lentitud. sistema penal permite múltiples recursos

¿Dónde está la justicia?

La semana pasada se presentó ante el Órgano Judicial un recurso para que se declare prescrita la acción penal en el proceso seguido a Carlos Jones.
Han transcurrido ocho años desde el accidente y el Órgano Judicial no ha emitido una sentencia en firme. LA PRENSA/Archivo. Han transcurrido ocho años desde el accidente y el Órgano Judicial no ha emitido una sentencia en firme. LA PRENSA/Archivo.
Han transcurrido ocho años desde el accidente y el Órgano Judicial no ha emitido una sentencia en firme. LA PRENSA/Archivo.

Un recurso de prescripción de la acción penal puede dejar sin efecto la condena de tres años de prisión que el Juzgado Cuarto Penal le aplicó al abogado Carlos Jones por el delito de homicidio culposo en perjuicio de los esposos Toribio y Nicolasa Díaz, fallecidos el 6 de junio de 2006, en un accidente automovilístico.

La pasada semana, el recurso se presentó ante el Segundo Tribunal de Justicia y de allí fue enviado al Juzgado Cuarto Penal, que formuló la condena de primera instancia.

Pasados ocho años del hecho y del inicio del proceso penal contra Jones, la sentencia emitida no se encuentra en firme, ya que se ha dilatado el proceso.

Los Recursos

El 21 de mayo de 2007, el Juzgado Cuarto Penal condenó a Jones a tres años de prisión, pero la fiscal décimo primera encargada, Daika Levy Henríquez, apeló por considerar que a Jones se le podía aplicar la pena máxima de cuatro años.

Sin embargo, la magistrada del Segundo Tribunal suplente especial, Vyrna González, sentenció que al no haber indicios de que Jones estuviera bajo los efectos del alcohol, no había méritos para aumentar la pena.

Esto se produjo porque, según reportes del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, la prueba de alcoholemia a Jones se le practicó horas después del accidente, lo que pudo alterar el resultado.

En esa ocasión, la Policía Nacional informó que Jones evadió la vigilancia de los agentes de Tránsito en el Hospital Santo Tomás el día del accidente y sin autorización abandonó el recinto donde se le practicaría la prueba.

Luego, el pleno de la Corte Suprema de Justicia no admitió una advertencia de inconstitucionalidad presentada por Jones, en abril de 2012, contra la condena de tres años de prisión dictada por el Segundo Tribunal Superior por el homicidio culposo de los esposos Díaz.

En el fallo, la Corte establece que las advertencias de inconstitucionalidad, tal como lo estipula el artículo 206 de la Constitución y los artículos 2557 y 2558 del Código Judicial, son empleadas exclusivamente contra disposiciones legales o reglamentarias aplicables al caso en particular.

Por esa razón, no puede admitirse contra actos o resoluciones administrativas o judiciales, como es el fallo condenatorio a Jones.

Durante el proceso judicial Jones solicitó una fianza de excarcelación ante el Juzgado Cuarto Penal, que la fijó en 50 mil dólares pero, según informes judiciales, nunca canceló la totalidad de la fianza, que posteriormente le fue revocada.

Jones había puesto como garantía varias fincas en la provincia de Herrera; no obstante, tras un avalúo se determinó que costaban mil 200 dólares y no 50 mil dólares, informe que fue remitido al juzgado por la Fiscalía Decimocuarta de Circuito.

De acuerdo con las fuentes, el juez Cuarto Penal Silverio Rodríguez revocó la fianza de excarcelación y ordenó su inmediata detención e ingreso a un centro penitenciario mientras terminara el proceso, pero esto nunca ocurrió.

Esta decisión se produjo luego de que se le concediera a Jones 10 días hábiles para consignar la fianza para evitar ser detenido y este hiciera caso omiso a la orden.

Al vencerse el término, el 24 de abril de 2007, el abogado Sidney Sittón, representante de la familia Díaz, presentó una solicitud al juzgado para que ordenara la detención preventiva de Jones.

En el año 2006, Jones presentó una querella por delitos contra el honor a Toribio Díaz, hijo de la pareja fallecida durante el accidente de tránsito.

La denuncia se sustentaba en que Díaz había realizado una serie de declaraciones en los medios de comunicación que atentaban contra su honra.

En junio pasado, Díaz hijo presentó una denuncia contra el abogado por intimidación, luego que durante un encuentro en un restaurante de la localidad, este le mostrara un arma de fuego.

Ninguna de estas denuncias prosperaron en los despachos judiciales en que se presentaron y fueron archivadas por los tribunales.

'No sabemos qué esperar'

Toribio Díaz hijo aseguró que, debido al tiempo transcurrido desde el accidente y la batalla legal llevada en los últimos años, “ya no sabe qué esperar de los tribunales”.

Manifestó que la familia no ha tomado ninguna determinación en cuanto a la posibilidad de que se declare una prescripción de la acción penal, pero esperará para ver cuál será la decisión.

“En este caso se ha dado una clara muestra del uso de los recursos legales para poder evadir la acción de la justicia. Esto es algo que resulta hasta contradictorio, ya que la justicia debe ser expedita y equitativa”, recalcó.

Dijo que cuando se tienen conexiones en el Órgano Judicial las cosas pueden no ser tan rápidas y efectivas como se pregona.

“Para nosotros fue una tragedia familiar que nos dejó muy afectados y para la cual no hay remedio, por eso insistiremos en que se cumpla con la decisión del juzgado”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código