INFORME DE ESTADÍSTICAS CRIMINALES 2011

Más de 53 mil delitos en 201l

27 mil 548 personas fueron víctimas del hampa durante 2011, mientras que 5 mil 323 fueron asesinadas o heridas en algún hecho de violencia.

El más reciente informe del Sistema Integrado de Estadísticas Criminales (SIEC), correspondiente a los hechos delictivos registrados en 2011, da cuenta de que la delincuencia disminuyó en el último año. Sin embargo, la comisión de delitos contra la vida y la propiedad de las personas sigue en porcentajes muy elevados y de allí la percepción de inseguridad que expresa cotidianamente la ciudadanía.

Las cifras del SIEC indican que en 2011 se cometieron 53 mil 276 delitos en el país (un promedio de 145.9 casos por día), lo que reflejó una disminución de 2.4% en relación con los 54 mil 628 reportados en 2010.

Pero, si se totalizan los delitos contra la propiedad (robo a mano armada, robo simple y hurto), el informe revela 27 mil 548 de estos hechos, es decir, 51.7% de la totalidad de crímenes cometidos en el país en 2011.

Además, según las estadísticas del SIEC por lo menos 27 mil 548 personas fueron víctimas del hampa el año pasado.

Solo los robos a mano armada sumaron 7 mil 176 casos (20 al día); y los hurtos llegaron a 18 mil 138 casos (50 diarios).

En cuanto a los delitos contra la vida e integridad personal, a que tanto hacen referencia las autoridades, hubo 704 homicidios y 4 mil 528 casos de lesiones personales; es decir, que 5 mil 232 personas fueron asesinadas o heridas en algún tipo de suceso violento.

De los 704 homicidios reportados –55 casos menos (7.2%) que en 2010–, las autoridades detallaron que 260 casos (37%) fueron por venganza, rencilla y otros hechos no atribuibles al crimen organizado; que 239 casos (34%) sí tuvieron que ver con la delincuencia organizada, es decir, con drogas, ejecuciones, tumbes (robos) de dinero, ajuste de cuentas, pandillerismo, entre otros; que 77 casos (11%) fueron consecuencia de robos; 56 (8%) de violencia doméstica y pasionales; y que 70 casos (10%) no se sabe el motivo.

De acuerdo con el informe, los homicidios no asociados al crimen organizado disminuyeron de 43% en 2010 a 37% en 2011, pero los que sí tuvieron nexos con la delincuencia organizada subieron de 21% a 34% en el mismo período. Los homicidios por robo bajaron un punto porcentual y los hechos pasionales y de violencia intrafamiliar se mantuvieron igual.

La suma de los homicidios y casos de lesiones reportados en 2011 –aunque disminuyó con relación a 2010– representó 9.8% de los delitos ocurridos en el país, y si estos se suman a los casos de robo y hurto, el informe deja ver que 61.5% de la comisión de delitos guarda relación con la vida y propiedad de las personas. Y si se adicionan los casos de violencia doméstica (5 mil 689 en todo el año), el porcentaje se eleva a 72.1%.

Detrás de las muertes

Es verdad, como dicen los informes del SIEC, que las cifras de homicidios desde 2009, cuando asumió este gobierno, han disminuido sistemáticamente.

Pero también es una realidad que los casos totalizados en este último período (2 mil 281 para ser exactos) superan a todos los ocurridos en el país entre los años 2004, 2005, 2006, 2007 y 2008 (2 mil 133 en total).

Más allá de las tasas, el informe confeccionado por el SIEC revela datos importantes, como que 79.5% de los homicidios reportados en el país en 2011 (560 casos) fue perpetrado con arma de fuego, porcentaje que se elevó en relación a este delito ocurrido en el año 2010.

Además, que 264 de las víctimas de homicidio (37.5%) tenían entre 20 y 29 años, es decir, estaban en plena edad productiva; que 45.6% de los casos ocurrió entre sábado y domingo; y que 40% se registró entre las 6:00 p.m. y las 12:01 a.m.; 91.7% de las víctimas fueron hombres y 6.4% mujeres.

Las provincias de Panamá (561 casos), Colón (58 casos), Chiriquí (33 casos) y Coclé (21 casos), en ese orden, fueron los sitios donde más homicidios hubo.

Se requiere política de Estado

A juicio del criminólogo Jonathan Riggs, la disminución de los índices de criminalidad en el país se debe a los ataques frontales que realizan los organismos de seguridad contra el hampa. Sin embargo, dijo que los resultados no son más significativos porque no hay políticas, programas y planes de Estado que se enfoquen en la prevención de los delitos y sobre todo entre los grupos más vulnerables (jóvenes entre 12 y 17 años) que por lo general son los reclutados y usados por el crimen organizado para la comisión de delitos.

Pese a la disminución de las cifras, dijo, es evidente que en el país no hay respeto por la vida, que falta una cultura de paz y que la resolución de los conflictos a través del diálogo no es eficaz, de allí que se hace necesario aprobar políticas de Estado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código