El problema es la corrupción: Klitgaard

Apede enmarca su visión del debate nacional en el binomio democracia y desarrollo. Un expositor internacional habla sobre buenas y malas prácticas.
Robert Klitgaard, autor y conferencista internacional anticorrupción, estará en el Foro Económico Mundial. Cortesía: Diario El Peruano. Robert Klitgaard, autor y conferencista internacional anticorrupción, estará en el Foro Económico Mundial. Cortesía: Diario El Peruano.
Robert Klitgaard, autor y conferencista internacional anticorrupción, estará en el Foro Económico Mundial. Cortesía: Diario El Peruano.

Robert Klitgaard viene a Panamá. Las conferencias que dicta el llamado “gurú de la anticorrupción” le llevan por todo el mundo.

Sus libros Controlando la corrupción (1988), traducido a ocho idiomas, y Ajustándonos a la realidad (1991) promueven el debate en la academia, la sociedad civil y en el sector privado sobre la ilicitud y las malas prácticas administrativas.

Klitgaard también es asesor de gobiernos y organismos internacionales.

Entre sus títulos en inglés, además de numerosos ar-tículos de prensa, están los libros Ciudades corruptas (2000), Gángsters tropicales (1990) y Escogiendo a las élites (1985).

Catedrático y expresidente de la Claremont Graduate University, California, Estados Unidos, Klitgaard ha sido profesor en las universidades de Harvard y Yale.

La Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede) lo ha invitado a participar como orador de fondo en la ceremonia inaugural de la Conferencia anual de ejecutivos CADE 2014, con la cual el gremio presentará al país y a los candidatos presidenciales su Visión 20-25.

Esta consiste en un plan de largo plazo, en el que se plasman los principales retos que Panamá debería asumir dentro de una estrategia de desarrollo integral.

¿Qué papel juega el sector privado en la gobernabilidad?

El reporte global de competitividad del Foro Económico Mundial tiene 110 indicadores de cada país del mundo. En varios aspectos Panamá está entre los mejores. En el sector financiero hay muy buen rendimiento, hay cuatro o cinco categorías entre los mejores 12 del mundo. Si ves todo eso, parece que es un país que tendrá un PIB (producto interno bruto) promedio de 30 mil dólares. Entonces nos preguntamos, ¿cuál es el freno sobre Panamá? Lo que hay. Diversificación ilícita de fondos públicos: lugar No. 85, que es peor que Malawi y Camboya. Confianza en los políticos, No. 94, que es peor que Sierra Leona, Rusia y Senegal. Pagos irregulares y mordidas, No. 67, que es peor que Kazajstán y Namibia. Independencia del sector jurídico, No. 118, con Zimbabwe y Benín, que no son países muy buenos. Favoritismo en decisiones oficiales gubernamentales, No. 88, que es peor que Nicaragua, Swazilandia y Tanzania. Dos más: costo del crimen y violencia, No. 115, peor que Mozambique y Bolivia. Comportamiento ético de las empresas, No. 71, que es peor que Kazajstán y Laos. En resumen, vemos que el problema para el sector privado es la gobernabilidad, es decir, la eficiencia del gobierno y la corrupción.

¿Basta con endurecer las sanciones para lograr reformas sistemáticas ?

El crimen de la corrupción es un crimen económico, no es de pasión. Es un cálculo de beneficio costo, de cuáles son los riesgos y cuál es el castigo. El castigo sí es importante, pero no es todo. ¿Cuándo es atractiva una coima? Cuando hay monopolio, más discrecionalidad y menos transparencia. Son condiciones estructurales para la corrupción. El remedio no es solamente el castigo, sino ver cómo podemos reducir el poder monopolístico del gobierno, cómo podemos clarificar la discrecionalidad, con un mejor conocimiento de las reglas del juego y el aumento de la transparencia.

¿Pueden coexistir crecimiento y corrupción?

Un sendero del desarrollo es la movilización de recursos. China, Panamá y otros países que reciben más o menos 9 mil, 10 mil dólares per cápita (anual), están en un momento de movilizar recursos y crear infraestructura. En este sentido no es tan importante tener un Estado eficiente. Pero si queremos graduar un país de 20 mil dólares por año (de PIB), y más allá, entonces cada vez más la calidad del gobierno es importante. No hay un país que tenga 30 mil, 40 mil, 50 mil dólares por año que esté tan corrupto como Panamá.

¿Qué tan válidos son los informes de percepción de corrupción?

Hay como 40 indicadores de calidad de gobierno que enmarcan cosas objetivas, como el nivel de crimen o cosas subjetivas, por ejemplo, percepciones de negociantes nacionales sobre el clima de un país. Muchos de los indicadores del Foro Económico Mundial, del Doing Business (del Banco Mundial, que mide regulaciones para hacer negocios), son objetivos. Esos indicadores están muy relacionados entre sí.

Por ejemplo, el Doing Business está correlacionado con el Índice de percepción de corrupción (de Transparencia Internacional). El Índice de percepción de corrupción, a su vez, es una combinación de 13 diferentes indicadores. Lo que vemos en cuanto a la corrupción, es que es un concepto difícil de definir, de medir, en el que hay mucho acuerdo entre los indicadores.

¿Cómo puede haber prevención de la corrupción cuando el gobierno niega su incremento?

Buscamos la eficiencia del gobierno. Los indicadores de eficiencia anticorrupción están muy, muy correlacionados. Cuando hagamos el gobierno más ágil, más dedicado al servicio, más responsable, más transparente, entonces tendremos menos corrupción. Intensifiquemos en Panamá, ejemplos de proyectos, ministerios o municipalidades que han hecho buenas prácticas.

¿Cómo puede la sociedad fiscalizar las políticas de transparencia?

Algo interesante que pasa en el mundo es el desarrollo de s, o cartas de rendimiento para municipalidades o ministerios, etc. Tarjetas que están desarrolladas por el sector privado o por la sociedad civil. Hay encuestas cada tres meses o cada seis meses, independientes, donde la gente cuestiona qué tipo de servicio recibe, qué tal fue, si tenía que pagar algo ilícito para esto o no.

Tienen indicadores independientes por los cuales se puede presionar para un mejor servicio y por tanto reducir la corrupción. Yo sugeriría para Panamá, si no existe, la participación del sector privado y/o de la sociedad civil en el desarrollo de ese tipo de informes sobre el rendimiento del sector público.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código