Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

AUDITORÍA DEL MINISTERIO DE TRABAJO

El inolvidable viaje de Alma Cortés a Suiza

Temas:

A la exministra Alma Cortés y a su hermana, Lourdes Cortés, les giraron cheques del Ipel para cubrir viáticos. Igualmente, el MEF les transfirió dinero a sus cuentas bancarias. A la exministra Alma Cortés y a su hermana, Lourdes Cortés, les giraron cheques del Ipel para cubrir viáticos. Igualmente, el MEF les transfirió dinero a sus cuentas bancarias.
A la exministra Alma Cortés y a su hermana, Lourdes Cortés, les giraron cheques del Ipel para cubrir viáticos. Igualmente, el MEF les transfirió dinero a sus cuentas bancarias.

En marzo de 2011, el Estado costeó los gastos de un largo viaje que hicieron a Ginebra, Suiza –para participar en una reunión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)–, la hoy exministra de Trabajo Alma Cortés y su hermana Lourdes, que por entonces era funcionaria del Ministerio de Salud y “asesoraba técnicamente” al Ministerio de Trabajo.

La “misión oficial” –a la que también asistieron otros tres funcionarios– se realizó del 1 al 27 de marzo de 2011. Cortés recibió un viático diario de $700, mientras que el resto del personal –incluyendo a su hermana– percibió cada uno $600 por día, aunque el tiempo que estuvieron en Suiza fue menor al de la exministra.

En total, el viaje le habría costado al Estado unos $64 mil, sin incluir los boletos aéreos, pero se desembolsaron más de $125 mil porque, además del viático girado, se usó dinero “prestado” del Instituto Panameño de Estudios Laborales (Ipel) a fin de cubrir los gastos de los funcionarios ( ver facsímil superior).

No fue una equivocación. Se usaron fondos del Ipel –que administra los recursos del seguro educativo– porque la gestión de los viáticos no se hizo con suficiente antelación y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) presentó inconvenientes para transferir oportunamente el dinero de los viáticos.

La decisión de usar fondos del Ipel la tomó Samuel Beluche –en ese entonces cuñado de las hermanas Cortés, y director administrativo del Ministerio de Trabajo– a condición de que el dinero debía ser devuelto cuando el MEF transfiriera los viáticos a los funcionarios.

Beluche plasmó su decisión en un memorándum que dirigió a los viajeros, subrayando la importancia de reembolsar el dinero “en efectivo” ya que el Ipel era auditado por instrucciones de la propia ministra, por posibles anomalías en el manejo de estos fondos a cargo de organizaciones sindicales.

Tres días después de que el Ipel girara los cheques –el 25 de febrero de 2011–, el MEF pudo transferir los fondos de los viáticos a las cuentas bancarias de los funcionarios, según documentos que reposan en el Departamento de Tesorería del Ministerio de Trabajo, a cargo de Leyla de Anguizola.

Pero, a pesar de que la exministra no había salido de viaje y de que para entonces no había cambiado el cheque con fondos del Ipel, esta lo endosó el 3 de marzo de 2011, una semana después de que el MEF le hubiese transferido los fondos de sus viáticos. Su hermana hizo lo mismo y endosó el cheque días antes de viajar.

LARGA ESPERA

El 13 de julio de 2013, dos años después del viaje, la jefa de Tesorería del Ministerio de Trabajo envió una misiva a Beluche reiterándole que las hermanas Cortés “no habían devuelto el dinero” del Ipel ( ver facsímil inferior).

Previamente, De Anguizola había solicitado la devolución de los fondos. En 2011 remitió dos informes a Beluche con el mismo objetivo, pero sin éxito.

Beluche le respondió que no enviara más cartas a la ministra exigiéndole devolver el dinero, ya que él se encargaría del problema.

Al final, De Anguizola –que fue parte del equipo de la exministra– puso en conocimiento de las actuales autoridades del Ministerio de Trabajo que las hermanas Cortés nunca devolvieron el dinero.

Su testimonio y los documentos que reposan en el Departamento de Tesorería han servido de sustento para que abogados del Ministerio de Trabajo, hoy a cargo de Luis Ernesto Carles, interpusieran hace un mes una denuncia contra las hermanas Cortés por la supuesta comisión del delito de peculado.

CORTÉS SE DEFIENDE

“No puedo devolver algo que nunca recibí... esto es algo bochornoso y ridículo”, dijo Cortés al ser consultada por La Prensa el pasado 12 de agosto. Fueron sus únicas declaraciones, pues arguyó que cuando este diario investigó el escándalo de Mi primer empleo, “no fue objetivo y me hizo mucho daño”.

Una semana antes, la exfuncionaria dijo a Telemetro tener los informes de que nunca consignaron los viáticos en sus cuentas, ni a ella ni a su hermana. “Esto es una trama... espero que tengan dinero para indemnizarme porque quieren desprestigiarme”, se quejó.

Según Cortés, “se trata de una persecución en su contra, porque ella sí persiguió al hoy presidente Juan Carlos Varela para que pagara salario mínimo” en la empresa Varela Hermanos, S.A.

La exministra prometió mostrar a este diario una certificación bancaria que, según dijo, aportaría como prueba en su defensa en el proceso que todavía reposa en el despacho de la procuradora, Ana Belfon. Pero no lo hizo.

En tanto, un allegado a Lourdes Cortés dijo que no se referiría al caso hasta tanto sea citada a declarar en el Ministerio Público.

LOS VIAJEROS

Además de las hermanas Cortés, viajaron a Suiza: Hernán García, entonces secretario general del Ministerio de Trabajo; Iván Gantes Castillo, exasesor de Asuntos Internacionales de ese ministerio, y Julia Aidée Zeballos, asistente de la exministra y miembro del Comité Político de Cambio Democrático (CD).

García y Gantes recibieron $32 mil 400 cada uno en concepto de viáticos duplicados por los 27 días que duraría la misión. Mientas, Zeballos recibió $12 mil, ya que su participación fue de 10 días.

Los tres exfuncionarios devolvieron los viáticos duplicados el 25 de abril de 2011, según informes del MEF. Ellos, junto a la extitular, fueron designados por el entonces presidente Ricardo Martinelli, miembros de la delegación de Panamá en las reuniones de la OIT en 2009-2011.

En tanto, Lourdes Cortés se unió a la comitiva en calidad de “asesora técnica”, tras ser invitada por su propia hermana.

Los resultados esperados de esa misión fueron: “atender y dar seguimiento correspondiente a los importantes asuntos que allí se abordan y los intereses de nuestro país; obtener cooperación técnica internacional en materia socio laboral en beneficio del Gobierno y de los empleadores y trabajadores; resolver las quejas y casos que el Gobierno tiene pendientes en el Comité de Libertad Sindical en beneficio del país”.

PRIMERA CLASE

Cortés viajó en “primera clase” y su boleto le costó al Estado $5 mil. Mientras, el resto lo hizo en clase económica, a un costo de $2 mil por tiquete.

Días antes del viaje a Suiza, la extitular de Trabajo solicitó acceso a áreas restringidas y al salón diplomático del aeropuerto de Tocumen para que sus familiares los despidieran.

Este diario hizo ingentes esfuerzos por buscar la versión de Beluche, García, Castillo y Zeballos, pero fueron infructuosos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código