Autoridades anuncian DESALOJOS

´Las matemáticas del banco no me cuadran´

El Banco Hipotecario Nacional aguarda por informes técnicos que le permitirían condenar ocho complejos residenciales, estructuralmente deteriorados. En cada uno de los edificios viven al menos 50 familias. Los afectados prefieren un nuevo techo en lugar de una compensación económica.

A la izquierda del escritorio de Abraham Williams, subgerente general del Banco Hipotecario Nacional (BHN), se encuentra en medio de un mar de carpetas un informe que podría cambiar la vida de al menos mil personas.

Se trata de un documento firmado por Boris Serrano, funcionario del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), que solicita condenar el conjunto residencial Las Cuatro Potencias, ubicado en la ciudad de Colón.

Se trata de cuatro edificios de cuatro plantas cada uno, que albergan 190 apartamentos en calle 12, corregimiento Barrio Sur.

“Estos edificios presentan graves daños de consideración en su infraestructura. En cualquier momento pueden derrumbarse”, indica el documento con fecha del pasado 30 de marzo.

Además, Williams confirma que a solicitud de su entidad, el Miviot prepara la inspección de otros ocho edificios administrados por el BHN, todos con evidente deterioro físico.

Al ser consultado por la identificación de estos inmuebles, el funcionario revela solo dos nombres: Marañón I, en Calidonia, y Arraiján, en la avenida Justo Arosemana.

En tanto, Víctor Mendoza, gerente de operaciones del BHN, afirma que para proceder a condenar el Cuatro Potencias hacen falta otros dos informes: uno del Cuerpo de Bomberos de Panamá (CBP) y otro del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc).

“Ellos deben confirmar el diagnóstico del Miviot antes de que nosotros podamos hablar de desalojo”, indica Mendoza.

Al menos en el caso de Las Cuatro Potencias en Colón, la decisión parece ser inminente.

Los informes del CBP y Sinaproc llegarían “en estos días porque esto lo tratan con bastante urgencia”, dice Williams.

EL CONCRETO SE CAE

A Eufenia Figuera no le hace falta ninguno de los tres informes técnicos para saber que se tiene que mudar.

“Aquí ya no se puede vivir. Esto se está cayendo”, cuenta esta jubilada desde los pasillos del edificio Chagres, que junto al Donoso, al Santa Isabel y el Portobelo, conforman Las Cuatro Potencias.

Para mostrar los daños del inmueble, Eufenia agarra de la mano a su vecina Ana Collado, quien tiene 50 años de vivir en el mismo apartamento.

Juntas, caminan por un pasillo inclinado, en donde una rajadura en la pared hace temer lo peor.

“Esto no se ha caído de milagro. Todo está podrido. Ojalá que no pase ninguna tragedia”, comenta Collado mientras enseña los soportes de madera que sostienen un pasillo.

El informe técnico del Miviot confirma lo que ya las dos jubiladas saben.

“El techo de cinc está podrido. Las losas y pisos presentan daños de consideración y en cualquier momento pueden colapsar. Las vigas y columnas están en mal estado. Existe desprendimiento de concreto”, detalla el informe.

Una situación similar se aprecia en el edificio Arraiján, hogar de 160 familias.

Una de ellas es la formada por Cecilia Arias, que cuando era una niña de ocho años corría por el edificio. Hoy, 67 años más tarde, Cecilia sigue viviendo en el mismo apartamento. Sus piernas desgastadas ya no le permiten correr y necesita de la ayuda de un bastón para poder caminar.

Entre tanto, enseña las grietas del viejo inmueble; su rostro muestra preocupación por los niños que juegan fútbol cerca de las escaleras, las mismas donde cayeron pedazos de concreto la semana pasada.

Similar a las escenas de un crimen, en el patio del edificio Arraiján los columpios del parque infantil están acordonados con una cinta amarilla que impide a los niños subirse a ellos.

Hay que recordar que semanas atrás, cuando sus habitantes cerraron la calle para reclamar al BHN que limpiara las aguas negras empozadas en el patio de juegos, Mendoza, el gerente de operaciones de la institución bancaria, calificaba este edificio como “herido de muerte”.

LA COMPENSACIÓN

Una vez tengan los informes técnicos que le permitan clausurar los edificios, el BHN procederá a resarcir económicamente a los prestatarios.

“Se va a pagar entre el 50% y el 80%, dependiendo de las cuotas que ellos hayan pagado”, señala el subgerente del BHN.

La morosidad en estos edificios, agrega el funcionario, está entre el 30% y 40%.

El terreno donde están los inmuebles se venderá al mejor postor y el dinero servirá para que el banco pueda prestar a una persona que desee comprar una vivienda nueva. Y es en este punto donde los vecinos muestran su disconformidad.

Cuando se les plantea el sistema de compensación que usará la entidad, Humberto Medina suma, resta y multiplica en voz alta.

“Esas matemáticas del banco no me cuadran. Además, la plata en mano vuela. Prefiero que el Gobierno nos diga dónde mudarnos y nosotros pagamos”, explica este residente de Las Cuatro Potencias.

Una posición semejante tiene Gricelda Cortez, que durante 20 años pagó 30 dólares mensuales por su apartamento en el edificio Arraiján.

Tomando en cuenta el esquema de compensación que planea aplicar el BHN, a Cortez le devolverían en el mejor de los casos 5 mil 760 dólares, cifra que a esta jubilada le preocupa.

“A esta edad, ¿quién me va a prestar dinero para comprar una casa?”, se pregunta mientras recuerda algunas de las experiencias que ha vivido durante los 44 años que lleva en este mismo apartamento.

Mientras tanto, voceros del Miviot indicaron que la relación existente entre el dueño de la propiedad y el inquilino “es ajena a la responsabilidad del ministerio. Los proyectos de vivienda están a disposición de todas aquellas personas que así lo requieran. La política de esta entidad es atender las necesidades de la población”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código