Enganche. La moda y la obsesión con la delgadez.

La flaqueza de la moda

Actualmente uno de los puntos débiles en esta industria es el canon de belleza casi imposible de cumplir que exhibe.

La batalla con la bulimia comenzó hace 10 años para la diseñadora de 22 años. “Nunca fui gordita hasta que me desarrollé. Yo quería poder comer de todo; a la edad de 12 años pesaba 140 libras, y mi mamá y mi abuela no me dejaban comer nada. No comía en la escuela y cuando llegaba a casa hartaba lo que veía”, relata.

Cuenta que ver revistas de moda “me entristecía. No resultaban ser una motivación, sino que me hundían más”.

La psicóloga María Eugenia Despaigne de Martín indica que la moda “influye, mas no es la causa” de trastornos alimenticios como la anorexia. “Estas son genéticas, psicológicas y sociales. La moda tiene que ver con la causa social del trastorno, la presión social hacia la delgadez; pero ver a una modelo muy delgada no causa un trastorno de alimentación, aunque lo refuerza”.

Según la psicóloga, la persona debe “tener una vulnerabilidad psicológica” para desarrollar un desorden alimenticio. Explica que “esto tiene base en la familia, en la relación de los padres con los hijos, en la aceptación incondicional del hijo de su cuerpo y cómo se ve”.

Ella siente que su desorden alimenticio fue “culpa de mis familiares y el mal manejo de la nutrición”.

Comenta que le costó mucho superarlo, “desde volver a comer hasta dejar de tomar anorexígenos”.

dentro de la industria

También advierte de que quienes trabajan en la moda están influenciados de forma diferente por esta. “Hay un requisito físico para poder estar en este medio. Si tienes inseguridades y vulnerabilidades psicológicas es muy fácil desarrollar un trastorno de alimentación”.

La presión es más fuerte en las capitales de la moda, como Nueva York, donde trabaja desde hace cuatro años la modelo panameña Shey Ling Him. “Las medidas son más pequeñas. Hay muchísima competencia y uno debe adaptarse a cada tipo de empleo para conseguir más. Trabajos para diseñadores high fashion requieren medidas pequeñas, muchas veces extremas. Pero también hay quienes piden tallas más grandes”, dice vía correo electrónico.

Su agencia de modelaje neoyorquina nunca le ha pedido bajar de peso, pero comenta que algunos clientes sí se lo hacen saber con comentarios indirectos. Him dice que siente la presión cuando trabaja para marcas con piezas más pequeñas. En estos casos, “trato de ir al gimnasio bastante, comer mejor y menos, pero de vez en cuando me doy mis gustos”. Una vez un cliente la elige, rechazar el trabajo por la talla de la ropa no es una opción, comenta la modelo. Pero también aclara que no siempre enfrenta esta situación, porque si al cliente no le gusta el peso de la modelo, no la selecciona.

Este tipo de preparación, señala la psicóloga de Martín, puede ser peligrosa para la modelo si al finalizar una dieta rigurosa se atraca de comida debido al hambre.

Indica Him que para ella la clave está en tener presente que “lo más importante es estar en forma y saludable”.

Puede que la industria de la moda no cause desórdenes alimenticios, pero sí vende una fantasía basada en mujeres delgadas que son producidas y retocadas para lucir “perfectas”. Algo que no es un ideal a alcanzar, sino una ficción.

Una iniciativa saludable

En mayo de este año las editoras de las 19 versiones internacionales de la revista Vogue acordaron trabajar solo con modelos de aspecto sano y mayores de 16 años, a partir de las ediciones de junio. Esta iniciativa busca promover una imagen corporal saludable.

El cambio fue evidente en la portada de la edición de Estados Unidos, que contó con tres atletas en un especial de los Juegos Olímpicos, y la de Italia en la que figuró la actriz Isabella Rossellini. En las ediciones de otros países se mostró a la típica modelo delgada, mas no de aspecto famélico.

El acuerdo también busca incentivar a los diseñadores a replantear la talla de las piezas de muestra, para que las modelos no tengan que ser extremadamente delgadas; y a los productores a crear un ambiente más saludable tras bastidores, con opciones de comida sana y derecho a la privacidad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código