CLIMA. ALERTAS POR PRECIPITACIONES.

Las lluvias de diciembre

En la cuenca del Canal, los lagos alcanzaron ayer sus niveles máximos. Las lluvias decembrinas no son infrecuentes. En el pasado causaron estragos.

Temas:

Barcos detenidos en el lago Gatún, en diciembre de 2010, tras afectaciones a la operación del Canal. Barcos detenidos en el lago Gatún, en diciembre de 2010, tras afectaciones a la operación del Canal.
Barcos detenidos en el lago Gatún, en diciembre de 2010, tras afectaciones a la operación del Canal.

Las vitrinas de los centros comerciales atestados de compradores muestran muñecos de nieve sonrientes y colorados rostros de Santa Claus muy abrigados.

No se ve, en cambio, ninguna figura que se refugie bajo un paraguas ni decoraciones alusivas a relámpagos o inundaciones.

A despecho de la fantasía comercial importada, en Panamá llueve en diciembre. Y llueve duro.

Fue justo entre el 7 y el 9 de diciembre de 2010 cuando la cuenca del Canal de Panamá sufrió la mayor tormenta de su historia.

Por cuarta vez, desde 1914, la vía interoceánica debió cerrarse 17 horas. Además, la presa de Madden tuvo el mayor vertido de su historia.

Según un informe de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), la lluvia provocó aquella vez más de 500 deslizamientos de tierra en el lago Alajuela y la mayor cantidad de sedimento en suspensión en el lago, que fue la que hizo colapsar a la planta potabilizadora Federico Guardia Conte, de Chilibre, dejando a la ciudad sin agua potable por 40 días.

Y el 7 de diciembre de ese año aciago, las grietas detectadas previamente en una de las vías de acceso al puente Centenario cedieron a la lluvia y provocaron un derrumbe que destruyó parte de la estructura.

Diez personas perdieron la vida debido a los deslizamientos de tierra, las inundaciones y las crecidas de los ríos.

La ACP informó en la tarde de ayer, lunes, que los lagos Gatún y Alajuela habían alcanzado su máximo nivel operativo.

Por tal motivo, advertía a “las comunidades localizadas en las riberas de los ríos y embalses de la vía acuática que la ACP realizó y podrá seguir con el derrame preventivo de agua en las represas de Gatún y Madden”.

“Además, se les recuerda que durante el resto de la temporada de lluvia se debe estar atento al sonido de las sirenas que alertan sobre la operación de apertura de las compuertas en las represas”, informó la entidad.

Las alertas tienen sentido a la luz de lo ocurrido, por ejemplo, en ese fatídico 2010.

La víspera del Día de la Madre de ese año, el embalse de la represa de Bayano estaba a punto de llegar a su nivel máximo de 62.2 metros. Ello obligó a la empresa AES Panamá a ordenar abrir las compuertas de la presa.

Los habitantes de la zona habían sido evacuados de emergencia.

El vertido dejó bajo las aguas a la comunidad de El Llano, en Chepo, y arrasó con cultivos, casas y animales en la cuenca del río. Las pérdidas se calcularon entonces en $6 millones.

En la tarde del pasado domingo 14 de diciembre, el Sistema Nacional de Protección Civil tomaba medidas preventivas justamente en ese sector de Panamá este con relación a la misma presa.

Una nota informativa de esa institución, el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) del Sinaproc advirtió a los moradores próximos a la represa de la central hidroeléctrica Bayano, en el sector de Panamá este, que “a partir de las 11:00 de la mañana de hoy, domingo, se ha emitido una alerta preventiva por inundación”.

Agregaba que hasta ese momento no existía “riesgo para la población, y hay una baja probabilidad de la ocurrencia de un incidente mayor”, de acuerdo con el director general del Sinaproc, José Donderis.

AES Panamá, concesionaria de la central de Bayano, había informado que para la 1:00 p.m. del pasado domingo el nivel del embalse se mantenía en 61 metros sobre el nivel del mar.

De acuerdo con la empresa, estas cifras son consideradas como “niveles operativos seguros, ordinarios y estables”.

Según las reglas de operación de esta planta, su nivel máximo de operación sin vertimiento es de 62 metros sobre el nivel del mar.

Sinaproc había emitido esta alerta preventiva para mantener a las entidades, organismos y empresa privada “activados y en plena coordinación ante una posible emergencia”.

“Podemos decir que, de darse un posible vertimiento, se han establecido los planes de evacuación, respuesta y albergues para los habitantes de las comunidades aguas abajo”, había dicho Donderis.

La dirección de Hidrometeorología de la Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa) preveía en la tarde de ayer “algunas lluvias dispersas sobre sectores de Panamá este, la ciudad capital y alrededores y Panamá oeste”.

Pero las vitrinas de los grandes malls no habían cambiado de decoración.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código