El ISTMO. CENTRO POLÍTICO REGIONAL

Las habas de Panamá

El Congreso Anfictiónico, la reunión de 1956, el Grupo de Contadora y la Cumbre han puesto al país en el epicentro político.

Temas:

El encuentro de los presidentes Barack Obama, de Estados Unidos, y Raúl Castro, de Cuba, marcó un nuevo rumbo en las relaciones de estas dos naciones. El encuentro de los presidentes Barack Obama, de Estados Unidos, y Raúl Castro, de Cuba, marcó un nuevo rumbo en las relaciones de estas dos naciones.
El encuentro de los presidentes Barack Obama, de Estados Unidos, y Raúl Castro, de Cuba, marcó un nuevo rumbo en las relaciones de estas dos naciones.

Mucho antes de establecer su vida republicana –77 años antes de Manuel Amador Guerrero y sus compinches–, el istmo de Panamá ya lograba sus primeros roces como punto importante en la toma de decisiones continentales. Se cocinaron habas, dirían algunos.

Al ser un lugar claramente estratégico en la geografía de América, Simón Bolívar eligió a Panamá para convocar una cumbre en la que se crearía una liga de naciones unificada en el continente. El Congreso Anfictiónico, como se le denominó después, no tuvo mayores repercusiones políticas, mas sí anecdóticas de lo que podía llegar a representar el istmo.

La Cumbre de las Américas de hace unas semanas, casi 200 años después de los sueños bolivarianos, volvió a dar relieve al ideal político regional que puede llegar a ser Panamá. En el medio de estos dos congresos, sin embargo, hubo inconsistencia en términos geopolíticos difícil de zanjar con un encuentro histórico en Atlapa.

VISIÓN BOLIVARIANA

En su famosa Carta de Jamaica, en 1815, Bolívar escribió desde el exilio sus sueños de convertir al istmo panameño en la cabecera de la gran y potente unión latinoamericana. Una especie de istmo de Corinto, en Grecia, cuya labor histórica ha sido unir la parte insulary continental de esta civilización.

Ya con el poder desde Caracas, el libertador convocó a los países de la región a Panamá. La mayoría asistió, otros no mostraron interés –Estados Unidos, por ejemplo–. Si bien al finalizar el encuentro quedaron varios temas escabrosos que impidieron encaminar la discusión hacia la definitiva unión, como los pleitos fronterizos y la imposición de aranceles, en términos generales se aceptaron adoptar disposiciones importantes en la América liberada de los españoles.

En 1956, 130 años después de este encuentro, y precisamente para celebrar este aniversario, la Organización de Estados Americanos convocó en Panamá una reunión de jefes de Estado en el istmo. Esta vez, todos respondieron al llamado, y el grupo de líderes continentales –compuesto en su mayoría por dictadores militares– se concentró en el istmo.

Al concluir el encuentro, se adoptó la Declaración de Panamá, en la que se instaba a promover la libertad humana y aumentar el nivel de vida. Los dictadores firmaron gustosos. La reunión también ayudó a establecer las bases para la creación del Banco Interamericano de Desarrollo.

Precisamente, esta reunión y una en Uruguay, 11 años después, fueron los primeros pasos de lo que luego evolucionó a Cumbre de las Américas.

TODO POR LA PAZ

En 1983, México le propuso a Colombia una reunión de los líderes regionales para tratar el tema de la paz. En aquel momento, gran parte de América Central, y de Colombia, estaba inmersa en procesos armados que desgastaban sus cimientos.

En enero de ese año, Colombia, México, Venezuela y Panamá fueron los fundadores del Grupo Contadora, que se reunió en la isla Contadora para debatir sobre temas de desarme y pacificación, lo que produjo que meses después altas autoridades centroamericanas se comprometieran a buscar la seguridad regional y la cooperación económica.

Luego, este grupo pasó a llamarse Grupo del Río y finalmente Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Este año, Panamá volvió a estar en el centro de la política regional al albergar una cita en la que participaron juntos Estados Unidos y Cuba por primera vez después de la revolución encabezada por Fidel Castro en 1959, que derrocó al dictador Fulgencio Batista.

Precisamente, las cámaras se dedicaron más a perseguir los encuentros entre Barack Obama y Raúl Castro, que el fondo mismo de la Cumbre.

Incluso, al final de la cita no hubo una declaración conjunta. Pese a que todos los países estaban dispuestos a firmarla, unos párrafos añadidos a última hora por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, causaron retractación masiva. Es decir, rompieron la unificación. Casi exactamente lo opuesto a lo que proclamó el libertador Simón Bolívar en Panamá 189 años atrás.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código