SOCIEDAD. PERCEPCIÓN DEL ARTE MUSICAL.

La música y su efecto relativo

Las melodías que invitan a la diversión y aquellas señaladas como obras maestras de la música, pueden despertar sentimientos de rechazo en las personas.

Calle Uruguay, con sus discotecas, ofrece noches de tragos, baile y, por supuesto, mucha música para alegrar la noche: pop, salsa, reguetón, electrónica y más.

Esa mezcla de ritmos a gran volumen hace felices a los rumberos y, a la vez, amarga a los vecinos del área en Bella Vista, que llevan más de una década quejándose ante las autoridades por el ruido, una protesta que revivió la semana pasada, obligando a la Alcaldía capitalina a crear una comisión que evaluará la situación.

Así de relativo puede ser el efecto de la música; mientras a unos los hace entrar en ambiente, a otros parece sacarlos de sus casillas.

En otros puntos del mundo han empleado esta teoría para sacarle provecho en la lucha contra el ocio y la delincuencia.

Suena extraño, pero ha resultado, según detallan múltiples reportes de las agencias internacionales que han sido reproducidos en una infinidad de blogs y sitios de internet.

Un caso se registró en Oregon, Estados Unidos, en donde hace unos años se empezó a difundir música clásica en las estaciones del tren, con la finalidad de ahuyentar a los vándalos y a las personas a las que les fascina quedarse en los alrededores de las instalaciones perdiendo el tiempo.

Y fue efectivo. Un poco de ópera y música de cámara acabó con todo tipo de vagos que antes abundaban por las estaciones, se detalla.

El policía John Scruggs fue quien presentó la propuesta en Oregon, tras enterarse de que había funcionado en otros puntos del país, como en Ohio, donde la tienda de autoservicio United Dairy Farmers se libró de los indigentes que acosaban a los clientes pidiéndoles dinero, colocando música clásica, reseña un despacho de AP.

Resultados igual de efectivos se registraron en Derby, Inglaterra, donde el repertorio de Wolfgang Amadeus Mozart, Antonio Lucio Vivaldi, Ludwig van Beethoven, Johann Sebastian Bach y otros grandes compositores de la historia, es reproducido por altoparlantes en las paradas de autobuses, locales comerciales, estacionamientos y diferentes espacios públicos, haciendo las veces de un repelente de antisociales y jóvenes amantes del ocio. “Parece que detestan esa música”, apuntaron las autoridades británicas.

Mientras, en Christchurch, Nueva Zelanda, buscaron estadísticas para comprobar el efecto.

El diario The Press publicó que la música clásica que empezó a difundir el City Mall de Christchurch ha sido como un tranquilizante, al registrase una notable baja en los incidentes desde que se empleó la táctica musical: de 35 peleas entre clientes contadas en 2009 se pasó a ninguna en 2010. Tampoco se dieron problemas por clientes alcoholizados, cuando en 2009 tuvieron que atender 16 casos. “La policía aplaude el programa experimental”, cita la publicación.

En Panamá las personas también rechazan drásticamente la música que no sea de su agrado o que esté a un volumen elevado, según reflejó un sondeo –no científico– hecho en prensa.com: 75.3% de los participantes señaló que se marcharía de inmediato del sitio, 19.6% dijo que se quedaría solo el tiempo necesario en el lugar, y 5.1% aseguró que ignoraría la música y permanecería en el local.

Las melodías y su alcance

Musicoterapeutas de todos los rincones del mundo han destacado las bondades de su especialidad que pueden ser aplicadas desde que el bebé lleva 16 semanas en el vientre materno. Esta joven rama de la medicina consiste en “el uso de la música y sus elementos para preservar la salud”, definió la psicóloga y musicoterapeuta Melanie Taylor.

Una reciente investigación de la Drexel University en Filadelfia, Estados Unidos, concluyó, luego de analizar a 2 mil pacientes, que “las intervenciones musicales tendrían efectos beneficiosos sobre la ansiedad, el dolor, el humor y la calidad de vida de las personas con cáncer”, reseña Reuters.

¿Es todo? No. Otras investigaciones han indicado que las gallinas ponen más huevos, las vacas producen más leche y los cerdos engordan con más rapidez si escuchan constantemente a Bach, Mozart y Beethoven, publicó la agencia EFE.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

26 Abr 2017

Primer premio

5 1 8 7

BDBB

Serie: 2 Folio: 14

2o premio

0632

3er premio

1386

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código