ESTADOS UNIDOS Y PANAMÁ CONSOLIDAN SU RELACIÓN

La larga travesía del acuerdo comercial

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/01/0_20141201DAF389.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/01/0_20141201DAF389.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/01/0_20141201DAF389.jpg

Después de ocho años desde que comenzaron las negociaciones, marcadas por aciertos y tropiezos, Panamá logró ayer finalmente la aprobación del tratado de promoción comercial (TPC) por parte del gobierno de Estados Unidos (EU).

La ratificación de este convenio le abre a Panamá las puertas a un mercado de más de 300 millones de habitantes, lo que es visto con optimismo por las oportunidades que tendrá el país después de una decidida política de Estado que trascendió varias administraciones presidenciales.

Se espera que lleguen más empresas estadounidenses al país, que el sector financiero se abra camino en EU, y que Panamá brinde servicios con trato preferencial en ese mercado. Pero la aprobación del acuerdo también ha abierto el debate sobre las amenazas que enfrentarán sectores como el agrícola, que podría salir desfavorecido con un competidor que ingresaría sus productos con menores impuestos e impulsado por las ayudas y subsidios de su gobierno.

Para quienes participaron en la titánica negociación comercial, lo importante será preparar a los sectores durante los años de gracia que se pactaron en algunas actividades, y de esta manera que la entrada en vigencia de las nuevas reglas del juego no sorprendan a los agricultores.

El propio presidente de la República, Ricardo Martinelli, indicó ayer en un comunicado que “este es un logro de todos los panameños, y por qué no mencionarlo, también de las administraciones que nos han antecedido. Los panameños tenemos que prepararnos para sacar los beneficios de este tratado que pronto entrará en vigencia”.

Un trabajo de Estado

El interés de alcanzar un tratado de libre comercio con EU comenzó en 1995. En septiembre de ese año, el entonces presidente Ernesto Pérez Balladares y su homólogo, Bill Clinton, almorzaron en la Casa Blanca y tuvieron como tema central el fortalecimiento del comercio bilateral entre ambas naciones. La idea se cristalizó durante los gobiernos de Mireya Moscoso, y se continuaron las negociaciones durante la gestión de Martín Torrijos.

Después, Ricardo Martinelli impulsó cambios legales para que Estados Unidos aprobara el acuerdo ya negociado.

Bajo la administración de Mireya Moscoso, el gobierno de George W. Bush anunció públicamente su intención de negociar un tratado de libre comercio con Panamá.

El gobierno de Martín Torrijos (2004-2009) heredó las negociaciones y las completó en diciembre de 2006. Pero el tratado no se firmó hasta junio de 2007, y un mes después recibió su ratificación por parte de Panamá.

Pero cuando todo estaba dicho y la Asamblea Nacional había ratificado el acuerdo, el clima político en Washington había cambiado, por lo que Bush engavetó el tratado (junto al de Corea del Sur y Colombia) y dejó los tres acuerdos a consideración de su sucesor.

Fue así como Barack Obama, actual presidente de EU, presionado por la falta de empleo desempolvó los acuerdos y reanudó el proceso para lograr su ratificación. Sin embargo, los congresistas pedían cambios a Panamá para la aprobación del acuerdo.

Exigían un acuerdo fiscal, cambios laborales que plantean la unificación de la aplicación del Código de Trabajo en todo el país, y la eliminación de restricciones para la formación de sindicatos en la zona económica del Barú.

La administración de Martinelli cumplió, y la pelota estaba nuevamente en el campo estadounidense.

La disputa partidista que este año ha dominado el debate sobre el endeudamiento público incluyó a los tratados comerciales, hasta que la Casa Blanca finalmente envió el 3 de octubre de 2011 los tratados comerciales al Congreso de EU después de gestionar durante meses un consenso bipartidista para lograr la aprobación.

Finalmente, ayer el Congreso aprobó los tres pactos de libre comercio con Colombia, Panamá y Corea del Sur, que podrían impulsar las exportaciones estadounidenses en unos 13 mil millones de dólares.

Esto, como era de esperarse, dejó a flor de piel el tema de las las oportunidades y desafíos que tiene Panamá.

Ventajas e incertidumbres

El exembajador de Panamá en EU Jaime Alemán defiende el acuerdo y asegura que con la aprobación del TPC se abre un abanico de oportunidades para Panamá, pero también se hacen más evidentes retos en materia de mejor educación, acabar con la corrupción e impulsar la competitividad. Es importante lograr mayor transparencia en los procesos de licitación pública en los que participen empresas de EU.

Ni los productores ni el sector servicio deben sentir temor ante la aprobación del TPC con EU, advirtió el ministro de Comercio e Industrias, Ricardo Quijano. Panamá maneja un excelente sistema logístico de transporte, un sector financiero eficiente y solo resta poner en ejecución la ayuda económica para siembra y entrenamiento y lograr que los productores sean más eficientes.

“El Gobierno ayudará, capacitará y entrenará a los productores hasta que se adapten y sean más competitivos. Nos es que estamos preparados para ingresar mañana a Estados Unidos, pero como hay una desgravación que demora varios años, sí estamos sentando la infraestructura que se necesita para ello”, manifestó Quijano.

Un logro importante para Panamá es que se garantizó no solo un trato preferencial en la prestación de los servicios financieros hacia dicho mercado, sino también en la presencia comercial de inversión panameña por medio de la banca, valores y el sector de seguros y reaseguros, los que gozarán de la protección que brindan los mecanismos específicos para la solución de controversias, sin tener que quedar sujetos a disposiciones internas y posiblemente arbitrarias que pueda imponer cada país.

Otro de los resultados fue la regulación de la interconexión de las telecomunicaciones, por medio de la que se garantiza a un proveedor de servicios de una parte a tener acceso a las redes de telecomunicaciones de su socio.

Pero los agricultores panameños visualizan poco crecimiento en las ventas hacia EU por la limitada producción local, que en los últimos cinco años ha perdido 35 hectáreas de siembra.

Las exportaciones de bienes de Panamá hacia EU en 2010 alcanzaron los $211.4 millones, mientras que las importaciones de productos desde el país norteamericano se ubicaron en $2 mil 518.5 millones.

Si bien se tiende a ver el TPC como una amenaza para el sector agropecuario, esto puede traducirse en una oportunidad si se concreta un plan de acción efectivo que permita aumentar la producción y la competitividad. “Bien ejecutado, esto se traduce en oportunidades para el sector financiero”, comentó Felipe Chapman, de la consultora Indesa.

De acuerdo con la pactado, el TPC generará más plazas de trabajo e impulsará la competitividad del país.

Se estima que solo la cuota adicional de las 7 mil toneladas métricas de azúcar acordada en el TPC generará unas 300 nuevas plazas de trabajo directas y hasta 900 nuevas plazas de manera indirecta.

Con este acuerdo también se consolidará el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) y la Iniciativa de la Cuenca del Caribe (ICC), hasta ahora de carácter unilateral, transitorio y sujeto a renovación al menos para cierto sector.

Para el conjunto de productos favorecidos por esta consolidación de la ICC, el arancel será cero de manera permanente, lo que permitirá a los empresarios planificar mejor sus posibilidades de inversión para aumentar la escala de producción y de exportación hacia EU, teniendo certidumbre jurídica de que no habrá cambio en las condiciones de acceso al mercado estadounidense.

“Estamos ante una carta de presentación única a la hora de tomar decisiones en materia de políticas públicas y de atracción de inversiones”, manifestó Leroy Sheffer, exjefe de Negociaciones Comerciales.

Con este acuerdo vigente Panamá estaría consolidando su imagen como el referente regional de una economía dinámica, diversificada, estable y con acceso preferencial a la principal economía del mundo, agregó .

Para Federico Humbert, presidente de la Cámara de Comercio, este es un momento histórico para Panamá. Se ha ratificado un tratado con el mayor aliado comercial del país, y los cambios que se tienen que dar en todos los sectores los obligarán a ser más competitivos.

CRONOLOGÍA DEL CONVENIO

2001

En el desarrollo de la reunión de ministros del ALCA en Buenos Aires, Argentina, se concretan de manera positiva las primeras conversaciones.

2003

En diciembre, el gobierno de George W. Bush anunció su intención de negociar un tratado de libre comercio con Panamá.

2006

Bajo la administración de Martín Torrijos se completaron las negociaciones.

2007

La Asamblea Nacional ratificó el TPC que se firmó en junio de ese año.

2011

El lunes 3 de octubre, el presidente estadounidense Barack Obama envió el TPC al Congreso para su aprobación.


ENFOQUE: El TPC y la educación de Panamá

Estif Aparicio * 

economia@prensa.com

OPINIÓN. Con la aprobación en el día de ayer por parte del Congreso de Estados Unidos del TPC con Panamá, se ha dado un paso importantísimo en la profundización de la relación con nuestro principal socio comercial.

La ratificación del TPC viene precedida de un esfuerzo de Estado hecho por la presente y la anterior administración presidencial que, en buena manera, han sabido remar en la misma dirección para acercarnos a la elusiva meta. Lo anterior es particularmente destacable en un país como Panamá, que no se caracteriza, precisamente, por darle continuidad a las políticas públicas.

El acuerdo consolida el acceso de los productos panameños al mercado de Estados Unidos; crea condiciones más propicias para la inversión de capital estadounidense en nuestro país con el efecto positivo en el empleo; reduce o elimina el impuesto de importación aplicable a los productos de origen estadounidense (incluyendo aquellos de la canasta básica), lo que puede constituir un paliativo a la tendencia inflacionista de los últimos años; brinda oportunidades a nuestro sector exportador, contemplando, a la vez, una protección temporal importante para aquellos sectores sensitivos de la industria y del agro, mientras estos completan su ajuste a un escenario de libre competencia.

Aunque el potencial que representa un acuerdo como el TPC para un país como Panamá es enorme, ya que nos permite tener acceso al principal mercado mundial, la posibilidad de traducir dicha potencialidad en beneficios reales depende en gran medida de las políticas que pongamos en marcha e inversiones que hagamos para concretar dichos beneficios. En este sentido, nos parece que la inversión más importante que puede hacer Panamá para no solo aprovechar los beneficios de este tratado, sino dar el salto al desarrollo, es en el campo educativo.

Nos parece que esta coyuntura única representa una oportunidad inmejorable para la presente administración de elevar la educación a un tema prioritario del quehacer nacional. Aunque se han hecho esfuerzos en el campo educativo, la magnitud de la tarea es descomunal, signo evidente de que no puede ni debe ser acometida únicamente con el Gobierno. Sirva esta oportunidad, pues, para que el TPC, cuyo lanzamiento, negociación, firma y ratificación ha sido producto del esfuerzo de tres administraciones presidenciales distintas y heterogéneas, sea el punto de partida también de un esfuerzo nacional concertado e intergeneracional aun más grande en el campo educativo, que nos lleve a un desarrollo sostenible y más equitativo. Pocos países en desarrollo reúnen tantas condiciones favorables para dar el salto al Primer Mundo como Panamá.

*El autor fue negociador

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código