Css DARÁ A CONOCER RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN ESTE LUNES

´A mi hija la mató lo que le inyectaron en el hospital´

La madre de uno de los bebés fallecidos en el Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid solicita investigar los medicamentos de la CSS.
PESQUISA. Ayer, la doctora Yilani Bernardo, con la foto de su hija recién nacida, acudió a la Fiscalía Auxiliar para rendir declaración sobre lo sucedido en el Complejo Hospitalario de la Caja de Seguro Social. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga PESQUISA. Ayer, la doctora Yilani Bernardo, con la foto de su hija recién nacida, acudió a la Fiscalía Auxiliar para rendir declaración sobre lo sucedido en el Complejo Hospitalario de la Caja de Seguro Social. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga
PESQUISA. Ayer, la doctora Yilani Bernardo, con la foto de su hija recién nacida, acudió a la Fiscalía Auxiliar para rendir declaración sobre lo sucedido en el Complejo Hospitalario de la Caja de Seguro Social. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga

Con lentes oscuros para combatir una migraña y ocultar sus ojos color café, pero rojos de tanto llorar, ayer en la mañana la doctora Yilani Bernardo acudió a la Fiscalía Auxiliar de la República a rendir declaración.

Esta médica general graduada en la Universidad de Panamá es la madre de Noeli, una de los ocho bebés que fallecieron en circunstancias aún no explicadas en los últimos 20 días en la sala de Neonatología del Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid de la Caja de Seguro Social (CSS).

Bernardo es madre de dos niños de 11 y 5 años de edad. Actualmente se desempeña como directora del centro de salud del Ministerio de Salud en el distrito de Chimán, en Panamá este.

El pasado 5 de junio, tras ocho meses de gestación, el ginecólogo que controlaba su embarazo le recomendó no viajar desde su casa en Tocumen hasta Chimán, porque en la travesía debía montarse en una lancha durante dos horas.

Al ser médica y madre, la doctora Bernardo se hizo durante las 32 semanas que duró su embarazo múltiples exámenes de salud, los cuales descartaron que su hija tuviera enfermedades congénitas.

“El 8 de junio de este año sentí las contracciones, y sabiendo que mi bebé sería prematura decidí irme para el complejo hospitalario. Esa es la mejor sala de Neonatología del país”, aseguró.

Al hablar de su hija, conjuga los verbos en presente, como si Noeli aún estuviera viva. Sin embargo, segundos más tarde, al darse cuenta de lo que dice, se corrige a sí misma y continúa su explicación en pasado.

ESTABA SANA

“Yo tuve a mi bebé por parto natural. A ella la metieron en la incubadora, le colocaron una sonda, respirador, medicamentos y nutrición parenteral a través de la vena”, enumeraba.

En dos horas de declaraciones a la Fiscalía Auxiliar, Bernardo contó que al nacer Noeli le hicieron la prueba Apgar, un test médico utilizado para conocer el estado de salud de los recién nacidos.

“Ella sacó 9/9. Es decir la máxima puntuación, lo que quiere decir que estaba sana. Las frecuencias cardiaca y de respiración estaban perfectas. Su piel era rosada y su llanto vigoroso. Pesó cuatro libras con una onza, lo cual está dentro de lo normal para una niña de 32 semanas”.

“A los tres días de nacida, Noeli mejoró tanto que los médicos comenzaron a darle leche materna y le quitaron la ventilación. Sin embargo, a la siguiente noche (11 de junio) de repente la niña comenzó a empeorar rápidamente”, contó la madre.

“Cuando la visité, noté que la niña sangraba por la sonda orogástrica (utilizada para comer) y por el tubo de la endotráquea (usado para respirar). Enseguida comencé a chatearles a mis amigos para que vinieran a donar sangre porque mi hija se estaba desangrando”, cuenta.

Pese a los esfuerzos del personal médico y de enfermeras del Complejo Hospitalario de la CSS, el cuadro clínico de Noeli continuó empeorando.

Las plaquetas bajaron y la niña no paraba de perder sangre. Finalmente la noche del 15 de junio, Noeli dejó de respirar.

“Cuando fui a retirar el cuerpo, los doctores me dijeron que no podía hacerlo porque había casos similares al de mi hija. Tenía que esperar a que le hicieran la autopsia para poder enterrarla”, añadió mientras sostenía una foto de su hija tomada cuando estaba en la incubadora.

MURIERON GEMELOS

11 días después de la muerte de la bebé, el pasado miércoles 26 de junio la doctora Bernardo coincidió en la Fiscalía Auxiliar con la madre de otros dos niños que fallecieron en el Complejo Hospitalario de la CSS.

Es una maestra que ejerce en la provincia de Darién, que tras 12 años de estar tratando de quedar embarazada, dio a luz a dos gemelos varones a principios de junio. “Ambos murieron en la sala de Neonatología en las mismas circunstancias que mi hija... desangrados”, indicó ayer Bernardo acerca de esta profesora, con la que comparte el dolor de haber perdido a un ser querido.

“Mi hija nació sana, la mató lo que le inyectaron en el hospital. Las autoridades deben investigar si se respetaron los parámetros de farmacovigilancia y buenas prácticas de manufactura de los medicamentos que les suministraron a los niños”, dijo. Su voz y rostro eran una mezcla de desconsolación e impotencia.

Su padre, Gilberto Bernardo, escuchaba las declaraciones de su hija y dijo: “no te imaginas lo difícil que fue darle la noticia a los hermanitos de Noeli. Yo mismo fui el que armó la cuna. Hoy esa camita está vacía”, se lamentaba, haciendo pausas breves para contener el llanto.

“Por algo en este caso está la hija de una médica involucrada. Debe ser para que no pase como la muerte [de las víctimas] del dietilene glycol, que al final nadie pagó”, agregaba.

Buscando alguna explicación, ayer en el perfil del celular de la doctora Bernardo aparecía este mensaje: “Dios, dame fuerza y ayúdame a entender el propósito que tiene el haberte llevado tan pronto a mi linda Noeli a tu lado”.

Sáez-Llorens dice que no hay nada concluyente

El director de la Caja de Seguro Social (CSS), Guillermo Sáez-Llorens, abordó ayer el asunto de los ocho bebés que murieron en el Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid.

“Cuando nos enteramos de los fallecimientos mandamos a cancelar los medicamentos y cualquier insumo que se les estaba dando a los niños”, indicó el funcionario durante una gira por varias provincias del interior del país.

“Ya tenemos los resultados del Instituto Especializado de Análisis de la Universidad de Panamá y del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud. Los estamos analizando. Pero no hay nada concluyente”, señaló el director de la CSS.

Al ser interrogado sobre cuándo daría a conocer el resultado de las investigaciones, Sáez-Llorens indicó que a más tardar se hará el próximo lunes, pues una comisión estudia los resultados. “Estamos tristes con lo que sucedió. Tomaremos todas las medidas para que esto no suceda más”, concluyó.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código