Metro), reutilización de los aceites y mal manejo del agua.

Una de las principales faltas es que los vendedores de verduras mantienen los productos en el piso.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código