ENTREVISTA A CARLOS PÉREZ BARRIGA, DIRECTOR DEL DIARIO ECUATORIANO ´EL UNIVERSO´

´Soy un perseguido político´

Cuenta que el periodismo en América Latina es muy bueno para la calidad de educación que nos dan los gobernantes.

La primera impresión que da es la de un hombre altivo, frío y refinado. Como de la realeza. “No tiene cara de periodista; parece más bien un rico empresario”, dijo un reportero de una agencia internacional cuando lo vio llegar acompañado del resto del clan Pérez [sus hermanos César y Nicolás].

Cuando se le trata directamente, ese efecto de persona lejana que tenía el primer día da paso a la visión de un hombre tranquilo, de pausas largas, y profundamente cansado. Carlos Pérez Barriga, director del diario ecuatoriano El Universo, está cansado física y emocionalmente. El combate contra el poder del presidente de Ecuador, Rafael Correa, lo dejó exhausto y casi derrotado. Con su supremacía, el mandatario le demostró que lo tenía en sus manos luego de la sentencia que lo condenó a prisión por tres años y a una multa de $40 millones por injuria. La condena también aplicaba para sus dos hermanos, y para Emilio Palacio, un periodista que escribió una columna que irritó al mandatario.

Correa los “perdonó” el pasado lunes, y eso permitió que Pérez Barriga dejara la Embajada de Panamá en Ecuador, donde estuvo asilado por 15 días, para venir a darle gracias al presidente, Ricardo Martinelli. Está fascinado con Panamá, le gusta su desarrollo, sus edificios... el mar. Es probable que se quede.

¿Qué sintió el día que Correa los perdonó?

Una mezcla de sentimientos. De tranquilidad. Eso fue todo un show, lo transmitieron en directo y allí estuvieron todos los ministros, el cuerpo diplomático en pleno... gracias a Dios no llevaron a los militares. Y quien nos demandó fue un ciudadano, no el Presidente de la República, y él perdona como Presidente. El acto fue en el salón amarillo de la Casa Presidencial. Es como el camaleón, a veces ciudadano, a veces Presidente.

Antes de eso, estaba dispuesto a pedirle disculpas, ¿cuáles eran sus condiciones para eso?

Condiciones que en cualquier democracia existen: que nos facilite la información de las instituciones públicas, porque nosotros pedimos algo del Ministerio de Economía y no nos lo dan, en la Superintendencia de Bancos, menos. Dicen que nosotros no informamos bien y que manipulamos la información. Pedí que perdone a todos los periodistas, que eliminara todos los juicios.

¿Volvería a publicar la columna que ocasionó la demanda?

Eso es lo que te genera el Presidente. La autocensura. ¿Por qué me lo preguntas? Porque también piensas... si vuelve a meter la mano en el fuego, se vuelve a quemar. Y es humano pensar así. No sabría qué decir... dependiendo de las condiciones, es un artículo que hace un año tenía un contexto en ese momento, si lo pongo ahora, nada que ver. Ahora, existe un documento que comprueba que sí hubo una orden del Presidente de atacar el hospital, y eso salió en NTN la semana pasada, y no sé si Emilio sabía de la existencia de ese documento cuando se publicó el artículo. Creo que sí lo sabía.

¿Peligra su integridad?

Sí creo. Si el Presidente no pone de su parte y va a seguir insultándome los sábados, no voy a regresar. La única responsabilidad de que no regrese a mi país es del Presidente; él tiene que bajar el tono y pedirle a su gente que nos deje tranquilos.

¿Ha contemplado la posibilidad de un diálogo con él?

Sí. No tengo ningún problema en reunirme con Correa. No soy de odios. Creo que cuando uno mira a los ojos a una persona es diferente. Esa parte humana de encontrarse, que de por sí es muy fuerte para nuestras almas, y de estrechar la mano, ya es un signo de hacer la paz. En Ecuador hay muchísimos problemas como para que el problema sea la libertad de expresión.

¿Cuál es la situación financiera de El Universo?

El Presidente nos ha golpeado duro. Un sábado dijo en su programa que dio la orden de quitarnos toda la pauta del Estado. Bueno, él es el gobernante y tiene derecho, y nosotros ni siquiera reclamamos. Todo fue porque hicimos una investigación sobre el aumento de la pauta de publicidad estatal, que de $2 millones anuales pasó como a $18 millones.

Después, por otro motivo, decidió que los dueños de los medios no pueden tener otros negocios. Si algún día se quiere vender un medio de comunicación en Ecuador, la gente que te lo quiera comprar no tiene que tener otro negocio. Nos van disminuyendo poco a poco; mi padre fundó una empresa de turismo hace 25 años y estamos obligados a venderla antes de julio.

Cuénteme del juicio.

Una de las aberraciones del juicio es que el Presidente demandó a la compañía, que no se puede demandar, también a los directivos y al autor del artículo, Emilio.

Teníamos que pagar los $40 millones los cuatro por igual, que en principio eran $80 millones. Y si Emilio no podía pagar, nos hubiese tocado a nosotros pagar por él. Cuando se dio la segunda audiencia partieron la sentencia en dos. En Ecuador no se puede partir una sentencia. Entonces Emilio renunció y se fue a Estados Unidos.

¿Cómo surge la pelea con Correa?

Correa tiene un problema de tolerancia que ha ido creciendo. En una ocasión, en su discurso de los sábados, dijo que nosotros éramos buenas personas, buenos muchachos, y que el malo era Emilio, y con el tiempo lo cambió. Ahora los malos somos nosotros. Él hace una novela todos los sábados de cómo es el Ecuador. Ahora somos corruptos, incluso me acusó de que yo no pagaba impuestos, y le he demostrado que es mentira.

Nosotros seguimos igual, entrevistamos ministros y si hacen carreteras y se inauguran, lo decimos. No es que nada más publiquemos las cosas malas.

¿Se considera un perseguido político?

Sí, me considero un perseguido. Creo que el que Panamá me haya protegido en su embajada, es un hecho más político-diplomático. Creo que los gobernantes sí tienen derecho a defender su honra, pero no pueden ponerse a meter presos a los que les cuestionan.

De Ecuador va empezar a salir gente que se considera valiosa. Ya está empezando a irse porque tiene miedo, por el tema económico; de que te saquen leyes y te cambien de un día para otro las reglas de hacer negocios. Mucho impuesto, muchas trabas. Tienen un concepto de que para que no haya tanta gente pobre, no es que tienes que enriquecer a los pobres, sino que tienes que desenriquecer a los ricos.

Ha habido comparaciones de Martinelli con Correa por la relación con la prensa, ¿qué opina?

No conozco bien el caso del Presidente de aquí, pero no creo que sea comparable. Aquí no hay leyes de desacato ni hay periodistas presos. Ustedes no han visto las agresiones que nos hace este Presidente, todos los sábados, por la televisión.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código