SECUELAS DEL TEMPORAL

La tragedia abruma Colón

Mientras en la ciudad de Panamá los centros de acopio siguen recibiendo donaciones, en la provincia de Colón la población reclama ayuda.

En la provincia de Colón solicitan víveres. Al mediodía de ayer eran pocas las donaciones que llegaban al centro de acopio de la Cruz Roja de Colón.

Desde muy temprano, decenas de familias habían acudido a buscar comida, pero no había respuesta.

La socorrista de la Cruz Roja Nairobi Arango, encargada del centro de operación, sostuvo que era poca la asistencia recibida. En el sitio estaban esperando recaudar más donaciones para distribuirlas.

Ante la respuesta que recibían en la Cruz Roja, los afectados se apersonaban en el Municipio de Colón, pero el panorama era similar: no había nada.

Allí había personas afectadas que esperaban ser anotadas en una lista para recibir asistencia social. Lo primero que pedían era alimentos.

La directora administrativa de la Alcaldía de Colón, Yamileth Garibaldi, explicó que la mayoría de las solicitudes recibidas en el departamento de Trabajo Social era para obtener mejoras a las viviendas afectadas por las lluvias.

Afuera de las instalaciones del Municipio de Colón las quejas no cesaban. En algún momento se informó que el alcalde de Colón, Dámaso García, hacía un recorrido por las comunidades que sufrieron inundaciones y deslizamientos a orillas de la carretera Transístmica, lo que generó la disconformidad entre los que buscaban recibir apoyo.

Entre las afectadas estaba Jéssica Whorton, que vive en el multifamiliar 15 piso. Ella dijo estar en desacuerdo con que los afectados tuvieran que ir hasta la Alcaldía de Colón a buscar ayuda. “Cuando ellos [las autoridades] quieren el voto, se meten en los callejones y se pasean por las escaleras de los caserones, ¿por qué ahora que estamos afectados nadie nos va a ver?”, cuestionó.

Otra de las personas perjudicadas por las anegaciones, Briseida Henry, indicó que el Gobierno nacional se ha concentrado en La Chorrera y Arraiján, y se han olvidado de Colón.

En la Cruz Roja se informó que requieren alimentos secos, agua, pañales desechables y leche para bebés porque en estos momentos no hay suficiente.

LIMPIEZA de CALLES

Mientras tanto, en calle 11 y avenida Amador Guerrero una cuadrilla de 56 trabajadores del Ministerio de Obras Públicas se concentraba en la limpieza de los drenajes de esta vía. En el sector el agua llegó a los comercios y viviendas hasta casi dos pies de altura.

A un costado de la calle 12 y Amador Guerrero, Ernesto Pinto, dueño de una electrónica tenía en la acera varios equipos audiovisuales secando como muestra de que fueron pérdida total a raíz de las inundaciones del pasado lunes.

Por su parte, el jefe de Pronósticos de la Empresa de Transmisión Eléctrica S.A., César Osorio, informó que la estación meteorológica de Cuipo, en Colón, registró el pasado 24 de noviembre 123.5 milímetros de lluvia, cuando en promedio en la región caen unos 22 milímetros.

Todavía ayer en la barriada Nuevo Arcoíris, donde 11 viviendas fueron afectadas por el deslizamiento de tierra el pasado sábado, había preocupación. “Otras casas de nuestra barriada podrían colapsar”, dijo Clara de Bryan y Rómules Ines, que temen perder sus pertenencias.

ÁREA INCOMUNICADA

Más de seis comunidades en los distritos de Donoso y Chagres, en la costa abajo de Colón, continúan incomunicadas por la caída del puente de Palmas Bellas.

Las cifras preliminares dan cuenta de que más de 200 familias quedaron damnificadas y perdieron sus cultivos.

El daño del puente impide el tráfico vehicular en el lugar, mientras que con la disminución de las lluvias los lugareños han optado por transportarse en botes y a pie para cruzar de Palmas Bellas hasta Chagres.

Para este miércoles se espera el reinicio de la circulación del transporte colectivo desde Miguel de la Borda hasta Palmas Bellas, para que sus lugareños hagan trasbordo desde Chagres hasta la ciudad de Colón.

Por otra parte, el presidente de la Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón, Surse Pierpoint, reconoció ayer que recibió reportes de “muchos daños”, pero que todavía no se puede hacer un pronóstico o estimación extraoficial.

“Estamos pidiendo a los agremiados que nos vayan reportando. Definitivamente los daños son cuantiosos”, adelantó Pierpoint. Los trabajadores de la ZLC no pudieron ingresar a las instalaciones hasta ayer, debido a que las inundaciones habían bloqueado por completo los accesos.

Mientras Pierpoint hacía estas declaraciones, el presidente de la República, Ricardo Martinelli, visitaba ayer Colón acompañado por la ministra de Educación, Lucy Molinar.

Tanto Martinelli como Molinar indicaron que gestionarán reparaciones y reconstrucciones a las más de 40 escuelas y colegios de Colón y Panamá oeste que resultaron con serios daños por las inundaciones.

(Con información de Migdalia Grinard y Luis Bellini).

 ´Alemán alcanzó a gritar que se tiraran´

Los rescatistas de la Cruz Roja Panameña Jorge Alemán y Fernando Johnson, desaparecidos desde el pasado domingo en la tarde cuando fueron sepultados por un alud de tierra en la curva del Cebo, en Quebrada Ancha, Colón. Fueron a ese lugar a verificar el reporte de un taxista que indicaba que la carretera Transístmica se estaba rajando.

Francisco González, también rescatista y amigo de Alemán, contó que este manejaba una camioneta de la entidad; Johnson iba de copiloto y otros seis socorristas iban en el vagón. “Se estacionaron en el hombro [y] cuando Alemán oyó el ruido, apenas alcanzó a gritar a los seis compañeros del vagón que se tiraran”, narró.

En efecto, los seis rescatistas del vagón saltaron, corrieron hacia atrás y se salvaron. Alemán y Johnson no tuvieron tiempo de salir del vehículo. Ayer, a la hora de cierre de esta edición, proseguía su búsqueda. Alemán, hermano del dirigente del Partido Revolucionario Democrático, Héctor Alemán, deja dos hijas, de 24 y 29 años, un hijo de 19 años, y una nieta de 3 años. Vivía en Margarita, Colón.

Johnson, por su parte, deja viuda y dos hijos menores de edad. Vivía en los multifamiliares Las Cuatro Potencias de calle 13 y Meléndez, Colón. José Baquero, presidente del Comité de la Cruz Roja de Colón, informó que Alemán tenía 37 años de servicio y era el coordinador del Departamento de Gestión de Riesgo, mientras que Johnson tenía 30 años de servicio y era director nacional de la Legión de Voluntarios.

Baquero indicó que los seis rescatistas que sobrevivieron no están trabajando, pues resultaron afectados psicológicamente y reciben atención. González contó, además, que tanto Alemán como Johnson estuvieron en las labores de rescate por el terremoto de Haití, en enero de 2010. “Todos estamos golpeados. No es lo mismo rescatar a un civil, que ir a buscar a un compañero”, dijo. Dana Montenegro, de Relaciones Públicas de la Cruz Roja Panameña, informó que hoy llegan al país seis rescatistas de la Cruz Roja de México y otros especialistas de Costa Rica y Colombia.

Rubén Polanco

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código