LAS TITULACIONES EN JUAN HOMBRÓN

Las preguntas, el entramado y los vínculos

Empresas y abogados vinculados con la familia del ministro de la Presidencia, guardan relación con las titulaciones en Coclé.

LITORAL. Las hermosas y disputadas playas coclesanas de Juan Hombrón. LA PRENSA/Eric Batista LITORAL. Las hermosas y disputadas playas coclesanas de Juan Hombrón. LA PRENSA/Eric Batista
LITORAL. Las hermosas y disputadas playas coclesanas de Juan Hombrón. LA PRENSA/Eric Batista

¿Cómo se explica el inusualmente rápido proceso de titulación –por derechos posesorios– de 54 hectáreas en las playas de Juan Hombrón, en Coclé? ¿Cómo se justifica que la abogada que empezara estos procesos terminara siendo la funcionaria que los aprobó? ¿Quién es Anabelle Villamonte Murgas, designada para ejercer el importante cargo de directora de Titulación de la Autoridad Nacional de Tierras (Anati)? ¿Cómo se explica que familiares de Villamonte se repitan, una y otra vez, en las sociedades anónimas que recibieron las tierras en Juan Hombrón? ¿Está relacionada Villamonte con algún miembro del gobierno? ¿De quién o quiénes son las 54 hectáreas de Juan Hombrón?

De estas preguntas, la mayoría no tiene una clara respuesta. Especialmente porque la principal implicada, la tantas veces citada Anabelle Villamonte, se niega a hablar de sus actuaciones durante el breve período en que fue directora de Titulación de la Anati.

Aunque en su carta de renuncia al presidente Martinelli, Villamonte alegó que lo hacía para defenderse de las acusaciones que se le hicieran por la titulación del terreno de Punta Paitilla, tras dejar el cargo el pasado 10 de septiembre, se ha negado a hablar.

“Estoy de vuelta ejerciendo mi profesión como abogada. Yo ya no soy funcionaria, así que no tengo nada que responderte...”, fue el mensaje enviado por Villamonte la noche del pasado 10 de octubre por chat al periodista con el que había concertado una entrevista días antes. Y para que no hubiese dudas, lo eliminó de su lista de contactos.

Ni siquiera durante su paso por las instalaciones de La Prensa, el domingo pasado, quiso dar una entrevista.

Villamonte no está sola en su silencio. Tampoco quiso hablar Sue Helen Scott Lam, una chorrerana de 26 años, cuyo nombre surge repetidas veces, tanto en las sociedades que obtuvieron tierras en Juan Hombrón, como en empresas ligadas a un ministro de Estado, y a importantes y jugosas concesiones estatales.

Scott Lam trabaja hace años, al menos desde 2007, en la firma de abogados Ellis & Ellis, que también tuvo protagonismo en la constitución de sociedades vinculadas a la titulación de derechos posesorios en las playas de Juan Hombrón.

Este diario la encontró sentada en la recepción de las oficinas de Ellis & Ellis, pero se negó a hablar. Los socios de la firma, los hermanos Jorge, Camilo y Luis Ellis Sierra, tampoco quisieron hablar con los periodistas de este diario.

Lo que parece un código del silencio se repitió con otros protagonistas del proceso de cesión y compra-venta de tierras en Juan Hombrón. Este medio logró comunicarse con el abogado Marcelino Ramos Madrid, quien aparece gestionando ante las entidades correspondientes a favor de, al menos, 10 de las 12 sociedades que lograron que Villamonte les cediera tierras sin costo en Juan Hombrón. Pero al mencionarle el tema, bruscamente cerró la llamada y no volvió a responder.

Tampoco quisieron hablar los esposos y abogados Joavana Robles y Luis Fonseca; el abogado y primo de Villamonte, Carlos Murgas Morales, ni Raúl Mata Zúñiga. Este último fue identificado por un grupo de pescadores como el mediador en la compra de sus derechos posesorios. (VEA 12A)

Huellas y vínculos

La trayectoria profesional de Anabelle Villamonte es poco conocida. Es oriunda de Nancito, una pequeña comunidad chiricana. Estudió derecho en la Universidad Latina y su idoneidad como abogada fue expedida por la Corte Suprema de Justicia en 2008.

En 2010, según documentación obtenida por este diario, Villamonte trabajó en Deli Fish Panamá, sociedad anónima que tiene como suscriptores a Diamantis Papadimitriu y María Bagatelas, padres del ministro de la Presidencia, Demetrio Papadimitriu.

Aunque no fue posible obtener mayor información sobre el tiempo que trabajó Villamonte en Deli Fish –dado que se negó a ser entrevistada–, la documentación obtenida por La Prensa revela que el período en que trabajó en esa empresa coincide con el momento en que gestionaba, como abogada, la titulación gratuita de las parcelas de las 12 sociedades anónimas en Juan Hombrón.

Sue Helen Scott Lam –la joven que aparece en las directivas de las sociedades Silos Enterprises y Granulados, S.A.– también guarda relación con la familia Papadimitriu. Scott Lam, junto con miembros de la familia Papadimitriu, aparece en la directiva de la sociedad La Platea, S.A., constituida en noviembre de 2007 por el bufete de abogados Ellis & Ellis, firma esta que era agente residente de cuatro de las sociedades que recibieron títulos de propiedad en Juan Hombrón. (Ver facsímil No. 1).

Y aunque Scott Lam trabaja en la recepción de la firma Ellis & Ellis, una de las empresas en las que ella fue presidenta y representante legal (Servicios Transnacionales, S.A.), obtuvo una concesión exclusiva del Estado para la extracción de arena submarina en Capira (dos zonas de 500 hectáreas cada una) por 10 años prorrogables.

La citada concesión, que logró la excepción del pago de impuestos de introducción de toda la maquinaria, equipos, accesorios, repuestos y explosivos a utilizar, se solicitó el 31 de marzo de 2010. Solo cinco meses después, el 11 de agosto de 2010, era aprobada por el entonces ministro de Comercio e Industrias Roberto Henríquez. (Ver facsímil No. 2).

Los cambios en la junta directiva de Servicios Trasnacionales, S.A., protocolizados el 15 de diciembre de 2010 en la Notaría Cuarta del Circuito de Panamá, llaman la atención. Tras la renuncia de Scott Lam al cargo de presidenta, fue nombrado Marcelino Ramos Madrid, que, como se dijo en entregas anteriores, fue el abogado que sustituyó a Villamonte en los trámites de, al menos, 10 de las 12 sociedades anónimas que recibieron títulos de propiedad expedidos por la propia Villamonte en Juan Hombrón.

El cambio en la directiva de Servicios Transnacionales también incluyó a Idalides Villarreal Cazorla, que pasó a ser tesorera de la empresa. Villarreal Cazorla, a su vez, estuvo vinculada con la red de sociedades anónimas que obtuvo tierras sin costo alguno en Juan Hombrón. (Ver facsímil No. 3)

Ella era la presidenta de Complete Properties Inc., sociedad que recibió 4.7 hectáreas de tierra a título gratuito en Juan Hombrón de manos de Villamonte.

Servicios Transnacionales, S.A. incluyó otro cambio en su directiva: Óscar Menacho, quien fue nombrado director.

Menacho es otro vínculo con la familia Papadimitriu, ya que aparece en el Directorio de Exportadores del Ministerio de Comercio e Industrias como el representante de Sea Deli Panamá, otra sociedad que tiene como suscriptores a los padres del ministro de la Presidencia, y de cuya directiva formó parte.

Menacho incluso ocupó el cargo de presidente y tesorero de la directiva de Sea Deli en 1997.

¿Quiere esto decir que las gestiones realizadas por Villamonte –primero como abogada y luego como funcionaria– para formalizar la titulación de 54 hectáreas en Juan Hombrón las hizo para la familia Papadimitriu?

Este diario intentó, sin éxito, comunicarse con los padres del ministro de la Presidencia ocho veces. En todas las ocasiones, tanto en las oficinas de Deli Fish, en Vacamonte, como en la ciudad de Panamá, la excusa era la misma: ni Diamantis Papadimitriu ni su esposa María Bagatelas, padres de Demetrio Papadimitriu Bagatelas, se encontraban. Tampoco sabían dónde estaban ni su correo electrónico.

Luego de las insistentes llamadas, una de las secretarias proporcionó un correo electrónico para que se les enviaran las interrogantes a los dueños de Deli Fish, pero advirtió que no garantizaba su respuesta. En efecto, la contestación no llegó antes del cierre de esta edición.

Este medio también buscó respuestas con el ministro de la Presidencia, Demetrio Papadimitriu, quien negó toda vinculación de él o su familia con las tierras de Juan Hombrón. (Ver recuadro).

A pesar de los silencios, negativas y desmentidos, pescadores de Juan Hombrón y Bijagual citan a la familia Papadimitriu en relación a lo sucedido.

Es el caso de Tomás De La Cruz, de 81 años, quien asegura que vendió un terreno de más de dos hectáreas en Las Uvas de Juan Hombrón, a través del intermediario Hernán Cáceres Vega, pero que solo recibió $36 mil.

De la Cruz afirma que los compradores fueron Anabelle Villamonte y también señala al ministro Papadimitriu y su madre.

También es el caso de Antonio Pimentel, de 61 años. Toño, como lo llaman todos, reclama el título de propiedad de un terreno que por muchos años asegura haber limpiado y cuidado. “El que tiene plata nos corta las alas... he ido varias veces a Catastro, pero no me han dado respuestas de nada, ya las tierras están tomadas por Papadimitriu y su mamá. Eso me lo confirmó Chichi Bethancourt”, explica.

Las redes

La repetición de nombres, tanto en las 12 sociedades anónimas favorecidas con tierras gratuitas en Juan Hombrón como en empresas de la familia Papadimitriu, es particularmente destacable.

Por ejemplo, tras su nombramiento como directora de Catastro, Anabelle Villamonte renuncia, el 26 de noviembre de 2010, como apoderada de las sociedades que representaba en procesos de titulación; en 10 de ellas es sustituida por el abogado Marcelino Ramos Madrid.

Otro nombre se repite en el proceso de titulación en Juan Hombrón. Se trata de Carlos Morales Murgas, primo de Villamonte. Morales Murgas actuó como “apoderado especial”, miembro de juntas directivas o agente residente, notificándose y gestionando a favor de varias de las sociedades que recibieron títulos de propiedad en Juan Hombrón. Su esposa, Ángela Beli, también es parte del entramado de sociedades.

En realidad, la lista de familiares de Villamonte que participaron de una forma u otra en las titulaciones de Juan Hombrón, es larga.

Por ejemplo, sus padres –Ordonel Villamonte y Ana Elida Murgas Ábrego– formaron parte de la directiva original de la sociedad Complete Properties Inc. Su hermana, Luz Sidoneth Villamonte, y otro de sus primos, René Montes Murgas, formaron parte de la sociedad Renemont View Inc. Ambas sociedades recibieron un poco más de nueve hectáreas hectáreas en Juan Hombrón.

Otras personas cuyos nombres se repiten son los de los esposos y abogados Joavana Robles y Luis Fonseca. Ambos están en las directivas de sociedades beneficiadas con tierras en Juan Hombrón. Incluso, sus nombres aparecen en sociedades que compran estas tierras (Trapp Real Estate Corp., Homrom Empresas de Inversiones y Laufen Holding Corporation).

Las repeticiones y mezclas de protagonistas continúan cuando se produce la rápida venta de las tierras adquiridas gratuitamente. Además del caso de los esposos Fonseca Robles, sociedades anónimas, que a su vez compraron las tierras a las sociedades beneficiadas, como Chesterfield Real, Trinity Real Estate o Naomi Development, comparten suscriptores, que resultan ser –también– otras sociedades anónimas.

Sin embargo, ninguna de estas coincidencias parece haberle llamado la atención a Villamonte.

Tampoco llamaron su atención otras irregulares de las resoluciones que firmó, como números de cédulas que no corresponden a los nombres de personas que atestiguaron a favor de los supuestos dueños de los derechos posesorios; distintas personas que tienen un mismo número de cédula; testigos que a la vez eran dueños de derechos posesorios, o testigos que no viven en el área.

Villamonte también pasó por alto un hecho noto-riamente serio. Según el artículo 10 de la Ley 80 que regula el procedimiento de reconocimiento de derechos posesorios en costas e islas, “las zonas de manglares no serán objeto de titulación”.

No en vano, las 14 resoluciones de adjudicación hechas por Anabelle Villamonte repiten la siguiente frase: “Dicha prueba de informe [la inspección ocular y geodésica de la Oficina Regional de la Dirección de Catastro de Coclé] señala que el predio no constituye área de bosque de mangle...”.

En un caso en particular, la sociedad Complete Properties que había constituido la propia Villamonte, la afirmación es más rotunda: “Dicha prueba de informe no menciona la afectación de algún ecosistema marino costero...”.

Lo cierto es que el manglar no solo abunda en el área que constituye un estero, sino que su existencia es mencionada tanto en documentos notariados en que los supuestos dueños de los derechos posesorios los ceden a una de las sociedades, como en las certificaciones del corregidor y del alcalde de Antón, aparecidos en un anuncio de Anati publicado el pasado lunes.

Una carretera

La semana pasada, el diario Panamá América publicó una noticia titulada: “Juan Hombrón y El Caño, sitios turísticos con pésimos caminos”. En ella la periodista describe la situación que viven los residentes de ambas comunidades, que quieren carreteras nuevas.

“Esta semana –dice la noticia, refiriéndose a la anterior– residentes de ambos sectores, pancartas en mano, exigieron a las autoridades la reparación de las vías, dada la dificultad que tienen para entrar y salir de esos lugares”.

Añade el reporte del Panamá América que “en Juan Hombrón, donde se proyecta la construcción de un hotel turístico, por el atractivo de sus playas, la calle está llena de huecos”.

Dos de los entrevistados que dijeron ser residentes de la zona (José Manuel Ramos y Yaneth Martínez) se quejaron del “pésimo” estado de la carretera de Juan Hombrón. Esta última dijo, incluso, que les habían prometido “una vía de asfalto este año, pero luego anunciaron que no tenían presupuesto”.

Pero quien le dijo eso a Martínez aparentemente desconocía que ya hay una licitación adjudicada para resolver estos problemas. El Ministerio de Obras Públicas (MOP) decidió ponerle carretera nueva a esta comunidad y a otros poblados de Coclé, y garantizar su mantenimiento durante tres años.

La licitación se hizo el 19 de noviembre de 2010, adjudicándose el contrato el 5 de enero de 2011 a las empresas Bitúmenes de Panamá, S.A. y Concor, S.A. por la suma de 11 millones 733 mil 246 dólares, para la ampliación, rehabilitación de caminos y puentes, diseño, colocación de material, etc. en San Juan de Dios, Altos de La Estancia, Churuquita Chiquita, Rincón de Las Palmas y Juan Hombrón.

El contrato incluye, además, tres años de mantenimiento, para lo que se ha destinado 2 millones 400 mil dólares.

Si el plan original del MOP concluye sin tropiezos, los vecinos de Juan Hombrón, que hoy se quejan del estado de los caminos, estarán contentos.

También lo estarán los felices propietarios de una docena de sociedades anónimas que, sin pagarle un solo centavo al Estado, tienen tierras, arena blanca y bellas playas. Y para llegar allí, una carretera nueva de varios millones de dólares.

(Con información de Lina Vega Abad, Ereida Prieto-Barreiro y Santiago Cumbrera).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código