Tras los huesos de la modelo más famosa del mundo

Las dudas sobre la misteriosa identidad de la ‘madona’ de mirada penetrante que posó para Leonardo Da Vinci nacieron en torno al siglo XIX.

Temas:

Un equipo de arqueólogos localizó lo que serían los restos de la Mona Lisa. CORTESÍA Un equipo de arqueólogos localizó lo que serían los restos de la Mona Lisa. CORTESÍA
Un equipo de arqueólogos localizó lo que serían los restos de la Mona Lisa. CORTESÍA

La esbelta mujer está sentada, con las manos entrecruzadas y nos mira fijamente con risa discreta. Un diáfano velo que recoge su cabello fluctúa sin obstáculos suspendido en el aire.

El balcón al que se asoma está suspendido en el abismo y a lo lejos se divisa un puente sobre un río. No lleva joyas y viste un sobrio traje oscuro con un bordado especialmente elaborado doblado en pliegues verticales que deja apreciar el nacimiento de los senos.

La Mona Lisa no es la más hermosa, ni siquiera la más atractiva, pero sí es una de las modelos más famosas del mundo que asegura al museo Louvre de Francia 6 millones de visitantes al año.

Es además la obra artística más explotada publicitariamente.

El impacto evocativo del retrato –de apenas 77 centímetros de altura por 43 de ancho— apela a la notable técnica meticulosa del genio del Renacimiento.

Las dudas sobre la misteriosa identidad de la madona de mirada penetrante que posó para Leonardo Da Vinci nacieron en torno al siglo XIX. Para resolver el enigma, los estudiosos del arte han planteado las más recónditas hipótesis.

Para algunos la figura tiene una gran carga andrógina, lo que ha dado lugar a teorías que apuntan a que en realidad se trata de un autorretrato del propio Leonardo Da Vinci o tesis que ahondan en la supuesta homosexualidad del maestro que proponen que el modelo era en verdad un amante masculino del artista.

Para otros expertos no es un retrato convencional y dan más importancia al simbolismo del cuadro, porque concluyen que predominan los aspectos que trascienden lo lineal. Los que defienden esta visión clasista abogan porque en realidad la modelo no existió jamás.

La historia del arte avanza a golpe de intuiciones y son varias las perspicacias históricas las que han llevado a que los estudiosos del arte dieran por válida finalmente la teoría que afirma que Mona Lisa era Lisa Gherardini, la esposa de Francesco de Giocondo, un rico mercader de Florencia.

LAS PRUEBAS

Giorgio Vassari es el primer historiador que se fija en la extraña mueca de Mona Lisa.

Según relata, bufones y músicos entretenían a la modelo mientras Leonardo la pintaba minuciosamente.

Lisa sonreía porque se deleitaba con ellos. “Vassari confirma en la nueva versión de su libro Vida de los más excelentes pintores, escultores y arquitectos, publicado en 1570, que Leonardo obtuvo un pedido por parte de Francesco Giocondo para que hiciera un retrato de su mujer, Lisa Gherardini, probablemente por el nacimiento de su segundo hijo”, explica a esta revista el historiador italiano Silvano Vincetti.

Esta teoría se erige también a partir de los documentos históricos que prueban que La Gioconda era el apelativo con el que los ayudantes de Da Vinci llamaban a Lisa Gherardini por ser la mujer de Francesco de Giocondo.

Pero ¿qué se sabe de la joven de Florencia? Lisa Gherardini nació en 1479 y posó para el genio Da Vinci cuando tenía unos 20 o 25 años. Su esposo, el mercader de Giocondo, era mucho más viejo que ella, y había enviudado dos veces cuando la desposó. Se supone que cuando Da Vinci pintó la obra tenía aproximadamente 51 años y se llevaba con su modelo más de 25 años.

Tampoco está muy claro cuánto tiempo empleó el genio en terminar la obra. Unos hablan de cuatro años y otros apuntan a que estuvo perfeccionándola durante una década.

Los estudiosos parecen estar de acuerdo en que el cuadro empezó a pintarse en torno a 1502-1503, pero nunca fue fechado, ni siquiera fue firmado por Leonardo. Ningún historiador tiene una buena explicación científica que determine por qué Leonardo, que no retrató ni a reyes, ni a mecenas, ni a reinas ni a papas, empleó su mejor técnica artística en retratar a la mujer de un empresario florentino dedicado a la venta de telas.

Vincetti es el responsable de una investigación arqueológica que supuestamente ha localizado los restos de la damisela italiana que posó para Da Vinci. “Sin la certeza de que Lisa Gherardini fue la modelo de ‘La Gioconda’ no habríamos iniciado la búsqueda de sus despojos”, señala.

El equipo de arqueólogos que ha trabajado con el estudioso del arte Silvano Vincetti, presidente del Comité Nacional para la Valorización de los Bienes Culturales de Italia, basó sus exploraciones en documentos históricos que afirman que la doncella murió en Santa Úrsula —un convento en Florencia fundado por las monjas benedictinas— el 15 de julio de 1542, a la edad de 63 años.

Las excavaciones comenzaron en 2011 y dieron con un esqueleto dentro de una tumba que tras ser sometido a la prueba del carbono 14 reveló que databa del siglo XVI. “Justo el período en el que vivió Gherardini”, apunta Vincetti.

Sin embargo, no ha podido realizarse ningún examen genético de los fragmentos óseos porque la humedad provocada por las inundaciones del río Arno hizo que los huesos se desintegraran imposibilitando la extracción del ADN.

Los italianos, que consideran la Mona Lisa como parte de su patrimonio cultural, nunca han conseguido que los franceses se lo cedan ni siquiera para una exposición temporal y han tenido que conformarse con las investigaciones sobre su identidad. Fue el propio Da Vinci quien lo transportó desde Florencia a Francia, en 1516, de donde nunca salió.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código