cooperación. UNA PALABRA MÁGICA QUE HARÍA LA DIFERENCIA.

La lección de Playa Leona

Este año será difícil para las familias del pueblo pesquero chorrerano. A las reducidas capturas de camarón se les suma el bajo precio en el mercado.

A partir de la medianoche del 1 de febrero, ninguna motonave ni lancha artesanal podía salir a pescar camarones. Ese día empezó la ya conocida veda del camarón, que se extenderá hasta la medianoche del 11 de abril.

Son 38 días beneficiosos para el crustáceo y de calvario económico para los pescadores de Playa Leona, un poblado costero del distrito de La Chorrera.

Este año, al igual que en 2012, la captura de camarón no le ha rendido al pescador artesanal Jorge Ábrego las ganancias que esperaba.

Luego de tres días de faenar en La Maestra, provincia de Darién, las 120 libras de camarón tití capturadas y vendidas a $1.30 la libra, apenas cubren los $350 invertidos en el viaje.

Para los que trabajan con los dueños de las embarcaciones y deben entregar un porcentaje de los dividendos, las ganancias son menores.

Otra de las razones que han aumentado las pérdidas económicas son los asaltos a manos de piratas, que los atacan cerca de la costa.

Salir a pescar camarón, aun después de entrar en vigencia la veda, es una opción que no descartan, aunque se exponen a multas y al decomiso del producto.

Pero hay que mantener a la familia y costear los útiles escolares, precisan algunos pescadores.

Entre las mujeres del pueblo que se dedican a pelar camarones, una actividad que les revierte $0.30 la libra, el panorama no luce mejor.

Las más experimentadas pueden ganar $10.50 al día por pelar hasta 35 libras del crustáceo. Unas 50 familias se dedican a esta tarea en Playa Leona.

Sin embargo, al igual que los pescadores, las ganancias han mermado por la baja en la captura.

Una vez se inicia la veda, prácticamente no hay trabajo en la zona, afirma Enereida Vega, quien aduce que al depender de esta actividad, el futuro siempre es incierto.

Dura lección

Pero la situación económica de los pescadores de Playa Leona pudo haber sido mejor. La formación de una cooperativa que pudiera gestionar créditos para mejorar los botes y equipos con los que pudieran viajar más lejos y lograr mejores capturas, habría cambiado las cosas.

La opción la plantea Lilia de Guerra, representante de Playa Leona, aunque asegura que no es fácil concretarla.

Admite que se han perdido muchas oportunidades ofrecidas por organismos internacionales, debido a la “desconfianza” de los pobladores para asociarse.

Muchos prefieren no arriesgarse y mantenerse por su cuenta, así como pescaron sus padres y abuelos.

Un primer intento por formar una cooperativa de pesca con la colaboración de la Misión Técnica de Taiwan, quedó estancado, precisamente por la falta de visión de los miembros.

Ahora, la veda los arrincona sin otra alternativa que esperar.

Leoneses cambiarán su rumbo

Playa Leona, comunidad de pescadores artesanales y de agricultores, se ubica al suroeste, en la zona costera del distrito de La Chorrera, a solo 30 minutos del centro. Es parte del corregimiento de La Mitra y durante décadas pasó inadvertida para los inversionistas inmobiliarios.

Anteriormente, la vía que conduce a este poblado no invitaba a conocerlo, pero ahora cuenta con una mejor carretera que lleva al visitante desde el hospital regional Nicolás A. Solano hasta la playa. Si bien su anterior y único encanto era el atractivo turístico de Isla Verde, un islote cerca- no que era motivo de paseos en bote, ahora proyectos de urbanizaciones se empiezan a multiplicar en sus inmediaciones. Muchos de sus viejos habitantes se preguntan si la pesca arte- sanal morirá para dar paso a otros oficios y actividades, dado que no hay visos de unirse para fortalecerla y hacerla crecer.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

19 Dic 2014

Primer premio

8 1 9 6

CBCB

Serie: 4 Folio: 3

2o premio

0066

3er premio

0013