Avance: Cancillería de Panamá activa el Centro de Coordinación de Información tras terremoto en México.

Entrevista con vocero Justen Thomas

Normalización plena de relaciones entre EU y Cuba será un 'proceso largo y duro'

En una entrevista con 'La Prensa', Justen Thomas, vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos (EU), habla sobre lo que su país espera con el restablecimiento de las relaciones con Cuba el 20 de julio.

Temas:

Según el vocero del Departamento de Estado, serán semanas, meses y quizás años los que le esperan a los gobiernos de EU y Cuba para normalizar sus relaciones. La reapertura de embajadas es fundamental, dijo, pero es solo un primer paso. Según el vocero del Departamento de Estado, serán semanas, meses y quizás años los que le esperan a los gobiernos de EU y Cuba para normalizar sus relaciones. La reapertura de embajadas es fundamental, dijo, pero es solo un primer paso.

Según el vocero del Departamento de Estado, serán semanas, meses y quizás años los que le esperan a los gobiernos de EU y Cuba para normalizar sus relaciones. La reapertura de embajadas es fundamental, dijo, pero es solo un primer paso.

Justen ThomasTomado de cadenaser.com Justen ThomasTomado de cadenaser.com

Justen ThomasTomado de cadenaser.com

Hace poco más de seis meses, el 17 de diciembre de 2014, los gobiernos de Estados Unidos (EU) y Cuba anunciaron el inicio del deshielo.

Tras 54 años de haber roto relaciones, los jefes de Estado de ambas naciones conversaron por teléfono y luego anunciaron a sus gobernados que empezarían a realizar las gestiones para el restablecimiento de relaciones y la reapertura de sus respectivas sedes diplomáticas.

El segundo gran anuncio llegó el pasado 1 de julio. Desde los jardines de la Casa Blanca, el presidente Barack Obama informó el restablecimiento de relaciones diplomáticas plenas y la reapertura de las embajadas a partir del 20 de julio.

El vocero del Departamento de Estado, Justen Thomas, habló sobre esta histórica decisión.

Podría dar algunos detalles acerca de los dos años de diálogo previos al anuncio de 2014. ¿Quién dio el primer paso?

[EU] cree que la política de aislamiento que está en vigor desde hace más de 50 años no ha funcionado. Así que el presidente Obama tomó, a través de su equipo, la decisión de iniciar conversaciones con el Gobierno cubano, con la intención de normalizar nuestra relación. No puedo entrar en muchos detalles sobre exactamente cómo se realizaron esas decisiones... Tuvimos la ayuda de nuestros socios en Canadá, que sellaron muchas de las conversaciones, y también del papa Francisco, que ha sido importante.

A partir del 17 de diciembre del año pasado hemos tenido una serie de conversaciones en La Habana y en Washington, sobre los detalles, los pasos que vamos a seguir. El primer paso, lo más importante hasta ahora, ha sido el restablecimiento de relaciones diplomáticas, la apertura de embajadas en las capitales respectivas. A partir de esa fecha [20 de julio], los dos edificios que ya funcionan, en La Habana y en Washington, empezarán a utilizar el nombre de embajada.

¿Cómo lograron que Cuba aceptara hacer el anuncio de 2014 sin haber ellos logrado alguna de sus máximas aspiraciones, me refiero a que EU pusiera fin al embargo o que les devolvieran Guantánamo?

Hay una larga historia de desconfianza entre el Gobierno de EU y el de Cuba, más de 50 años que nos separan. Esa desconfianza no es algo que se supera de un día a otro, pero estamos iniciando ese proceso de normalizar nuestra relación. Sabemos que hay cosas que podemos hacer en común, temas que podemos trabajar, para citar solamente algunos, las telecomunicaciones, la aviación, la lucha contra el narcotráfico y la trata de personas, y también la cooperación en el área del medioambiente, que es una prioridad para el presidente Obama. Así que queremos conversar con los cubanos sobre esos temas de interés mutuo.

Y también vamos repetir que el Gobierno de EU no se calla frente a las violaciones de derechos humanos, así que vamos a continuar hablando sobre eso y también denunciando las violaciones cuando ocurren en el mundo y en Cuba.

Ahora, usted ha mencionado temas como Guantánamo. Sabemos que el Gobierno de Cuba ha citado algunos requisitos para la plena normalización de relaciones. Ese proceso sabemos que va a ser largo y a veces duro, y vamos a tener que conversar y la mejor manera de hacer eso, de iniciar las conversaciones e iniciar este proceso es a través de las relaciones diplomáticas. Nos va a permitir tener una alta representación en La Habana, tener conversaciones francas, respetuosas y relaciones a través de las cuales podemos cooperar sobre varios temas y también articular nuestras diferencias.

Faltan solo días para la reapertura de embajadas. En la práctica, ¿cuál es el procedimiento para que esto se dé, qué conlleva, qué tipo de personal extra va a tener EU en esas oficinas? ¿Las funciones, los trámites son los mismos que se dan en cualquier otro país o va a haber restricciones?

Nosotros intercambiamos cartas con el Gobierno de Cuba hace un par de días [el 1 de julio] y básicamente eso es lo que nos hacía falta para restablecer relaciones diplomáticas. Las embajadas van a funcionar de una manera consistente con como funcionamos en otros países, donde hay restricciones... [donde] operamos en un ambiente restrictivo. Esa va a ser la situación en Cuba, pero tenemos confianza de que vamos a poder realizar nuestro trabajo de una manera productiva y efectiva.

Vamos a tener contacto con miembros del Gobierno cubano, tanto como miembros de la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales, también vamos a poder recorrer la isla para conocer otras partes, conocer otros cubanos a los cuales antes no teníamos acceso porque estábamos limitados al área metropolitana de La Habana en nuestras operaciones diplomáticas.

Otro punto clave para nosotros en el acuerdo ha sido el acceso a nuestra embajada por parte de los cubanos. Queremos que ellos conozcan EU, queremos que ellos participen en nuestros programas, y para eso tienen que tener acceso a nuestra embajada sin miedo de una seguridad excesiva como en el pasado ha existido frente a la Sección de Intereses. Así que estaremos trabajando con los cubanos en eso, sí habrá restricciones, pero tenemos confianza de que vamos a poder funcionar de manera productiva y eficaz.

El secretario de Estado, John Kerry, será el encargado de izar la bandera de EU en Cuba. ¿Cuál es el mensaje que lleva el gobierno de Barack Obama al enviar tan alto representante?

El paso de restablecer relaciones diplomáticas es histórico, y esta visita del secretario Kerry obviamente representa nuestra voluntad de tener un alto representante del Gobierno presente en la ceremonia de apertura de las embajadas. Es la primera vez desde 1945 que un secretario de Estado visita la isla de Cuba, que es un país vecino. Y para tener relaciones respetuosas y cooperativas creo que no hay nadie mejor para iniciar esa relación que nuestro propio secretario de Estado.

¿Esperan ustedes algún tipo de protesta ese día?

No sabemos exactamente cuál va a ser la posición del pueblo cubano con la visita del secretario Kerry, pero estaremos listos para cualquier tipo de situación. La seguridad es importante para nosotros, pero creemos que vamos a construir una relación positiva para el pueblo cubano. De hecho, tenemos una larga historia de cooperación, tenemos una gran influencia de los cubanos aquí en EU y el propósito de todo esto ha sido de aproximarnos al pueblo cubano, de darles más oportunidades, oportunidades que ahora no tienen, y queremos también trabajar para tener una Cuba más democrática, más estable y más próspera... queremos apoyarlos para que sigan sus propios sueños, para que construyan sus propias vidas. Y ese va a ser el tipo de trabajo que vamos a hacer desde nuestra embajada en La Habana.

El secretario de Estado ha tenido fuertes negociaciones durante estos años, como el conflicto israelo-palestino y el acuerdo nuclear con Irán. ¿Le corresponderá a él también empujar la ley para levantar el embargo a Cuba?

El presidente Obama ha declarado abiertamente y en varias ocasiones que queremos ver el levantamiento del embargo... Obviamente [eso] depende de un acto del Congreso, no es algo que el Presidente puede hacer solo... Y vamos a tener conversaciones con el Congreso, queremos convencerles de que el embargo no sirve... [que] nos ha alejado de Cuba y de la región. Es importante señalar que este paso no es solamente histórico en la relación bilateral, sino que es un nuevo capítulo para nuestra relación con Latinoamérica... Queremos trabajar lado a lado, como iguales, con los demás países. Queremos que también ellos [los países latinoamericanos] se expresen a favor de los derechos democráticos, de los derechos humanos en Cuba, obviamente el acceso a la información, el derecho de asamblea y otros derechos son importantes porque son derechos incluidos en la Carta Interamericana y también la Carta Magna de las Naciones Unidas y todos los miembros de la organización tiene la responsabilidad de defender los derechos democráticos en la región.

El levantamiento del embargo requiere de muchos aliados en el Congreso. ¿Tendrá el presidente Obama la capacidad de llevar a buen término esa iniciativa?

No quiero predecirte lo que va a hacer el Congreso estadounidense. Yo hablo por la administración Obama y creo que él ha sido muy claro y también convincente de que nuestra relación con Cuba puede ser productiva y va a ser muy productiva si levantamos el embargo. Así que ese es el argumento que vamos a avanzar y seguramente tendremos conversaciones con el Congreso sobre ese tema y también con el pueblo estadounidense para convencerles que el mejor camino es el de la aproximación, de diálogo y no de aislamiento.

El presidente Obama dijo el 1 de julio que su decisión es una opción entre el futuro y el pasado. ¿Qué significan estas palabras? ¿Qué ha cambiado en Cuba hoy como para que EU cambie la postura?

Para EU el pasado ha sido nuestra política de aislamiento que no funcionó y el futuro va a ser una política de aproximación. El presidente Obama cree alrededor del mundo en el poder de la diplomacia para resolver nuestros diferencias, así que él sigue ese camino de aproximación con Latinoamérica, con Cuba y esperamos avanzar más efectivamente.

El presidente Obama también dijo que al restablecer relaciones plenas y reabrir las embajadas, EU será capaz de aumentar sustancialmente sus contactos cubanos. ¿Se refería él a la capacidad de EU de influir en temas que le interesan, como libertad de expresión, prensa y derechos humanos?

Seguramente los DD.HH. son parte de las conversaciones que vamos a tener con el Gobierno de Cuba y también con el pueblo cubano. Vamos a hablar tanto con el Gobierno como con oenegés y supongo que sí, será un tema fundamental.

Los detractores del presidente Obama dijeron el día del anuncio de la reapertura de embajadas que lo que el Presidente busca es dejar un legado. ¿Qué respuesta daría usted a eso?

La decisión del Presidente fue basada en la idea de que podemos avanzar nuestros intereses más efectivamente a través de relaciones diplomáticas con Cuba.

El presidente Obama habló de una manera muy elocuente sobre cómo podemos aprender del pasado y también cambiar de rumbo cuando la política que estamos implementando no funciona. Somos capaces de cambiar, somos capaces de escuchar lo que dicen los demás países, y también de cambiar de rumbo para ser más productivos y para ser un miembro participativo y un miembro pleno de la comunidad internacional y de la comunidad interamericano. Se ve muy claramente en varias políticas alrededor del mundo esa perspectiva del Presidente. Creo que esa relación con Cuba es ejemplar en cómo el Presidente imagina el mundo, en cómo el Presidente formula el rol de EU en el mundo.

¿Cuánto de lo logrado con Cuba obedece a un tema de confianza de Raúl Castro en el presidente Barack Obama? Lo digo porque durante la Cumbre de las Américas el discurso de Raúl Castro incluyó halagos a la figura del Presidente, a su política y a cómo está llevando el tema.

No puedo hablar por el Gobierno cubano. Ellos tomaron su decisión por su interés y nosotros también concordamos en que es nuestro interés seguir ese nuevo camino. Yo puedo decir que el liderazgo del presidente Obama ha sido una cosa fundamental en todo este proceso.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código