DERECHOS HUMANOS. NIETO DE ABUELA DE LA PLAZA DE MAYO DA CONCIERTO.

La música de la verdad

Un concierto de Ignacio Montoya Carlotto el pasado 1 de octubre en un antiguo centro de torturas sirve como metáfora y símbolo de esperanza.
Hace apenas dos meses, Ignacio Montoya supo que era hijo de una mujer ejecutada por la dictadura argentina. Hoy celebra saber su verdadero origen.EFE/David Fernández. Hace apenas dos meses, Ignacio Montoya supo que era hijo de una mujer ejecutada por la dictadura argentina. Hoy celebra saber su verdadero origen.EFE/David Fernández.
Hace apenas dos meses, Ignacio Montoya supo que era hijo de una mujer ejecutada por la dictadura argentina. Hoy celebra saber su verdadero origen.EFE/David Fernández.

El piano no lo sabe. Él le saca los sonidos y los combina, como combina el jazz con música folclórica argentina. Latinoamericana. El piano no sabe quién lo sacude, lo aporrea. Él está allí siendo parte de un ritual. De un exorcismo, podría decirse. Pero el piano no lo sabe. Solo sabe que debe sonar. Y suena.

La banda del músico y compositor Ignacio Montoya Carlotto le acompaña y hace las delicias de los presentes. Los ojos de la mayoría se distraen, se van hacia dos señoras que miran y miran ser miradas. Son las abuelas de Ignacio que hasta hace poco no sabía que eran sus abuelas. Ellas en cambio, sobre todo una, Estela de Carlotto, la materna, sí sabía que él existía. Lo sentía. No se equivocó. Durante 40 años lo buscó. Lo encontró. No se equivocó.

Estela de Carlotto es una de las líderes de las Abuelas de la Plaza de Mayo, la organización de mujeres que desafió la dictadura y la indiferencia y el olvido para buscar justicia para hijos y nietos desaparecidos, para buscar el paradero de esos cerca de 500 niños que fueron arrebatados de los brazos de sus madres y padres durante el gobierno militar. E Ignacio es uno de esos niños. Bueno, hoy es un hombre casi cuarentón que ha nacido de nuevo.

Este concierto sucedió el pasado miércoles 1 de octubre, nada menos que en lo que fue la Escuela de Mecánica de la Armada (Esma), en Buenos Aires, uno de los principales centros de detención y tortura de la dictadura argentina, donde cerca de cinco mil disidentes estuvieron presos y tan solo un par de cientos logró sobrevivir. Ahora ha sido reconvertido, desde 2004, en el Centro Cultural de la Memoria.

Guido. Así se llamaba realmente Ignacio. Guido Montoya. Pero eso solo vino a saberlo luego del día de su cumpleaños, el 2 de junio pasado.

Un reportaje de la agencia de noticias AP cuenta que las autoridades le arrebataron a Ignacio a su madre, Laura Carlotto, el 26 de junio de 1978, pocas horas después de dar a luz mientras estaba secuestrada en un centro clandestino.

Dos meses después del nacimiento del bebé, fue asesinada a balazos. El padre biológico de la criatura era Walmir Oscar Montoya, pareja de Laura, con quien militaba en la organización guerrillera Montoneros. Montoya habría muerto antes del nacimiento de su hijo.

El niño fue inscrito bajo el nombre de Ignacio Hurban y entregado a la crianza de un matrimonio de peones rurales que no podía tener hijos.

La justicia investiga quién se apropió del menor y cómo fue a dar a manos de los trabajadores rurales. El caso es investigado por la justicia federal, como los de otros jóvenes que cuando eran bebés fueron arrebatados a sus padres por los militares.

Incluso ha surgido una tirantez entre la fiscalía, que insiste en la causa y los Carlotto y las Abuelas, pues estos últimos quieren desistir de la causa mientras que la fiscalía desea proseguirla.

“Es una pareja humilde”, ha dicho Estela de Carlotto, al aducir que no cree que haya sido culpa de los campesinos que criaron a Ignacio– Guido, sino de sus patrones. Piensa que también han sufrido.

Sin saber su verdadera historia, señala un despacho de la agencia AFP, el músico había participado dos veces en conciertos en la ex Esma, en 2012 y luego en mayo pasado.

“Como vengo diciendo y dándome cuenta, en estos dos meses, para mí la música es la identidad que encontré antes de saber quién era”, dijo Ignacio– Guido durante el recital.

Sobre los cambios como músico que supuso “la noticia”, aseguró que “en lo interno no cambió para nada, eso significa que la música estaba bien hecha y que no necesitaba de esto para hacer ni mejor ni peor, sino que era la música que yo soy”. Aunque admitió que “es extraño que la misma música que venía haciendo hasta hace unos días ahora interese y antes no”.

“Queremos pasar un momento de música lo más maravilloso que se pueda y colaborar con nuestro grano de arena a cambiar la energía de este lugar”, dijo Ignacio– Guido, en una rueda de prensa previa al concierto, según AFP.

“Es insuficiente, todavía hay que hacer más. Pero no solamente para exorcizar este lugar, sino para producir todo lo que se pueda a partir del arte. Soy un convencido de que a partir del arte se va a cambiar el mundo”, señala el músico

(Con servicios internacionales).

Las redes para encontrarse

A pesar de que en los últimos años muchos argentinos que fueron separados de sus padres al nacer durante la dictadura militar (1973-1986) y aproximadamente 115 han recobrado su identidad, muchos otros, de entre 30 y 55 años, han quedado al margen de las políticas de restitución de niños apropiados durante el régimen. Estos han hallado en las redes sociales un espacio para difundir su historia y encontrar otros en su misma situación, señala un despacho de la agencia EFE. Es el caso de Mariana Rodríguez, que comenzó su búsqueda a principios de este año, e integra la red “Hermanas y madres del alma” junto a otras mujeres de Córdoba presuntamente vendidas por una partera y adoptadas de forma ilegal. En 2012, la justicia argentina condenó a 50 años de prisión al ya fallecido dictador Jorge Rafael Videla y dictó penas a otros ocho acusados por la apropiación sistemática de hijos de desaparecidos en la dictadura.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código