ESTADOS UNIDOS. BANDERA CONFEDERADA.

El polémico símbolo del sur

La masacre de Charleston avivó el debate sobre el racismo, un problema vigente en EU, pese a tener su primer presidente negro.

Temas:

Residentes se reúnen frente al Capitolio mientras es retirada la bandera confederada, en Carolina del Sur, el 10 de julio pasado. Residentes se reúnen frente al Capitolio mientras es retirada la bandera confederada, en Carolina del Sur, el 10 de julio pasado.
Residentes se reúnen frente al Capitolio mientras es retirada la bandera confederada, en Carolina del Sur, el 10 de julio pasado.

“No tengo otra opción que ir al gueto y combatir”... “alguien tiene que tener el coraje de hacerlo en la vida real, y supongo que ese debo ser yo”.

Frases como las anteriores formaban parte del manifiesto racista publicado en un sitio web en el que también aparecían fotografías de Dylann Roof, el autor de la matanza de Charleston, en Carolina del Sur.

En la página –que ya fue cerrada– se hallaron imágenes de Roof en las que empuñaba la bandera confederada y en la otra mano, una pistola.

La revelación de estos detalles –por parte de la Policía– se conoció tras la captura del asesino de nueve personas en la iglesia Metodista Episcopal africana Emanuel, (A.M.E., por sus siglas en inglés).

La exhibición de Roof con la bandera desató una ola de críticas contra el estandarte, lo que provocó su remoción definitiva del capitolio de Carolina del Sur.

La bandera ondeó durante los últimos 15 años junto a un monumento en memoria de la guerra de Secesión, en los jardines del Congreso de Columbia, capital del estado de Carolina del Sur, hasta el pasado viernes.

El presidente de Estados Unidos (EU), Barack Obama, expresó que, si bien “la bandera no causó estos asesinatos... era un recordatorio de opresión y odio”.

HISTORIA

Lo cierto es que al ser parte de la historia de EU, las discrepancias respecto al tema se han hecho más evidentes después de la tragedia de Charleston.

El controvertido símbolo representaba a los estados confederados, constituidos por los 11 territorios meridionales que se separaron de EU entre 1861 y 1865.

En 1865, la Guerra Civil terminó y los unionistas (norte) vencieron a los secesionistas (sur), quienes se oponían a la abolición de la esclavitud y utilizaban la popular bandera.

No obstante, 150 años después del conflicto, el país continúa dividido en torno al uso de la enseña confederada.

Y es que lo que para unos es un legado histórico, para otros representa un símbolo del racismo.

Para el escritor David Goldfield, cuando la Confederación debatía la adopción de una nueva bandera en Richmond en 1862, era evidente que sería un símbolo de la supremacía blanca y una sociedad dominada por la esclavitud.

Al finalizar la guerra, la bandera se utilizó en actos conmemorativos y en reuniones de soldados, pero para los afroestadounidenses simboliza odio, represión y supremacía blanca, aseguró Goldfield.

Agregó que “hay blancos sureños que rastrean sus ancestros hasta la guerra civil y desean ondear la bandera en honor al bisabuelo que combatió y murió bajo ella”. Para estos, no hay relación alguna con el racismo.

Sin embargo, considera que se debería respetar el hecho de que es ofensiva, por lo que coincide con otros al recomendar que no sea enarbolada en público.

Salim Khalfani, quien ha vivido en Richmond casi 40 años, afirma que los afroestadounidenses, especialmente los mayores, se trauman al solo ver la bandera.

“Si realmente se trata de un legado, que mantengan la bandera en su propiedad privada o en museos, pero que no le creen problemas a los municipios y estados que están tratando de atraer turistas, porque lograrán el efecto opuesto”, manifestó.

Finalmente, el deseo de Khalfani se cumplió y la bandera de la discordia ya reposa en la sala de reliquias del cercano museo militar.

Nikki Haley, gobernadora republicana del estado de Carolina del Sur, dijo antes de la ceremonia de remoción: “Honramos la tradición. Honramos la historia. Honramos el patrimonio. Esta bandera tiene que quedar en un museo donde podamos garantizar que la gente la siga honrando de manera adecuada”.

El pasado 17 de junio, Dylann Roof, de 21 años de edad y raza blanca, asesinó a tiros a nueve personas negras –entre ellas el reverendo y senador Clementa Pinckney–, en la la iglesia Emanuel, en Charleston.

Según informes policiales, Roof quería una “guerra racial”. Su imagen con la bandera confederada avivó el debate sobre el racismo, que no se ha abolido en el país, pese a tener un presidente negro.

.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código