Plan sequía. PROVINCIA DE LOS SANTOS.

Muchos hoyos y poca agua

Las perforaciones de pozos se hacen sin estudio hidrogeológico que permita ir, de manera directa, al sitio donde está el líquido.

Temas:

En envases para leche, Cristina Rodríguez, de El Guayacán de El Cedro de Macaracas, carga agua para su consumo y para sus animales. En envases para leche, Cristina Rodríguez, de El Guayacán de El Cedro de Macaracas, carga agua para su consumo y para sus animales.
En envases para leche, Cristina Rodríguez, de El Guayacán de El Cedro de Macaracas, carga agua para su consumo y para sus animales. Alcibiades Cortez

Las reses que quedan, flacas por la falta de pasto y agua, descansan bajo un frondoso corotú, uno de los pocos árboles que se observa en un potrero en El Cedro de Macaracas, un poblado que, junto con El Corozal, son los lugares más secos de la provincia de Los Santos.

Unos metros más allá, en el centro del terreno, un pozo apenas conserva un poco de agua que las patas de los animales, combinadas con el lodo, han vuelto color chocolate.

Ahí, Cristina Rodríguez mantiene el optimismo de conseguir agua para su ganado, ya que se confiesa creyente de que “la esperanza es lo último que se pierde”.

Pero, en los corregimientos de El Cedro y El Corozal, por ejemplo, de cuatro perforaciones hechas bajo la gestión del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), tres resultaron negativas.

Rodríguez es una de los productores santeños que este año han debido cargar el líquido para sus hatos por la sequía de las quebradas.

Con más de medio siglo de vida y la mirada puesta en el horizonte, relata que nunca antes vivió una situación similar, y para colmo de males, la perforación que en su finca hizo el Mida fue negativa.

“No se puede estar perforando sin conocer el comportamiento del manto freático o aguas subterráneas. Lamentablemente, las autoridades y los interesados no prestan atención a esta problemática, y solo actúan cuando ya nada se puede hacer”, sostiene el agrometeorólogo Aristides Lorlesse.

Conocedor del tema, toda vez que su empresa emite un balance hídrico diario de la provincia, Lorlesse advierte que la peor parte de la sequía está por verse si se mantienen las condiciones actuales del fenómeno de El Niño.

“Todo indica que puede ser el fenómeno más intenso de los últimos 50 años, casi como los de 1982-1983 y 1997-1998. Se proyecta que la anomalía termine en mayo-junio del próximo año, pero sus efectos pueden perdurar un poco más”, afirmó.

‘A CIEGAS’

En tanto, Rodrigo Vega, director regional del Mida en Los Santos, admite que la perforación de pozos se está haciendo “un poco a ciegas”, toda vez que no cuentan con un estudio hídrico que les permita precisar el sitio del agua.

Expresó que ha solicitado al Instituto Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Idaan) un estudio tomográfico de Los Santos y hasta el momento no ha recibido respuesta.

No obstante, se justificó al señalar que en una de las dos empresas que ejecutan las perforaciones, llamada Sociedad 6 y 7, “hay un geólogo” que por lo general conoce dónde se puede perforar.

Ante ello, Lorlesse insistió en la necesidad de contar con un estudio hidrogeológico para las excavaciones; de lo contrario, “es una pérdida de tiempo y dinero”.

Se conoció que el pie de una perforación cuesta alrededor de 20 dólares, y los pozos, en su mayoría, tienen una profundidad de 150 pies.

MONITOREO

Carlos Him González, catedrático de Conservación de Suelos y Aguas de la Universidad de Panamá, no duda en afirmar que con carácter de urgencia hace falta un monitoreo de las aguas subterráneas de la región.

Adujo que la situación en esta zona “es peor”, porque solo se sabe que los niveles de los pozos están bajando, pero ignora el nivel dinámico y no hay una norma para medir la oscilación de las aguas.

Para Lorlesse, el punto de vista de Him González es importante, toda vez que el Mida debería participar en el monitoreo de las aguas subterráneas para tener una base de datos que le permita programar sus planes de sequía para la próxima ocasión que se presente.

En medio de esta situación, todos los días, desde que amanece, la ganadera Cristina Rodríguez monta su caballo para llevar la leche que obtiene de sus reses a los sitios de captación, y aprovechar el viaje de regreso para traer, en esos garrafones, un poco de agua que comparte con sus animales.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código