crisis en LATINOAmÉRICA

La débil democracia latina

El segundo panel denominado ‘Debilidad institucional, un lastre para América Latina’, fue uno de los más polémicos durante la reunión de medio año de la SIP.

Temas:

Luis Moreno Ocampo, exfiscal de la Corte Penal Internacional (Izq.); Danilo Arbilla, periodista uruguayo (Cto.) y Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la OEA. Luis Moreno Ocampo, exfiscal de la Corte Penal Internacional (Izq.); Danilo Arbilla, periodista uruguayo (Cto.) y Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la OEA.
Luis Moreno Ocampo, exfiscal de la Corte Penal Internacional (Izq.); Danilo Arbilla, periodista uruguayo (Cto.) y Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la OEA.

La falta de independencia de los poderes públicos, las turbulencias políticas y la ausencia de transparencia que contamina la democracia latinoamericana y afecta la libertad de expresión, fueron los temas abordados en el panel “Debilidad institucional, un lastre para América Latina”, moderado por Danilo Arbilla, del semanario Búsqueda de Uruguay, en el tercer día de la reunión de medio año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA) y quien participó como panelista, describió la situación de la democracia en la región como “un desafío”.

“La democracia hay que definirla de una forma realista”, afirma. América Latina tiene regímenes democráticos desde hace 30 años, destacó.

Además, señaló que en la democracia moderna, “de algún modo hemos recuperado el derecho a elegir a los gobernantes”.

Sobre el nuevo cargo como relator, hizo una breve reflexión de su antecesora, Catalina Botero, con quien ha tenido una buena transición. Sin embargo, “nunca me dijo lo asfixiante que sería la profesión”, dijo a manera de broma.

Lanza lamentó los casos contra los periodistas, como asesinatos, agresiones, encarcelamientos y persecusiones.

“Es fácil perder el aliento... cuando pasan estas cosas”. Manifestó que le gustaría poder dedicar más tiempo a temas como la libertad de expresión en internet, pero al ver los problemas en Latinoamérica, debe enfocar su labor en llamar la atención a los Estados sobre sus obligaciones.

Al ser cuestionado sobre la relación de la Relatoría con la Secretaría de la OEA, explicó que cada oficina “tiene su autonomía”.

“Es cierto que nuestra democracia está sufriendo”. Pese a ello, consideró que todos los latinos tienen la responsabilidad de denunciar estas situaciones.

En el caso específico de la prensa, aseguró que se debe alzar la voz contra los ataques en los organismos en pro de la protección de los derechos humanos.

Lanza dijo que desde 2013 la Comisión de los Derechos Humanos de la OEA recibió gran cantidad de denuncias sobre hostigamiento de los operadores de justicia.

En tanto, Luis Moreno Ocampo, exfiscal de la Corte Penal Internacional de Argentina y otro de los panelistas, explicó que hay lugares donde la opinión se quiere imponer, generando obstáculos desproporcionados al sistema democrático moderno con 30 años de existencia.

Citó los ejemplos de varios Estados que quieren borrar la frase “libertad de expresión” como componente sustantivo de la democracia y vaticinó que Panamá, como país sede de la Cumbre de las Américas, tendrá una difícil labor por delante.

Moreno Ocampo le preguntó al público si consideraba que los gobiernos estaban afectando la libertad de expresión, a lo que la mayoría de los participantes estuvo de acuerdo. Salvo algunos afirmaron que en cinco años la situación estará mejor.

Expresó que el poder articulado radica en la prensa. Por esta razón, el Ejecutivo acorrala a la prensa independiente con nuevas leyes, logrando tener hegemonías institucionales.

Indicó que los pocos medios independientes que critican a los gobiernos tienen que defenderse de la arremetida gubernamental.

Moreno Ocampo generó críticas del público, sobre todo, de algunos venezolanos, quienes aclararon que la situación en su país no es así.

“Para denunciar algo en Venezuela tiene que tener una prueba definitiva, ya no se considera inocente hasta probado lo contrario, sino pregúntele a Leopoldo López”, señaló uno de los asistentes.

Otro explicó que los medios oficiales son los únicos que llegan a la mayor parte del país.

Moreno Ocampo siguió con su disertación y narró su experiencia de WikiLeaks, lo cual, según él, transformó el debate y dio dinámica a la libertad de expresión.

Señaló que, tres meses después que se filtraron los cables de WikiLeaks, oficiales estadounidenses fueron a preguntarle por una denuncia que él había hecho del presidente de Sudán y presunto criminal de guerra, Omar Al Bashir, y la suma de $9 mil millones depositados en un banco en el extranjero.

Otro ejemplo citado fue el de la cadena de televisión norteamericana Fox, en la que “no importan los hechos, siempre tiene la misma opinión”. “Eso no segmenta, hace que las instituciones que manejan la información no den la verdad porque han adoptado una posición política”, advirtió.

Ante ello, Catalina Botero, a quien se le entregó el Gran Premio Chapultepec 2014, se levantó y dijo que en América Latina “necesitamos más pluralismo y menos estigmatización”.

Le siguió otro participante, quien destacó que le parecía legítimo que un medio privado tuviera un público particular, pero no que un medio público tuviera una audiencia facciosa.

Moreno Ocampo respondió que, en muchos casos, aquellos que le llevan la contraria a un gobierno terminan encarcelados, agredidos físicamente o pueden llegar a perder sus vidas. Entonces, ¿un medio se debe amoldar a la presión de un gobierno?, preguntó.

“Mientras los sectores más populares reciban algo no les importa la libertad de expresión. Es un riesgo que los medios de comunicación deben entender, que es una trampa de los gobiernos”, indicó.

Por eso propuso reflexionar sobre la duda de las dictaduras que han tenido los países de la región, si cayeron porque los medios se resistieron o no tuvieron nada que ver.

Además, manifestó que el abuso del poder será un problema permanente, por lo que se necesitan medios que no representen un sector, sino las instituciones públicas.

Al concluir la sesión –una de las más largas y polémicas de la reunión– Arbilla destacó que la sala estaba más llena, en comparación a lo vacío de un inicio.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código