votación de panamá en la onu

´Somos Estado satélite´: J. Ritter

El excanciller Jorge Eduardo Ritter expresó que Panamá se ha sumado al grupo de países en la ONU de dudoso prestigio e independencia, porque siempre vota con Estados Unidos e Israel.

Luego que Panamá se sumara al grupo de ocho países, encabezado por Estados Unidos e Israel, que votó en contra del reconocimiento de la Autoridad Nacional Palestina como Estado no miembro observador en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las críticas contra esa decisión del gobierno de Ricardo Martinelli no cesan.

Como un “grave error”, “lamentable” y de tener una “una política exterior equivocada” han calificado sectores políticos y expertos en asuntos internacionales el voto de Panamá en la ONU.

En Latinoamérica casi todos los países votaron a favor del reconocimiento del Estado palestino. Solo Paraguay, Guatemala y Colombia se abstuvieron.

Finalmente, 138 países apoyaron a la Autoridad Nacional Palestina como no miembro con estatus de observador, 9 votaron en contra y 41 se abstuvieron.

Análisis

Jorge Eduardo Ritter, excanciller del país y expresidente de junta directiva del Canal de Panamá, analiza el voto panameño.

A su juicio, esta decisión sentará un precedente nefasto en materia de relaciones internacionales de Panamá.

¿Cómo califica usted el voto en contra emitido por Panamá en la ONU?

En realidad, el voto de Panamá es coherente con la manera de votar que el gobierno actual ha adoptado, que consiste en votar siempre con los ojos cerrados, a favor de Israel y Estados Unidos.

Naciones Unidas, durante muchos años, ha registrado votaciones en las cuales solo votan a favor o en contra de una determinada resolución Estados Unidos o Israel.

¿Qué otras naciones o grupos forman parte de esa política favorable a estos dos países?

Islas Marshall y Palau se unieron a ese grupo. Más recientemente Nauru y Panamá completan ese grupo de dudoso prestigio e independencia.

¿Cómo podemos definir a un Estado que a su juicio sigue directrices de otro y no su propio criterio soberano?

Cuando un país decide no considerar el contenido de las resoluciones, sino que decide votar siempre como vota otro, es porque ha renunciado a su capacidad de discernir y optado por delegar en otro sus decisiones. Ha dejado de ser un ente deliberativo para convertirse en un Estado satélite dependiente.

¿Existe algún antecedente de Panamá en esta materia?

Eso nunca en la historia de la República había ocurrido. Las relaciones entre Panamá y Estados Unidos pasaron por períodos difíciles, pero los estadistas panameños, que tanta falta nos hacen hoy, siempre antepusieron los intereses propios a los ajenos.

Los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores y los representantes diplomáticos panameños en todo el mundo, me refiero a los que tienen sensibilidad por los asuntos internacionales y no ocupan las posiciones solo por lucrar, se sienten avergonzados por el voto de Panamá en la ONU.

En ningún país de América Latina, de Europa ni de África votaron en contra de darle a Palestina el estatus de Estado observador no miembro. Solo Panamá.

¿Pero ese voto es propio?

Lo peor es que todos saben que ese voto no es el resultado de una valoración de política exterior, sino de lo contrario: una renuncia a tomar decisiones propias porque fueron delegadas en otro Estado.

Y lo peor es que ni Estados Unidos ni Israel agradecen un voto como ese, más bien comienzan a mirar con desprecio e irrespeto a un país al que ni siquiera hay que convencer, pues sus votos en la ONU son solo un apéndice de ellos.

Aparte de Palestina, ¿Panamá ha tenido un papel parecido en la ONU?

Panamá también fue el único país que votó contra el ingreso de Palestina a la Unesco, el único que ha apoyado a Japón en su disputa con China (entendiendo por tal, tanto a China como Taiwan) sobre las islas Diayou, y también el único país fuera de la zona euro que anuncia con una irresponsable superficialidad que piensa adoptar el euro como moneda de curso legal.

En los dos últimos casos, Panamá creyó congraciarse con el anfitrión de turno. El primero como expresión de una humillante subordinación a otro Estado.

¿Qué recomendaciones haría usted en estos casos?

Panamá no necesita involucrarse en disputas milenarias y peligrosas, sobre todo, porque tiene el compromiso de mantener su Canal neutral.

Pero lo hace en temas tan sensibles como Jerusalén, y ahora dándole la espalda a la comunidad internacional votando contra el ingreso de Palestina.

Panamá no necesita entremeterse de esa manera en pleitos, lo que necesita más bien es un estadista que maneje su política exterior.

¿Esta ha sido una postura que se pudiera explicar?

El voto de Panamá no tiene explicación. Sobre todo, que nada puede justificar ir en contra de la decisión mayoritaria de la comunidad internacional. Un país como el nuestro debe abstenerse de tomar partido, y sobre todo de una manera tan sectaria y radical. Insisto, ningún favor nos hemos hecho como país.

Jorge Eduardo ritter

trayectoria.

Canciller de la República en dos períodos: 1981-1982 y 1988-1989. Presidente de la junta directiva de la Autoridad del Canal (1996-1999). Exministro de Trabajo, Gobierno, y Asuntos del Canal. Es miembro de la Academia Panameña de la Lengua.

Oposición fustiga por voto de Panamá contra Palestina

El opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD) calificó como un “grave error” el que Panamá haya votado en contra de Palestina como observador en la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Una nota de prensa del PRD destaca declaraciones del primer subsecretario, Javier Martínez Acha, quien consideró que Panamá debió abstenerse antes de votar en contra, porque rompe con la tradición panameña de neutralidad.

Teresita de Arias, del Partido Popular, definió la postura como lamentable, pero consideró que el tema israelí-palestino tiene que contener una solución que debe ser negociada a través de la vía diplomática y no por medio de la guerra que ha costado tantas vidas. El Partido Panameñista, a través de su presidente Juan Carlos Varela, señaló que si Panamá no estaba lista para apoyar una resolución respaldada por amplía mayoría, lo mejor hubiese sido abstenerse. Juan Jované, candidato presidencial independiente, indicó que no es coincidencia que Panamá haya votado igual como hizo Estados Unidos. Esto demuestra quién dirige la política exterior panameña, aseguró. El Gobierno, por medio de la Cancillería, señaló que Israel, al igual que Palestina, tiene derecho a una existencia en paz y armónica convivencia. No habrá mejor vía que la que surja de la negociación directa, precisó el comunicado.

Irene Hernández G.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

19 Dic 2014

Primer premio

8 1 9 6

CBCB

Serie: 4 Folio: 3

2o premio

0066

3er premio

0013