MÉXICO. RAFAEL CARO QUINTERO OBTIENE LA LIBERTAD.

La leyenda del mero, mero

Un ´error´ judicial dejó en libertad a uno de los capos legendarios de México. Estados Unidos quiere que pague allá por un caso de 1985.
Desde 1985, Rafael Caro Quintero deambuló por varios penales mexicanos. Capo legendario, era en prisión un hombre silencioso y pensativo. Hoy está libre. XINHUA. Desde 1985, Rafael Caro Quintero deambuló por varios penales mexicanos. Capo legendario, era en prisión un hombre silencioso y pensativo. Hoy está libre. XINHUA.
Desde 1985, Rafael Caro Quintero deambuló por varios penales mexicanos. Capo legendario, era en prisión un hombre silencioso y pensativo. Hoy está libre. XINHUA.

Rafael Caro Quintero se la pasaba todo el tiempo pensando en la libertad.

“He estado recluido durante 24 años, así que ya se puede imaginar todo lo que han presenciado mis ojos de preso”, le dijo alguna vez al periodista Jesús Lemus, preso también en la prisión federal de Puente Grande, en Jalisco, México.

“Mientras los demás presos se entretenían jugando dominó o ajedrez, absorbidos por la plática y las carcajadas, a Rafael Caro se le escapaba el pensamiento hacia aquellas esbeltas ventanas que conectaban con el patio. A veces achicaba los ojos como para visualizar mejor las ideas que le rondaban en la cabeza, sentado siempre, cruzando el pie derecho sobre el izquierdo”, recuerda Lemus en su libro Los malditos.

Caro Quintero es una leyenda del narcotráfico mexicano. En la década de 1980 se lo consideraba el “narco de narcos” y la organización de la que era una de sus cabezas, el cartel de Guadalajara, fue el núcleo de varias de las “familias” del crimen organizado de México.

El viernes pasado, la justicia mexicana dictaminó su libertad debido a un “error” en su juicio y condena de 40 años de prisión por el secuestro y asesinato del agente de la agencia antidrogas estadounidense (DEA) Enrique Kiki Camarena, en 1984. Llevaba 28 años preso.

DON RAFA

Rafael Caro Quintero, Don Rafa o R-1, nació el 3 de octubre de 1952 en Badiraguato, de donde también es oriundo Joaquín El Chapo Guzmán, en la sierra de Sinaloa. A los 13 años falleció su padre y debió encargarse de sus 12 hermanos, dijo alguna vez a la revista Proceso.

Según un recuento de CNN México se dedicaba a sembrar maíz y frijol, pero luego decidió cultivar marihuana en el vecino estado de Chihuahua.

Bajo el ejemplo del capo Pedro Avilés Pérez, fundador del cartel de Sinaloa, Caro Quintero se asoció con Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo, Don Neto, con los que creó el cartel de Guadalajara. La organización se hizo poderosa y fue la primera que se alió con carteles suramericanos.

EL CASO CAMARENA

Enrique Camarena Salazar era un mexicano que había cruzado la frontera para buscarse otra vida en el norte. En la ciudad de Caléxico, California, Camarena se había unido a la DEA.

Fue enviado a México para infiltrarse en el cartel de Guadalajara. Su trabajo empezó a causar serios problemas a las operaciones de los narcos.

Una mañana de noviembre de 1984, a instancias de la DEA, un destacamento de casi 500 soldados del Ejército mexicano, apoyados con helicópteros, irrumpió en el rancho El Búfalo, estado de Chihuahua, donde destruyeron cerca de una hectárea de sembradíos de marihuana.

Fue un duro golpe al cartel de Guadalajara. Los capos llegaron a la conclusión de que habían sido infiltrados y que el responsable lo iba a pagar. Así, dieron con la pista de Camarena.

El 7 de febrero de 1985, Camarena y su piloto fueron secuestrados por hombres del cartel. Dos días después aparecieron sus cadáveres.

Para la DEA fue un golpe demoledor. Detenciones y allanamientos se sucedieron, pese a lo cual aún no se llegaba a las cabezas del homicidio.

Don Neto y Caro Quintero fueron apresados. Este último, en San José, Costa Rica, a donde había huido. Fue juzgado en México y encarcelado allí.

Caro Quintero ha aceptado su asociación con el narcotráfico, pero siempre negó responsabilidad en la muerte de Camarena.

Como Camarena no era agente diplomático ni consular, su muerte se debió considerar como un crimen común, que debió juzgar la justicia ordinaria y no la federal, dice hoy el tribunal. Por eso, Caro Quintero está libre.

Una espina para la DEA y EU

En 1985, frustrados ante la falta de cooperación de las autoridades mexicanas de la época, a las que acusaban de corruptas, agentes de la DEA decidieron secuestrar al médico Gonzalo Álvarez Machaín, señalado de haber facilitado la tortura del agente Enrique Camarena, antes de que fuera asesinado. Álvarez fue llevado a El Paso, Texas, para que respondiera en el proceso por la muerte de Camarena. Esto causó una grave tensión diplomática entre México y Estados Unidos (EU). Un juez federal estadounidense anuló los cargos contra Álvarez Machain en 1992. Este, entre otros motivos, pudo haber dificultado la extradición de Rafael Caro Quintero a EU para que responda por dicho crimen. La DEA vuelve a circular la ficha de “fugitivo” del mexicano y tras el anuncio de su libertad, Washington busca la manera de llevárselo para juzgarlo allá.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código