Hoy: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá

El lejano oeste

Debido a su crecimiento e importancia económica, muchos de sus habitantes y dirigentes políticos piden que la región oeste de la provincia de Panamá se convierta en provincia. Pero hay desacuerdos sobre su cabecera. LA PRENSA/Archivo. Debido a su crecimiento e importancia económica, muchos de sus habitantes y dirigentes políticos piden que la región oeste de la provincia de Panamá se convierta en provincia. Pero hay desacuerdos sobre su cabecera. LA PRENSA/Archivo.
Debido a su crecimiento e importancia económica, muchos de sus habitantes y dirigentes políticos piden que la región oeste de la provincia de Panamá se convierta en provincia. Pero hay desacuerdos sobre su cabecera. LA PRENSA/Archivo.

La idea de escindir la región oeste de la provincia de Panamá es vieja. Ya desde la década de 1960, el empresario y político Roberto Tito Arias había hablado de la posibilidad de convertir esta región en una nueva provincia, la número 10 del país.

Sin embargo, no sería sino hasta la década de 1980 cuando, tras crearse una dotación administrativa en esa parte de la provincia (sedes y direcciones regionales de toda clase de instituciones), la idea volvería a tener eco. En 1986, los legisladores del entonces oficialista Partido Revolucionario Democrático (PRD) Rigoberto Paredes y Hugo Torrijos, así como Raúl Ossa, del opositor y desaparecido Partido Demócrata Cristiano (PDC) que años más tarde se convertiría en Partido Popular (PP), presentaron a la Asamblea Legislativa el anteproyecto de ley.

Era el tiempo en que Manuel Antonio Noriega fungía como jefe de las Fuerzas de Defensa y detentador del poder real en el país, y en el ambiente de confrontación y deterioro institucional imperante, la idea no prosperó.

En 1990, luego de la invasión estadounidense, los demócrata cristianos Anastasio Batista, Domi Luis Montenegro, Rafael Hill y Raúl Ossa insistieron con la iniciativa, pero las pugnas internas por quién sería el gobernador y dónde sería la cabecera, hicieron naufragar el proyecto.

No sería hasta 2001 que la idea volvería a tomar vuelo. Legisladores del PRD, del circuito de La Chorrera, revivieron el tema en la Asamblea Legislativa. En esta ocasión la vicepresidenta de la Asamblea, Susana Richa de Torrijos, legisladora por La Chorrera por el PRD, afirmaba que el anteproyecto estaba amparado por el artículo 153 de la Constitución Política.

Pero pasarían otros tres años antes de que se volviera a hablar del asunto nuevamente.

La idea revivió en 2004. Un punto recurrente en este tema era la existencia de opiniones encontradas entre las autoridades de los distritos de Arraiján y La Chorrera.

El legislador del distrito de La Chorrera Alberto Barranco explicaba que la creación de una décima provincia, que incluiría los distritos de La Chorrera, Arraiján, Capira, Chame y San Carlos, brindaría una mayor autonomía a esta región. Su capital, decía, tendría que ser el distrito de La Chorrera. El alcalde de Arraiján, David Cáceres, decía en cambio que la capital debía estar en su distrito.

Seis años más tarde, nada se había adelantado.

Ya en octubre de 2010, sería el presidente, Ricardo Martinelli, quien tocaría el tema una vez más. Durante un evento público en La Chorrera, Martinelli, exhortó a los diputados a presentar un anteproyecto de ley para la creación de la nueva provincia, y dijo que respaldaría tal proyecto.

Un mes más tarde, la tarea estaba en marcha, pero volvía a enfrentar los mismos tropiezos de siempre.

El 19 de enero de 2011 cinco diputados del oeste de la provincia de Panamá presentaron ante el pleno de la Asamblea Nacional un proyecto para reformar la división política del país y crear la provincia de Panamá oeste.

La propuesta estaba firmada por los diputados oficialistas Yanibel Ábrego, Rubén Frías, Luis Corbillón, José María Herrera y el diputado opositor Rogelio Paredes. La nueva provincia estaría integrada por los distritos de La Chorrera, Arraiján, Capira, Chame y San Carlos, y tendría como cabecera el distrito de La Chorrera.

La ley entraría a regir a partir del 1 de enero de 2012. Frías, encargado de presentar el proyecto, pidió el respaldo de todos sus colegas. Pero tres días después, la iniciativa volvió a causar fricciones. El punto discordante era que La Chorrera sería la cabecera de la nueva división político-administrativa.

Grupos cívicos de Arraijan exigían el cambio de cabecera y argumentaban el peso poblacional de ese distrito frente a La Chorrera, entre otros argumentos.

El 28 de noviembre de ese año, el orador oficial designado de la fecha en los festejos patrios de La Chorrera era Simón Batista, director del Instituto para la Formación y Aprovechamiento de los Recursos Humanos, quien utilizó la ocasión y la presencia de autoridades nacionales para pedirle a la Asamblea Nacional que discutiera y aprobara el anteproyecto de ley de la décima provincia.

Al parecer, sus palabras no fueron escuchadas.

Un año más tarde, a finales de 2012 no había mayores avances. Pese a ello, el diputado Rubén Frías se sentía optimista y confiaba en que el anteproyecto se aprobara en primer debate en el primer período de sesiones de 2013 en la Asamblea.

Una semana antes, el presidente Martinelli había advertido a los diputados de que el Ejecutivo podría presentar el documento. El anteproyecto reposaba en la Comisión de Asuntos Municipales, luego de ser presentado en enero de 2011.

Ya en enero de 2013 el vicepresidente del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD) Rogelio Paredes reiteró su apoyo a la décima provincia, y recordó que en 2004, junto con otros diputados del área oeste de la provincia de Panamá había presentado una iniciativa legislativa con ese propósito.

El 10 de mayo de este año, Martinelli volvió a urgir a los diputados de Panamá oeste a que presentaran el proyecto de ley de la décima provincia para discutirlo durante las sesiones extraordinarias.

Sin embargo, el pasado 8 de agosto el ministro de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega, expresó su oposición a la creación de esta nueva división política, pues, a su juicio, esta no es la solución a los problemas de los sectores de Panamá oeste.

Es necesaria una ´sexta comarca´

Luego de la reciente visita a Panamá del relator especial para las Libertades Fundamentales de los Pueblos Indígenas de la Organización de Naciones Unidas, James Anaya, el tema de la comarca Naso volvió a generar interés. El alto funcionario internacional se ha informado de la situación y se ha hecho eco de los reclamos de esta etnia que habita en la región oeste de la provincia de Bocas del Toro, y que se encuentra al borde de la extinción. Anaya recibió el anteproyecto de ley que busca crear la comarca Naso Tjërdi, un estudio antropológico actualizado de sus habitantes y la petición presentada a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre la necesidad de crear la reserva indígena. La nueva comarca sería la sexta jurisdicción de este tipo en el país. Reynaldo Alexis Santana, rey naso, ha dicho que se hacen las consultas para avanzar en el proyecto y confía en el apoyo del Gobierno a esta vieja aspiración de su pueblo.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código