ENCUESTA DE MERCADO LABORAL DE LA CONTRALORÍA

Se fortalece el papel de la mujer como proveedora

Cifras oficiales indican que 328 mil mujeres son jefas de hogar en Panamá. Expertos solicitan la creación de políticas dirigidas a este sector.

De lunes a sábado, antes de que la noche acabe y el sol caliente la mañana, Kenia toma un autobús para ir desde su casa, en Tocumen, hasta algún punto de la ciudad.

Aunque nació en Ocú, provincia de Herrera, esta mujer de 51 años tiene espíritu suizo.

Llueva, truene o relampaguee, Kenia siempre se las arregla para llegar antes de las 7:30 a.m. a las diversas casas de San Francisco o Costa del Este, donde trabaja como aseadora.

Cabeza de un hogar compuesto únicamente por ella y su hijo de 22 años, esta mujer es una de las 328 mil damas que en todo el país son el principal sustento económico de sus familias.

Esta última cifra proviene de la encuesta de mercado laboral de la Contraloría General de la República, en la que se indica que el 31.8% de los hogares del país tiene a una mujer desempeñando este rol.

De acuerdo con el documento oficial, en total en Panamá hay un millón 32 mil hogares.

Durante los últimos ocho años, la participación de la mujer como jefa de hogar ha registrado un crecimiento de 5 puntos porcentuales, ya que en 2004 este índice era de 26%.

Para esa fecha, a lo largo y ancho del territorio nacional había 429 mil mujeres trabajando, 204 mil de las cuales eran cabeza de familia.

Hoy en total son 666 mil las féminas que son económicamente activas, añade este informe publicado por la Contraloría a principios de este año

diversidad de causas

Para Juana Cooke, directora de la Asociación Panameña para el Planeamiento de la Familia (Aplafa), una mujer es cabeza de familia por varias razones.

“Puede ser ella la que genere la mayor cantidad de ingresos en el hogar o que no tenga un compañero y críe a sus hijos sola, bien sea por viudez, divorcio, separación o abandono”, explica.

Dentro de esta categoría también se encuentran las mujeres que tienen familia extensa y compleja, con varios grupos familiares, pero que entre todos sus integrantes se apoyan y pocos tengan ingreso a través de un trabajo formal.

“El concepto de cabeza de familia responde a un complejo hecho social que refleja la mayor incorporación de la mujer a la fuerza laboral. También existe la posibilidad de que se trate de mujeres solteras profesionales que vivan con familias grandes, pero son consideradas cabezas por su entorno”, agrega.

A juicio de Cooke, el incremento registrado no debe ser considerado ni bueno ni malo. “Lo que se debe es comprender el fenómeno y sobre todo legislar y diseñar políticas públicas tendientes a reconocer ese hecho”, señala la directora de Aplafa.

En este sentido cree que el Estado y el sector privado deben impulsar proyectos como la licencia de paternidad, guarderías en las empresas, horarios flexibles para las mujeres jefas de familia y transporte gratuito para hijos de colaboradores.

En esta línea de pensamiento coincide Toribia Venado, subdirectora del Instituto Nacional de la Mujer.

Para ella, es indispensable que el Estado inicie políticas asistenciales para remunerar el trabajo de las amas de casa, labores que contribuyen con el desarrollo efectivo de la economía.

Además, en la citada encuesta 429 mil féminas dijeron ser ama de casa y no ser económicamente activas por esta causa.

En tanto, para el criminólogo Tirso Castillo, miembro del equipo de investigadores del Observatorio de Violencia del Sistema Nacional Integrado de Estadística Criminal, en muchas ocasiones la mujer se convierte en cabeza de familia por el abandono de su pareja.

“Muchas están desempleadas y esto obviamente es un catalizador a la criminalidad”, manifiesta el criminólogo.

Aclarando que no quiere generalizar, Castillo refiere que en Panamá hay hogares donde una mujer es el principal proveedor y sus hijos se relacionan con delincuentes para convertirse en los “hombres de la casa”.

MADURAS EMPLEADAS

De igual modo, el consultor en reinserción y autogestión sostenible, René Quevedo, indica que el aumento de cinco puntos registrado en el porcentaje de jefas de familia coincide con la mayor incorporación al mercado laboral de damas mayores de 40 años.

En este caso, el número de damas mayores de esta edad con empleo pasó de ser 177 mil en el año 2004 a 296 mil en 2012.

Sin embargo, la socióloga Rubiela Sánchez cree que los incrementos registrados no son indicativos de que el país tenga una sociedad más equitativa.

“De hecho, los trabajos a los que (las mujeres) están accediendo son más informarles o de salarios que no alcanzan para nada”, apunta la socióloga.

Este comentario coincide con un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, en el que se revela que las mujeres con 13 o más años de estudios ganan 25% menos dinero que los varones con la misma escolaridad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código