PEDIRÁN INVESTIGACIÓN

Otra grave denuncia contra el presidente de la Corte

Un exabogado del presidente Ricardo Martinelli revela supuestos hechos graves que involucran otra vez al exprocurador Ayú Prado.

Rosendo Rivera –hasta hace unos meses abogado del presidente Ricardo Martinelli– reveló al diario La Estrella que en junio de 2012, el hoy magistrado presidente de la Corte Suprema de Justicia y en ese momento Procurador General de la Nación, José Ayú Prado, respondió un cuestionario que había sido dirigido al gobernante por la Fiscalía Séptima de Circuito, tras una denuncia que este interpuso contra la dirigente opositora Balbina Herrera.

El caso guarda relación con el proceso que se le siguió a Herrera por divulgar correos electrónicos entre Martinelli y el delincuente italiano Valter Lavítola, relacionados con presunta corrupción internacional en la adjudicación de contratos millonarios del Gobierno de Panamá a empresas italianas.

En entrevista concedida ayer a este diario, Rivera dijo que él supo que Ayú Prado había resuelto el cuestionario cuando el administrador de la Autoridad de Turismo (ATP), Salomón Shamah, se lo comunicó en sus oficinas el 24 de junio de 2012.

“Esto me molestó. Él [Shamah] me dijo que no tendríamos problemas porque el cuestionario solicitado por la Fiscalía Séptima lo había resuelto el propio Procurador”, sostuvo Rivera, al tiempo que advirtió sobre la gravedad de esta situación.

El cuestionario constaba de 12 preguntas; todas relacionadas con dos cuentas de correos electrónicos que tenía el mandatario: una institucional y otra personal, en las que intercambió información estatal con Lavítola.

A juicio del abogado, no había necesidad de esta “injerencia”, porque el proceso seguido contra Herrera estaba bien llevado y en ese momento no tenía la menor duda de que la dirigente del PRD sería llamada a juicio.

Rivera –que también ha sido abogado de Shamah y de la ministra de Trabajo, Alma Cortés– narró que tras este incidente se comunicó con Martinelli y este le manifestó que desconocía la situación.

“Sinceramente, creo que él no sabía, pues a su alrededor hay personas las que les gusta ganar gracia”, contó el abogado, tras asegurar que esta acción –sumada a otras que se escuchan en los corrillos judiciales– le sirvieron a Ayú Prado para llegar a la Corte Suprema.

´NADA POLÍTICO´

El abogado hizo hincapié en que no habló en su momento porque llegó a un acuerdo con Martinelli y el propio Shamah de que “no intervendrían más en el caso contra Herrera”.

El acuerdo también excluyó la “intromisión” en la querella civil de 30 millones de dólares que interpuso Martinelli contra el vicepresidente, Juan Carlos Varela, por supuestas ofensas a su honor.

Varela pidió públicamente una investigación por el escándalo de Finmeccanicca a fin de determinar si el mandatario habría cobrado coimas con Lavítola, pero Martinelli, posteriormente, desistió de esta querella.

Rivera también aclaró que su testimonio no tiene matiz político y lo único que pretende es que estas “injerencias” en el sistema judicial cesen de una vez y que se investigue a los señalados.

Sin embargo, esto último lo puso en duda porque “los mismos que tienen que investigar son los denunciados”, subrayó.

Lamentó que los gremios y la ciudadanía hayan dejado solo al exjuez cuarto penal Alexis Ballesteros, quien tuvo la valentía de denunciar actos de corrupción al más alto nivel del sistema judicial.

“Si no hacemos algo ahora y dejamos al exjuez luchar solo contra un monstruo, se volverá a repetir”, advirtió.

Lo actuado por el exjuez Ballesteros –explicó Rivera– lo llevó a tomar la decisión de dar a conocer públicamente las actuaciones de Ayú Prado en complicidad con Shamah ( ver nota relacionada).

“Sé que hay muchas personas que tienen conocimiento de estas anomalías y si todos nos atrevemos a denunciar estas ilegalidades, podremos adecentar el sistema de justicia”, comentó.

A su vez, dejó claro que no tiene enemistad alguna con Ayú Prado. Tampoco con Shamah, quien no respondió los mensajes que este medio le dejó en su celular.

El jurista no confirmó ni negó que el administrador de la ATP haya “intervenido” en otros procesos en los que él actuó como su abogado. “Para nadie es un secreto que Ayú Prado fue llevado a la Corte por Shamah”, agregó.

SURGEN LAS PRESIONES

Tras estas revelaciones, dadas a conocer inicialmente por el diario La Estrella, el abogado Rivera denunció haber recibido ayer dos llamadas telefónicas de “activistas” del gobierno que le advirtieron que “cuidara sus espaldas”.

El abogado prefirió no revelar la identidad de esas personas y resaltó que [por ahora] no le hará casos a esos “necios”, y cuando sienta su seguridad en peligro, acudirá a las autoridades a esperanza de que se accione la mano de la justicia.

INVESTIGACIÓN

En tanto, la próxima semana, el presidente del Colegio Nacional de Abogados, José Álvarez, solicitará al Ministerio Público que inicie una investigación sobre la “grave” denuncia de la posible injerencia del Ejecutivo en el Órgano Judicial.

Consideró que la denuncia hecha por Rivera es “una muestra fehaciente de lo grave que está la administración de justicia” en el país, y dijo que es precisamente por ello, que la población “ha perdido la fe” en este organismo.

A juicio de Álvarez, la Corte debe empezar una “limpieza” de sus miembros. Sin embargo, es pesimista en que se logre una depuración porque “si no hay cambio de gobierno, esto va a ser peor en el futuro”.

Álvarez mantiene la posición sobre que los miembros del Órgano Judicial “deben ser valientes para tomar decisiones, que no sean genuflexos ni que reciban instrucciones de otros órganos del Estado”.

La excandidata presidencial del Partido Revolucionario Democrático (PRD) Balbina Herrera también pidió a la procuradora Ana Belfon hacer una investigación de oficio.

“Aquí no solo hay un problema ético de Ayú Prado, sino que hay un delito. ¿Cómo es que el [entonces] Procurador, que debe proteger a los ciudadanos, puede declarar a nombre del presidente Martinelli y que Shamah diga que no había ningún problema?”, se pregunta.

Herrera fue condenada a tres años de prisión e inhabilitación de funciones por la denuncia que le interpuso Martinelli, pero en octubre pasado, el Presidente le concedió la “rebaja total de la pena”, aunque Herrera rechazó el indulto.

La abogada de Herrera, Samira Gonzaine, informó que la próxima semana presentará un incidente de nulidad en este caso en el que se ha visto afectada la defensa de su cliente.

Víctima de amenazas

Por temor a perder la vida, el exjuez Alexis Ballesteros se mantiene desde abril pasado en la clandestinidad, tras haber denunciado supuestas presiones del Ejecutivo y de sus superiores en la Corte Suprema de Justicia para que fallara contrario a derecho en varios procesos judiciales. Ballesteros denunció que fue presionado por haber revocado el archivo del proceso seguido contra cinco trabajadores de la empresa Transcaribe Trading, que bloquearon la sede de los diarios La Prensa y Mi Diario en 2012. La última vez que se le vio públicamente al exjuez del Cuarto de Circuito Penal fue en el noticiero de Telemetro Reporta, donde denunció ser víctima de persecución y amenazas contra su integridad física. “En estos momentos siento temor. Yo, lastimosamente, no quiero hablar más. Ustedes ganaron”, dijo Ballesteros, refiriéndose a las fuentes de las amenazas.

 El exjuez mostró fotografías dejadas en su vehículo con imágenes de una operación de seguimiento. Una fuente cercana a Ballesteros aseguró que familiares de este habrían recibido un papel en el que aparecía el rostro del exjuez con una suma de dinero como precio por su vida.

El presidente del Colegio Nacional de Abogados, José Álvarez, dijo que es “muy preocupante” la situación, por lo que en su momento este gremio solicitó una investigación “hasta las últimas consecuencias” al Consejo Judicial, que aglutina a tres magistrados de la Corte y a los procuradores de la Nación y Administración.

En marzo pasado, el abogado de Ballesteros, Alberto Reyes, interpuso una denuncia penal en la Asamblea Nacional en contra de los magistrados José Ayú Prado, Alejandro Moncada Luna, Wilfredo Sáenz y Secundino Mendieta, por presunto abuso de autoridad y tráfico de influencias. En la denuncia se incluye a Salomón Shamah, administrador de la Autoridad de Turismo de Panamá. Sobre este caso, el presidente Ricardo Martinelli ha dicho haber recibido información de abogados, según la cual, “ese es un juez que ayudaba mucho a los narcotraficantes... pero en verdad yo no sé ni tengo nada que ver con eso”, a pesar de haber sido mencionado por Ballesteros como una de las personas que ordenó las presiones sobre él.

EREIDA PRIETO-BARREIRO

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código