informe de la Cepal

12.4% de panameños, sin dinero para comer

Cifras del organismo multilateral señalan que la disminución de la pobreza extrema en el país, en 2011, no constituye una ´variación notable´.

Un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) reveló que 12 de cada 100 panameños viven en situación de extrema pobreza.

Según este organismo, las personas que se encuentran en esta condición no tienen recursos suficientes para cubrir sus necesidades alimentarias mínimas.

De acuerdo con el informe Panorama social de América Latina, el 12.4% de la población vive en pobreza extrema, una cifra ligeramente inferior al 12.6% registrado en 2010.

El informe de la Cepal señala que los cambios durante el último año no presentan “variaciones notables” debido a que la disminución fue inferior a un punto porcentual.

Si se toma como referencia que según el Censo Nacional de Población de 2010, en el país habitaban 3.4 millones de personas, la cantidad de personas en pobreza extrema en Panamá equivale a 422 mil personas.

En el mundo, 69 países o Estados independientes tienen menos población que la cantidad de habitantes en Panamá que no tienen para cubrir sus necesidades alimentarias mínimas.

Algunos de estos son Malta, Bahamas, Belice, Islandia, Aruba y Barbados, todos con una población total inferior a 418 mil habitantes.

Gráficamente en un plano local, la cantidad de personas que vive en pobreza extrema en Panamá es equivalente a 15 veces la capacidad total del estadio de fútbol Rommel Fernández (28 mil personas).

UN POCO MENOS

Desde el Gobierno, el director de Análisis Económico y Social del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Rogelio Alvarado, cree que la pobreza extrema realmente es de 12.2%.

A pesar de esto, según su criterio, “si se comparan las variaciones de 2011 con respecto a las de 2010, ciertamente la proporción de personas pobres e indigentes en el país registra una muy poca variación”, explica.

Sin embargo, destaca que hace una década este índice se ubicaba en 18.6%.

“Es cierto que durante estos años hemos acumulado 34% de inflación, pero también lo es que el menor salario mínimo, que no es el más común, aumentó en 52%. (También) hay transferencias y subvenciones destinadas a los grupos más vulnerables que en 2002 no había”, agrega.

Las cifras de pobreza extrema contrastan con el crecimiento económico que ha experimentado el país durante el último lustro, que solo en 2011 fue de 10.6%

En tanto, la mayoría de la pobreza extrema se encuentra en las comarcas indígenas y en las zonas rurales.

La última Encuesta de Niveles de Vida realizada en el país fue en el año 2008.

En este documento se reflejaba que en aquel momento la pobreza extrema era de 14.4%.

Mientras que en las áreas urbanas este índice era de 3.2%, en las zonas rurales alcanzaba el 22.2% y en las comarcas el 84.8%.

Desigualdad

Una de las cifras que particularmente preocupan a los expertos es la de los índices de desigualdad económica dentro de la población y los niveles de empleo informal que hay en el país.

A mediados de esta semana, la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede) dio a conocer la Carta económica apediana, un documento que señala que Panamá ocupa la posición número 18 en el mundo en materia de desigualdad de la distribución de ingresos.

“El crecimiento económico de nuestro país no puede contribuir de manera efectiva a la erradicación de la pobreza, si no se adoptan políticas y planes de acción tendientes a elevar los niveles de productividad de los sectores y actividades más rezagadas”, señala el documento firmado por Roberto Troncoso, presidente de este organismo.

A su vez, Apede señala que no solo el Gobierno está encargado de mejorar los índices de pobreza.

“Los países que han tenido éxito en la transformación de sus estructuras productivas, han contado con la participación institucionalizada del sector privado en el proceso de cambio”, agrega.

Este gremio también destaca que del millón 300 mil personas que están económicamente activas en el país, 600 mil no han terminado la escuela secundaria, lo que equivale al 46% de la población que trabaja.

“Esto representa un inmenso reto para el país y la sociedad en general. La educación es el arma principal para combatir la pobreza, la desigualdad y (a su vez) mejorar el desarrollo humano”, concluye la misiva.

La actual ministra de Educación, Lucy Molinar coincide en este punto.

“Tenemos 40 años de atraso que estamos tratando de saldar en tres años. Este año se está graduando apenas la primera promoción de transformación curricular. Para que los alumnos no dejen la escuela, tenemos que hacerla lo suficientemente atractiva como para que el estudiante vea en la educación una herramienta para la vida”, señala.

Para Molinar, los cambios educativos que se están llevando a cabo deben ir “aún más rápido”. “No podemos dejar que nuestra gente más humilde se quede en ese renglón de pobreza por falta de la herramienta que la puede sacar de ella, es decir, la educación”, agrega.

En tanto, para el ministro de Desarrollo Social, Guillermo Ferrufino, otra manera de combatir la pobreza es con comida a precios populares, lo que se ofrece en las llamadas jumbo tiendas y jumbo Ferias.

Además de estas iniciativas, Ferrufino señala que trabajan en el aumento de 20 dólares adicionales para el programa “100 a los 70”, y el incremento de 50 a 75 dólares en el programa Red de Oportunidades.

CONTRASTE

Llegada la época de Navidad, mientras que a 422 mil personas no les alcanza el dinero para comer, otra parte del país abarrota los centros comerciales.

Solo en deudas de crédito de consumo, de acuerdo con cifras de la Superintendencia de Bancos, a septiembre de este año se deben 6 mil millones de dólares, poco más de la mitad de la actual deuda externa (10 mil 885 millones de dólares).

En billetes y chances de lotería, en promedio en Panamá a diario se compra un millón 400 mil dólares, según la Contraloría General de la República.

Si se toma en cuenta que, de acuerdo con el MEF, el precio de la canasta básica de alimentos en septiembre fue de 313.41 dólares, el dinero que se gasta en lotería, en un día, serviría para pagar el desayuno, el almuerzo y la cena de 4 mil 460 hogares de casi cuatro miembros (3.83) durante un mes.

Con información de Urania Cecilia Molina.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

17 Dic 2014

Primer premio

9 7 5 3

AACC

Serie: 7 Folio: 4

2o premio

9089

3er premio

0829