GREMIOS SE PRONUNCIAN POR LA CRISIS DE SALUD (TERCERA ENTREGA)

La solución es humanitaria

CodeVida, una oenegé de personas con males crónicos, dijo que la situación es catastrófica y que ya se agotaron todas las instancias nacionales.

El gobierno no suple ni los 163 fármacos básicos

Temas:

Los pacientes no creen que el presidente Nicolás Maduro sancione la ley por la crisis humanitaria, sino que la enviará al Tribunal Supremo, como ha hecho con otras. Los pacientes no creen que el presidente Nicolás Maduro sancione la ley por la crisis humanitaria, sino que la enviará al Tribunal Supremo, como ha hecho con otras.
Los pacientes no creen que el presidente Nicolás Maduro sancione la ley por la crisis humanitaria, sino que la enviará al Tribunal Supremo, como ha hecho con otras. Juan Barreto

La Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (CodeVida ) está clara en que la crisis de salud de Venezuela no tiene vuelta atrás, a menos que el Gobierno acepte la ayuda humanitaria. “No hay capacidad financiera para solventar la situación como está hoy, porque las políticas del Estado no han estado dirigidas en prioridad a la salud”, declaró el presidente de CodeVida, Francisco Valencia.

El dirigente de la organización, fundada hace 13 años por afectados por enfermedades crónicas, expresó que no hay otra salida, sino activar los mecanismos de cooperación internacional. Por ello, dijo, CodeVida notificó la situación a las oficinas de ayuda de la ONU y la Unión Europea.

Según Valencia, no hace falta que el Gobierno pida la ayuda, porque los organismos están notificados, sino que la acepte. “Estos mecanismos se instalan en 48 horas, toman los centros vinculados a la Cruz Roja –en el país hay ocho– y vendrían no solo medicamentos e insumos, sino técnicos, y esto incluiría saneamiento de los hospitales, equipamiento y reparación de equipos; y siempre de la mano del Ministerio de Salud determinarían el alcance de la ayuda y el tiempo que estarían en el país mientras el Estado solventa la crisis”, explicó.

Adelantó que el próximo 7 de junio habrá en Chile una audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre el tema de salud, la única sobre Venezuela, a solicitud de CodeVida y el Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos.

Dijo que han buscado todas las opciones posibles, que han tratado de cambiar el nombre de ayuda humanitaria, porque al Gobierno no le gusta, pero este siempre pone trabas; que incluso buscaron la mediación de la Iglesia para que se estableciera un puente humanitario y nada se ha logrado. “No permiten que lleguen medicamentos desde el exterior y no activan los mecanismos de cooperación”, indicó.

Mientras, advirtió, mujeres con cáncer tienen hasta cuatro meses sin recibir su tratamiento, y hay personas trasplantadas que no tienen medicamentos y que si no lo reciben en tres o cuatro días pueden perder el órgano. Además, hay alto riesgo de que más de 60 mil personas con VIH no tengan disponibilidad de medicamentos en los próximos dos meses.

El informe Situación del Derecho a la Salud en Venezuela, de marzo pasado, emitido por CodeVida, detalla que están en riesgo 16 mil personas con problemas renales, mil 500 con cáncer, unas 9 mil con diversos tipos de cáncer, unas 4 mil 443 con hemofilia y otros problemas hematológicos y 61 mil con VIH, entre muchos otros padecimientos.

'El sistema de salud tradicional fue abandonado'

El secretario general de la Asociación Venezolana de Médicos, Edgard Bustos, dice que para el gremio lo que sucede en el país es un 'holocausto de la salud'. Expandir Imagen
El secretario general de la Asociación Venezolana de Médicos, Edgard Bustos, dice que para el gremio lo que sucede en el país es un 'holocausto de la salud'. LA PRENSA/Cecilia Fonseca

La Federación Venezolana de Médicos, que aglutina 24 colegios de médicos, uno por cada estado, vio venir la crisis del sistema de salud hace 15 años, cuando el gobierno del entonces presidente Hugo Chávez, conformó lo que denominó Misión Barrio Adentro, una modalidad de atención a través de centros de diagnóstico integrales, centros de diagnóstico de alta tecnología y salas de rehabilitación. “Eso constituía un sistema paralelo al de salud tradicional, por encima de lo que establece la Constitución (…) y es dirigido por (...) médicos cubanos”, indicó Edgard Bustos, secretario general del gremio.

Según Bustos, el presupuesto de salud prácticamente se dirigió a Barrio Adentro y el sistema tradicional fue abandonado progresivamente, en materia presupuestaria, de atención y de insumos, en violación de leyes y normas del gremio, por ejemplo, que médicos cubanos ejercieran la atención primaria sin presentar las credenciales que certifican que es médico y realizar una reválida. Aseguró que se comprobó que en el grupo algunos eran médicos y los otros, técnicos en salud.

El segundo elemento que produjo la crisis, según la federación, fue que el Gobierno creó “una escuela de medicina que no era tal”, con coordinación cubana, y comenzaron a graduar médicos. “Si aquí salían anualmente de las universidades autónomas 2 mil 500, ellos comenzaron a producir 5 mil, 7 mil, 10 mil al año”, adujo.

Expresó que la idea que se vendió fue que esos médicos iban a trabajar en atención primaria, en la zona rural y para ello el Gobierno modificó la ley de ejercicio de la medicina, incluyendo a los llamados médicos integrales comunitarios. “Cuando comenzaron a introducirlos a los hospitales, ellos confesaron que no estaban capacitados para atender las emergencias (...) pero están en los hospitales”.

Simultáneamente, relató, se presentó la crisis de que al médico no le firmaron nunca más su contratación colectiva y se le redujo el presupuesto a las universidades. Por ello, las facultades no tienen los insumos y recursos necesarios para la formación.

Según Bustos, este plan del Gobierno provocó un aumento de todas las estadísticas de enfermedades, como el paludismo, que en 2015 registró 150 mil casos, ya que de estar focalizado en un distrito se extendió a 6 o 7 estados: “Saltamos hacia atrás unos 40 o 45 años (...) Hay una crisis de atención que no solo llegó a [las instalaciones] públicas, sino que está tocando a los privados, que tenían inventario que ya se agotó (...)”.

“Las malas políticas de este gobierno que tiene dos años agotaron las divisas. Uno oye que terminaron una operación con la luz del celular, porque la luz se fue y no hay planta, o que hay zonas del hospital donde hay una bacteria, que se produce por falta de asepsia, simplemente por falta de agua”.

Residentes trabajan con las uñas

El Hospital Domingo Luciani, ubicado en el barrio Petare del municipio Sucre, absorbe la demanda de atención producto de hechos de criminalidad, luego de que el hospital con el que compartía esta atención -el Hospital Ana Francisca Pérez de León- se quedara sin capacidad, por falta de insumos, equipos y personal. Expandir Imagen
El Hospital Domingo Luciani, ubicado en el barrio Petare del municipio Sucre, absorbe la demanda de atención producto de hechos de criminalidad, luego de que el hospital con el que compartía esta atención -el Hospital Ana Francisca Pérez de León- se quedara sin capacidad, por falta de insumos, equipos y personal. LA PRENSA/Cecilia Fonseca

El estado en que se encuentra el Hospital Dr. José María Vargas, en Caracas, permite hacerse una idea de lo difícil que es tratar a un enfermo en Venezuela. Juan Goecke, presidente de la Sociedad de Médicos Residentes, cuenta la situación.

Ropa de cama. No hay, la traen los pacientes. No todos los colchones son de la misma calidad, inclusive hay de tela y si el paciente llega a tener algún tipo de secreción, eso queda contaminado. Aparentemente tenían cobertores plásticos, pero nadie sabe dónde están.

Alimentos. Hay, la cuestión es la calidad. Con esto no quiero decir que sea mala la comida, sino que cada paciente tiene requerimientos nutricionales distintos, no se le puede dar la misma dieta a un diabético, a un hipertenso y a un paciente renal y con frecuencia todos reciben la misma.

Tratamientos. A nivel intrahospitalario la mayor escasez es de antibióticos, antiinflamatorios, antimicóticos.

Equipos. Las salas usualmente son de 17 a 22 pacientes y no todas tienen la posibilidad de colocar oxígeno. Algunas podrían porque tienen la toma en la pared, pero no hay suficientes flujómetros (dispositivo que se conecta a la toma para garantizar el oxígeno) y uno tiene que buscar de sala en sala. Los carros de paro, que se utilizan para resucitar, tienen los medicamentos y equipos limitados, con escasa variabilidad en cuanto al número y tamaño, como tubos endotraqueales, cánulas orotraqueales que se utilizan para manejar las vías aéreas, las sondas de succión no son abundantes, y escasean las medicinas para el manejo avanzado de resucitación. Incluso hace falta adrenalina, atropina.

Cuidados intensivos. Hoy [13 de mayo], cuando estoy rotando por la unidad, solo hay cuatro pacientes (usualmente hay de dos a cuatro), por la carencia de cosas como el suero fisiológico. También hay problemas con los fármacos: De los 40 que se piden solo tenemos 30 o 25 y dan pocas unidades. La terapia intensiva está diseñada para tener dos salas con cinco pacientes cada una [y] no hay ventiladores mecánicos como para manejarlas, de 20 no funcionan todos; tampoco suficiente personal.

Quirófanos. No todas las máquinas de anestesia funcionan, solo cuatro. Son ocho quirófanos, dos se utilizan de depósito; actualmente en algunos hay acondicionadores de aire, pero estuvimos varios meses sin aire. En el quirófano inteligente, que es uno donde se hacen operaciones laparoscópicas, con equipos HD, no operamos ahorita porque el calor que generan las máquinas puede dañarlas, ya que no hay aire.

“El personal hace lo posible para trabajar con los escasos recursos que existen”, alegó Goecke, quien indicó que la dirección del Vargas está abierta al diálogo y ha manifestado su interés de salir adelante. También instó a los médicos de los hospitales a conformar sociedades y trabajar por sus pacientes.

El gobierno no suple ni los 163 fármacos básicos

El Observatorio Venezolano de la Salud advirtió de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene una lista de medicamentos que son básicos, que incluso en situación de conflictos armados los gobiernos deben garantizar y eso no sucede en el país. “La mayoría de esos 163 medicamentos no existen. No hay penicilina, que es un antibiótico muy básico, es difícil conseguir analgésicos, anticonvulsivos y así empiezas a ver una serie de deficiencias”, aseguró su directora, Marianela Herrera.

Destacó que es difícil hacer las cirugías y que la situación se puso peor con los recortes de electricidad. “Los médicos a veces están operando y tienen que terminar las cirugías con la luz de los celulares, algo realmente dramático. Hemos sabido de cortes de luz importantes que han afectado hospitales en Caracas, así que imagínate cómo está el interior, donde son más frecuentes”. Herrera opina que ya tocaron fondo, porque lo que están viendo es la muerte de las personas, porque “a un hospital se le va la luz y además no tiene planta eléctrica que sustituya la energía; esto está muy mal”.

Aseguró que el Observatorio y otras oenegés ligadas al tema han hecho denuncias ante la Fiscalía, el Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo y en todos los casos o no tienen una respuesta adecuada o ni siquiera hay respuesta de las autoridades.

Un ejemplo de la gravedad de la crisis se ve en los asilos. Neyda Rincón, jefa de Enfermería de la Residencia Geriátrica Sucre, que atiende a 48 personas, dijo que su situación es crítica, porque es muy difícil conseguir alimentos y medicinas y la mayoría de sus pacientes son siquiátricos: “No se consiguen estabilizadores del sueño, anticonvulsionantes, antisicóticos; el año pasado estaba crítico, pero ahora es peor”.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código