Enseñanza. los Métodos utilizados no son eficaces.

La matemática de la vida

Un estudio indica que en los sistemas educativos se observan carencias en gran cantidad de alumnos en torno a competencias matemáticas básicas.
Jóvenes del instituto América, dirigidos por la profesora Luisa Morales, superan el miedo a los números y fórmulas aplicando lo aprendido en la vida diaria. LA PRENSA/Iván Uribe. Jóvenes del instituto América, dirigidos por la profesora Luisa Morales, superan el miedo a los números y fórmulas aplicando lo aprendido en la vida diaria. LA PRENSA/Iván Uribe.
Jóvenes del instituto América, dirigidos por la profesora Luisa Morales, superan el miedo a los números y fórmulas aplicando lo aprendido en la vida diaria. LA PRENSA/Iván Uribe.

Las disciplinas científicas son percibidas por los estudiantes como complejas y de difícil aprendizaje, lo que genera actitud de rechazo hacia estas asignaturas en las escuelas y un considerable número de fracasos.

Una investigación de dos profesores de matemática, la panameña Luisa Morales y el mexicano Orlando García, recién publicada esta semana en la revista chilena Formación Universitaria, indexada a Latindex y Scielo, se adentra en ese problema.

En el estudio La afectividad de la inteligencia, que utiliza muestras de estudiantes de la Universidad Autónoma del estado de Hidalgo en México y de la Universidad de Panamá, los investigadores logran identificar “correlaciones significativas entre las actitudes hacia la matemática y el rendimiento académico por parte de los estudiantes universitarios”.

Las conclusiones indican que “los alumnos que tienen actitudes positivas hacia el aprendizaje matemático, tienen mejores calificaciones y su rendimiento académico es sobresaliente”.

Apunta el documento que en ambos sistemas educativos se observan “carencias en gran cantidad de alumnos en torno a competencias matemáticas básicas para un desempeño adecuado en distintos ámbitos de la vida”.

Entonces no es casualidad que en el caso de Panamá, en el Informe Global de Competitividad 2013-2014 del Foro Económico Mundial, el istmo se colocara en la posición 114 en el ranking entre 148 países en cuanto a calidad de la enseñanza de la ciencia y la matemática.

El estudio sugiere propiciar el desarrollo de actitudes hacia el aprendizaje matemático de los estudiantes por medio de acciones educativas y motivacionales por parte de los profesores y el sistema educativo.

Fallas en el sistema

Bernardo Fernández, profesor de física y director del Laboratorio de la Estación de Radionucleidos en la Universidad de Panamá, encuentra que más allá de la educación formal, que los padres confían a docentes, falta motivar a los jóvenes en educación no formal.

Así entonces, en el hogar los padres no deberían “meterles miedo a sus hijos respecto a la matemática o la física, sino más bien motivarlos aunque con estas asignaturas ellos hayan tenido sus dificultades”.

Fernández ha participado en la organización de la Olimpiadas de Física, concurso académico en el que participan cerca de 800 estudiantes de colegios públicos y particulares cada año, y encuentra que pese a que existen estudiantes en el ala de los motivados, son pobres las acciones que se siguen para potenciar estas disciplinas en la formación integral de los chicos, inclusive partiendo desde las autoridades de educación.

Acciones

Luisa Morales no se quedó con los resultados del estudio que realizara con su colega mexicano. Empezó un proyecto con sus estudiantes del instituto América, que implica el aprendizaje de conceptos matemáticos apli-cados a su vida.

En su primer ejercicio, estudiantes de undécimo grado aprenden trigonometría de manera diferente. “Ellos escogieron la obra que deseaban medir y aplicaron sus conocimientos”.

Al final, dice “todos hablan motivados de su trabajo final, se sentían como ingenieros en sus obras, aprendieron qué son los teodolitos [herramienta usada para obtener ángulos verticales y horizontales] y para qué sirve la trigonometría”. Como resultado bajó el índice de fracasos de 5 o 4, que es lo usual por salón, a ninguno, comenta la educadora.

Morales, que además labora en el Instituto de Estudios Nacionales de la Universidad de Panamá, señala que la idea de esta iniciativa es poder replicar ese modelo en otros planteles, luego que el Ministerio de Educación aprobara este método de enseñanza y se capacitara a los docentes.

Agrega que “no es lo mismo estar sentado viendo a una persona que escribe fórmulas en un tablero, que salir a ver las cosas físicamente, y conocer cómo se llega a una solución”.

La motivación fue general y las notas subieron; hasta hubo alumnos que salvaron el curso.

Aprender con experiencias

Rodolfo Díaz, uno de los estudiantes que participó del proyecto, quiere ser médico y dice que junto con sus compañeros ha “perdido bastante el miedo a las matemáticas”. Su grupo eligió medir el obelisco en el Casco Antiguo, pues “nos llamó la atención por su historia”.

En otro equipo Leyla Magallón, que quiere ser ingeniera industrial, midió el Hard Rock Hotel. Explica que “buscamos un punto para medir los ángulos y resolver el problema: saber la altura del edificio”.

Una propuesta diferente fue la del equipo de Isaac Prada, estudiantes de letras, quienes aplicaron la trigonometría en un problema de criminalística. Escogieron la escena de la muerte del presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, para medir los puntos de ubicación desde donde se originaron los impactos de los proyectiles midiendo los ángulos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código