demanda millonaria contra ´el universo´ en ecuador

Una condena, una lucha

La Sociedad Interamericana de Prensa expresó su repudio por el fallo que condena a un periódico a pagar 40 millones de dólares.

Hace 12 días un tribunal de apelaciones de Ecuador ratificó la sentencia de tres años de prisión y el pago de 40 millones de dólares en indemnización contra el exjefe de la sección de Opinión y tres exdirectivos del diario El Universo, en una condena por injurias en un proceso que instauró el presidente de ese país, Rafael Correa.

Fernando Estrudillo, subjefe de redacción del diario El Universo, en una entrevista telefónica con La Prensa, narró todo lo sucedido en este proceso, que ha sido calificado por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) como una “lesión a la libertad de prensa”.

El periodista precisó que en marzo de 2011 el presidente de Ecuador, Rafael Correa, demandó a El Universo por la columna de opinión llamada “No más mentiras”, publicada el 6 de febrero de 2011 y escrita por el hoy exeditor de Opinión Emilio Palacios.

En esa columna, Palacios hace referencia al incidente ocurrido el 30 de septiembre de 2010, cuando un grupo de policías se sublevó, y un hospital en el que el presidente Correa había pasado varias horas mientras se resolvía la crisis, fue atacado por la fuerza pública para facilitar su salida.

Palacios llama en su columna a Correa “dictador” y le recuerda al Presidente que “en el futuro, un nuevo Presidente, quizás enemigo suyo, podría llevarlo ante una corte penal por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente. Los crímenes de lesa humanidad, no lo olvide, no prescriben”, comentó el periodista.

Según el presidente Correa, el artículo de Palacios No a las mentiras contiene expresiones que lesionan su honor, su buen nombre y su dignidad, no solo personal, sino pública. Según él, Palacios lo ha acusado de haber cometido delitos muy graves, sin sustento ni pruebas.

Tras el fallo del Tribunal de Apelaciones –que confirmó la sentencia de prisión contra Emilio Palacios y los directivos Carlos Pérez Barriga, César Pérez Barriga y Nicolás Pérez Lapentti–, el presidente Correa salió complacido con la sentencia. “Se ratifica la sentencia. ¡Ganamos!”, escribió Correa en su cuenta de Twitter desde la Segunda Sala de lo Penal del Guayas, en Guayaquil, donde se leyó el dictamen.

El Presidente volvió a utilizar su cuenta de Twitter para expresar una vez más su satisfacción: “¡Nunca más los abusos de cierta prensa! ¡A defendernos con la ley en la mano!”.

Según Estrudillo, el mandatario Correa justifica su demanda en el hecho de que busca proteger su honor, pero tanto la comunidad nacional como la internacional han coincidido en que se trata de amedrentar a la prensa, y puede producir autocensura en los periodistas ecuatorianos.

El periodista advierte que la demanda marca una nueva jurisprudencia en la legislatura ecuatoriana porque, no solo están acusados el periodista Emilio Palacios y los directivos, sino la empresa como sociedad anónima.

También se acusa a los directivos de “coayudantes”, que es también una figura novedosa que ha causado mucha controversia en Ecuador, dijo el comunicador.

Los directivos de El Universo anunciaron que acudirán a la Corte Constitucional y a tribunales internacionales para apelar el fallo de la justicia ecuatoriana.

Estrudillo recuerda que Correa comenzó como un mandatario muy popular y con excelentes relaciones con los medios, pero, al cabo de poco tiempo, las críticas comenzaron a molestarle y los ataques a la prensa y a los periodistas fueron cada vez más constantes.

“Correa es muy sensible a la crítica, no le gusta que le lleven la contraria”, sostuvo el periodista.

Estrudillo comentó que lo ocurrido en Columbia University la semana pasada demuestra mucho el carácter de Correa. En esa ocasión, el chileno Carlos Lauria, coordinador del Comité de Protección de Periodistas, acusó a Correa de manipular la justicia para obtener millonarias indemnizaciones a su favor. “Usted es un mentiroso”, le respondió Correa a Lauria. “No le gusta que lo fiscalicen, pero para nosotros es una mayor razón para fiscalizar el poder”, dijo Estrudillo.

Es uno de los tantos mandatarios a los que, en 90 años que lleva de fundado El Universo, no les gusta lo que hemos dicho sobre ellos, agregó el periodista.

Interrogado sobre cuál es la situación en el diario tras la demanda y el proceso, Estrudillo comentó: “Hacemos un periodismo cumpliendo con nuestra comunidad. Además, los periodistas se sienten muy orgullosos de la postura que han tomando los directivos de El Universo”. “Hay adrenalina pura y mucha fortaleza”, subrayó.

Los empleados de El Universo se reúnen todos los jueves en una plaza de la ciudad para protestar por lo que está pasando. “Tenemos un compromiso muy intenso y todos coincidimos en lo que tenemos que hacer”.

Pero el diario El Universo y sus directivos no son los únicos que han sido demandados por el presidente Correa. Los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita enfrentan también una demanda por la publicación del libro Gran hermano, en el cual se refieren a los negocios y contratos que Fabricio Correa –hermano del Presidente– tenía con el Estado, y de los que el gobernante estaba al tanto.

REACCIONES EN PANAMÁ

Para el director de noticias de TVN, Guido Rodríguez, lo sucedido en Ecuador es “una aberración que refleja lo mal que anda la rendición de cuentas de la democracia ecuatoriana”.

Que una columna de opinión desencadene una demanda de 40 millones de dólares y tres años de prisión tanto para el periodista que lo escribió como para los directivos del periódico, demuestra el estado crítico de la independencia periodística y la libertad de expresión en Ecuador, sostuvo Rodríguez.

Al juicio de Rolando Rodríguez, director asociado del diario La Prensa, la demanda contra el diario ecuatoriano “es una forma burda de manipulación de la justicia con el fin de controlar los medios de comunicación”. Añadió que “seguramente, el precedente se convertirá en un arma que no dudarán en utilizar otros presidentes del mismo corte de Correa para amenazar y amedrentar a los medios y a periodistas independientes”.

Jean Marcel Chéry, director de El Siglo, considera que Correa “está usando un viejo recurso típico de los mandatarios con vocación dictatorial, que es el de tratar de silenciar a los medios y a los periodistas con querellas o demandas”. Añadió que es un “ataque brutal” a las libertades de expresión e información en Ecuador y a su sistema democrático.

Señala que también demuestra la “influencia” que tiene Correa en los otros órganos, “los cuales usa para tratar de erradicar al periodismo independiente”.

“Todos los que creemos en la democracia debemos condenar estas prácticas tiránicas y solidarizarnos con los periodistas y el pueblo ecuatorianos. Ojalá que pronto acaben esas aventuras dictatoriales en nuestros países latinoamericanos”, concluyó Chéry.

Un análisis de la realidad panameña

El analista político Mario Rognoni dijo que en Panamá el foco principal del conflicto entre el presidente, Ricardo Martinelli, y los medios, es que él ha sido muy sensible a las críticas y denuncias. Al mismo tiempo hace hincapié en que en Panamá aún no hay una crisis de libertad de expresión.

“En todo momento ha habido libertad, solo que algunos periodistas se han sentido afectados por temor y presiones, pero nunca se perdió la libertad de prensa”, sostiene Rognoni. Considera que la idea de una nueva ley de prensa es “innecesaria”. Indicó que los dueños de medios de comunicación no pueden seguir buscando audiencia y ratings sin evaluar el impacto que los medios tienen en la ciudadanía panameña.

Para Rafael Candanedo, vicepresidente del Fórum de Periodistas, “el presidente Martinelli ha demostrado en su ejercicio del poder un nulo compromiso con el ejercicio del periodismo independiente, la libertad de expresión y otros derechos humanos”, dijo. Agregó que alineados en esa doctrina se encuentra la mayoría de sus ministros y sus principales asesores. Indicó que mientras la propaganda y la publicidad sustentan el régimen de Martinelli, con un abultado presupuesto que financia su producción y difusión, se fortalece la consigna de tildar de enemigo al periodismo independiente.

“Panamá atraviesa por una crisis de libertad de expresión, con tendencia a agravarse”, aseguró el catedrático. Los signos son diversos y proceden de varios bastiones del poder: el Ejecutivo hostiga, presiona, expulsa, intimida, activa el pele police y ordena auditorías “exprés” a quien manifiesta independencia de criterio del discurso oficial, agregó. El ministro de la presidencia, Demetrio Papadimitriu, ha reiterado que el gobierno reconoce que los medios juegan un papel clave en la democracia, y que está a favor de la libertad de expresión.

María Cristina Ramírez

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código