ALERTA: Sinaproc informa que los niveles del río Juan Díaz empiezan a bajar.

CONMEMORACIÓN. TRAS LOS PASOS DE MARTIN LUTHER KING

Los prejuicios sobreviven

El Presidente de EU reconoció ayer que la brecha socioeconómica entre negros y blancos aún es un tema pendiente en el país.
Ayer Barack Obama recordó el discurso que en 1963 pronunció Martin Luther King. Entre los asistentes, el pastor Jesse Jackson. AFP. Ayer Barack Obama recordó el discurso que en 1963 pronunció Martin Luther King. Entre los asistentes, el pastor Jesse Jackson. AFP.
Ayer Barack Obama recordó el discurso que en 1963 pronunció Martin Luther King. Entre los asistentes, el pastor Jesse Jackson. AFP.

En la marcha que el fin de semana se dio en Washington para recordar el discurso I have a Dream, de Martin Luther King, el rostro de Trayvon Martin colmó casi todos los espacios.

Es que la muerte del adolescente negro que encontró su mala hora en un barrio de mayoría blanca de Florida –y la absolución de su atacante– reavivó las heridas raciales de la sociedad estadounidense, que hace apenas 50 años vivía un sistema de segregación que mantenía a negros y blancos con derechos y espacios diferentes.

Hace medio siglo, dos de cada tres afroamericanos no podían votar. Los negros, además, no podían ir a las mismas escuelas que los blancos ni sentarse junto a ellos en el cine. En el transporte público había sitios reservados para blancos que los negros no podían ocupar.

Tal como lo dijo King en 1963 –con el monumento a Abraham Lincoln a sus espaldas–, 100 años después de la abolición de la esclavitud, el negro en Estados Unidos aún no era libre, vivía en una “isla solitaria en medio de un inmenso océano de prosperidad material”, y languidecía desterrado en su propia tierra.

El presidente Barack Obama destacó ayer en su discurso conmemorativo –pronunciado en el mismo sitio que usó King– que los negros estadounidenses “continúan sufriendo discriminación económica y social”.

“Si bien, sin duda, se lograron avances en materia de bienestar y puestos de trabajo, aún quedan cosas por hacer por los afroamericanos”, dijo el mandatario.

Cory Booker, alcalde de Newark (New Jersey), candidato demócrata al Senado y uno de los nuevos dirigentes negros del país, mencionó en una entrevista reciente que “nuestra generación no puede permanecer sentada, disfrutando de los méritos y las glorias pasadas”.

Obama “continuó” la idea ayer, en una entrevista radial: “No es suficiente solo tener un Presidente negro”. Después de todo, apuntó, 30 millones de afroamericanos “combaten en su vida cotidiana los prejuicios o se sienten tratados de manera diferente”.

“Sé que el camino será largo, pero sé que podemos llegar”, pronosticó el Presidente, convencido de que la misma “imaginación” que impulsó hace 50 años a King y a todos los que marcharon junto a él está presente en los jóvenes de hoy.

¿Cómo lograr la verdadera igualdad? King dio la receta hace medio siglo. Había que hacerlo no “bebiendo de la copa de la amargura y el odio”, sino, más bien, hacerse “por el camino elevado de la dignidad y la disciplina”.

En medio de la recordación de la fecha histórica, los asistentes aprovecharon también para manifestar su oposición al aparente, inminente e inevitable ataque militar a Siria, por el supuesto uso de armas químicas por parte del gobierno de Bashar al Assad.

Con pancartas en las que se leía: “Ninguna guerra en Siria”, los estadounidenses que se reunieron en la explanada de Washington expresaron su deseo de lo que los expertos dicen podría ser otro Irak.

Irak fue invadido bajo el argumento de que había armas de destrucción masiva (acusación que luego se probó falsa), y tras varios años de ocupación, los ejércitos extranjeros salieron. Hoy, la violencia sectaria y étnica asfixia a ese país.

(Basado en servicios internacionales).

En Panamá también se discrimina

Panamá no es ajena a la discriminación racial.

En la antigua Zona del Canal –gobernada por Estados Unidos– existió la segregación de la población y de los trabajadores, de acuerdo con un sistema denominado Gold Roll y Silver Roll que reproducía la discriminación existente en el país norteño.

En el Gold Roll estaban los estadounidenses y europeos blancos, que recibían sus salarios en oro. En el Silver Roll estaba el obrero negro, que recibía su pago en plata.

Para ambos grupos había comunidades, restaurantes, hospitales, y escuelas diferentes y separados.

La comunidad afrodescendiente sigue denunciando prácticas discriminatorias –los indígenas también sufren grandes desigualdades–, aunque también existe exclusión por género (menores salarios y el feminicidio) y por orientación sexual, entre otros.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código