RECORDATORIO

¿Cómo no creer en Dios?

Fernando ‘Fer’ Moreno Cupas

Temas:

Qué belleza vivir una ceremonia religiosa de acción de gracias por la vida, alegría, paz y mucho amor.

Así fue la preciosísima eucaristía, celebrada el pasado sábado, con motivo del sepelio de mi sobrino, Fernando Fer Moreno Cupas. Desde que se inició, con el canto de entrada ¿Cómo no creer en Dios?, ya nos ponía en sintonía para todo el regalo que vendría.

La homilía de nuestro arzobispo, monseñor José Domingo Ulloa, fue un mensaje claro de unidad y amor, en el que no cupo la pregunta: ¿Por qué, Señor?, sino ¿para qué, Señor?

Sus amigos, primos y mis sobrinos, Ricardo Alberto y Juan Francisco, al final de la celebración pudieron expresar sus vivencias con Fernando, así como su testimonio del profundo amor que compartieron con él y el de su prometida, nuestra querida sobrina Begoña.

Quiero resaltar en estas líneas las palabras, tanto al inicio como al final de la ceremonia religiosa, de mi cuñado Rodrigo, quien hizo un recuento de la vida de Fer, resaltando el amor y la unidad de la familia.

Estos casi dos años de lucha que sostuvo Fernando contra el cáncer, y que supo de su gravedad en todo momento, no lo doblegaron a él ni a sus padres, Fátima y Rodrigo, que abandonaron todo para dedicarse por entero a este combate, dándonos un testimonio de fe y fortaleza.

La solidaridad y la unidad en la oración, eucaristías, rosarios y vigilias fueron, sin lugar a dudas, las armas que les dieron la fuerza y la esperanza para vivir cada día en la voluntad del Señor.

¿Cómo no creer en Dios? Y es que todo tiene sentido desde el marco de la fe, porque seguimos a un Dios vivo, que murió por todos, pero la gran noticia es que resucitó, y todos resucitaremos, porque la muerte ya fue vencida por Jesucristo.

¿Cómo no creer en Dios?

Hoy te puedo decir, sobrino, desde lo más profundo de mi corazón y con lágrimas en mis ojos, de alegría, no de tristeza, que tu legado de amor, fortaleza, paz y alegría por la vida dará muchos frutos en nuestra juventud y, por supuesto, en aquellos no tan jóvenes.

Disfruta de ese cielo merecido, donde algún día, con la misericordia de Dios, nos encontraremos para contemplar, juntos, el rostro de Cristo celebrando su amor.

¿Cómo no creer en Dios...?

Tu tío, Manolo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

23 Abr 2017

Primer premio

1 2 0 3

ABCA

Serie: 10 Folio: 1

2o premio

9874

3er premio

6335

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código