SERVICIO PÚBLICO DE SALUD

´Los niños nacen para vivir ´: Bissot

El director del Hospital del Niño, Alberto Bissot, dejará el cargo luego de 10 años de administrar esa institución entre logros y fracasos.

Por 10 años ha estado a cargo de la principal institución médica de atención infantil. Reconoce que hay logros, pero también proyectos que no se han cumplido.

Alberto Bissot, director del Hospital del Niño, abandonará el cargo el 31 de agosto para dar paso a un nuevo administrador.

Antes de salir dejó un mensaje al patronato del nosocomio, que tendrá la tarea de escogerlo: “el nuevo director debe conocer bien la institución, y si es alguien de la casa, mucho mejor”.

¿Qué lo llevó a convertirse en director del Hospital del Niño?

En marzo de 2002 el patronato abrió un concurso, participé y gané. Yo he estado toda mi vida aquí; es más, mi residencia como pediatra la hice acá y quería ayudar de alguna forma.

¿Qué sensaciones tiene ahora que se va?

Me siento satisfecho por la labor realizada. Nos hemos mantenido alejados de los tentáculos de la política, y eso es bueno.

¿Qué considera que ha logrado en el hospital?

Bueno, reabrimos una escuela para los niños, hemos mejorado la sala de neonatología, empezamos el trasplante de médula ósea e inauguramos una nueva sala de urgencias.

¿Qué no ha alcanzado en su administración?

No hemos logrado el nuevo hospital, a pesar de que empezamos con el proyecto en 2003. Lamentablemente no se ha tomado una decisión para conseguir los $150 millones.

¿Cómo avanza el proyecto?

Hasta donde sé, falta conseguir el financiamiento. Estamos en esa etapa y además se nos ofreció el terreno de la antigua sede de la embajada estadounidense, pero no se ha hecho oficial el traspaso.

¿No cree que el anuncio fue una salida política del gobierno ante las críticas por la construcción de la torre financiera en ese lugar?

Hay que ser optimista sin pasarse de inocente. Hay que seguir pulseando y conversar con quien se debe hablar. Yo siempre me he manejado mediante los trámites administrativos que deben seguirse. Pelear no lleva a nada, pero hay que presionar.

¿Qué hace falta en el nosocomio para mejorar la atención de los infantes?

Necesitamos más personal y más espacio, sin lugar a dudas. Las salas son muy chicas y las camas están muy pegadas. No necesitamos más camas, pero sí hay déficit de enfermeras. Por ejemplo, pedimos todos los años 100 plazas para enfermeras nuevas y siempre se nos recorta. Tenemos 260 enfermeras y necesitamos 500. Médicos somos 150 y necesitamos 50 más.

¿Cuál debe ser la filo-sofía de la institución?

Este es un nosocomio que debe dar la mejor la atención a niños y niñas, y no un lugar para hacer dinero. El que puede pagar, paga, y si no cuenta con recursos, no paga. Yo no puedo permitir que un niño muera porque su padre no tiene dinero para cancelar. Eso no puede ser y este hospital no está para eso.

¿Se ha sentido frustrado en el hospital?

Hemos tenido sinsabores porque en este hospital vienen los niños más graves del país y por ende algunos fallecen. Un niño no debe morir, los niños nacen para vivir. Nos morimos los viejos.

¿Alcanza el presupuesto que les asignan?

Tenemos un presupuesto de $41 millones para 2012. El presupuesto se compone en su mayor parte del subsidio estatal. Nosotros solicitamos este año $45 millones y nos dieron $33 millones. No nos dieron lo que pedimos, y para manejar una entidad así necesitamos $45 millones, mínimo.

¿Considera justo que se gasten cientos de millones en armas o en otros proyectos irrelevantes cuando el ustedes tienen déficit de presupuesto?

Nadie quiere que lo asalten en la calle, pero la salud y la educación son primero. Los niños deben estar sanos hoy, para tener adultos productivos mañana. Para mí la niñez es más importante, pero yo no decido el presupuesto del país.

¿Qué le recomienda a su sucesor?

Que ponga por delante a los niños y defienda la institución aunque le cueste el puesto. El patronato debe hacer como la junta directiva del Canal: elegir a alguien de la casa es lo mejor.

¿Cuál es el diagnóstico del infante panameño?

El infante panameño es muy dado a padecer de problemas respiratorios. No he visto en mi vida un caso de poliomielitis y pocos de sarampión, pero están apareciendo más traumas y violencia. Yo no veía heridos de bala; ahora atendemos esos casos. Al año llegan como 50 niños heridos de bala y eso debe preocupar a la sociedad.

ADMINISTRADOR DEL HOSPITAL DEL NIÑO

CREDENCIALES.

Alberto Bissot es neonatólogo y pediatra. Hizo su residencia en el Hospital del Niño y allí empezó a laborar en el año 1976. En 1980, en Uruguay, se formó como neonatólogo. Siempre ha estado vinculado a este hospital. Fue elegido director en el año 2002 y se reeligió en el año 2007. En enero comenzó el concurso para elegir al nuevo director y este mes terminan las inscripciones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CUATRO APREHENSIONES Ventura Ceballos irá este viernes a audiencia

En la actualidad permanece en una celda de alta seguridad, cuyo paradero no ha sido informado a la ciudadanía, debido a sus dos fugas anteriores.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código