RELACIONES Maritales

La unión de consenso desplaza al matrimonio

En Panamá, las personas optan por la unión consensuada en lugar de casarse. Según el censo 2010 de la Contraloría, en el país hay 767 mil 543 panameños unidos, y 596 mil 212 casados formalmente.

Datos de la Contraloría General de la República así lo confirman. Por ejemplo, el censo del año 1990 detalló que en el país había 415 mil 215 personas casadas y 409 mil 956 unidas. Es decir, para aquel entonces los panameños observaban la cultura del matrimonio.

Veinte años después la realidad es otra. El censo del año 2010 reveló que el panameño ha cambiado de actitud y no quiere compromiso conyugal de índole legal. Los resultados estadísticos lo dicen todo: hay 767 mil 543 panameños unidos y 596 mil 212 casados.

Dicho de otro modo, las uniones de consenso se incrementaron en un 87% entre 1990 y 2010, mientras que los matrimonios solo crecieron un 43% durante ese mismo período.

Según los expertos hay dos razones para tal cambio de cultura en Panamá: la situación económica por la que atraviesan las personas y la falta de un claro proyecto de vida a largo plazo.

Uno de ellos, el sociólogo Marcos Gandásegui, cree que luego de 1960 surgió en Panamá un movimiento ascendente, conocido como clase media, muy dado a casarse. Sin embargo, después de 1990 ese grupo se ha debilitado mucho por el aumento general de precios, al punto que ahora prefiere la unión libre.

“Los problemas económicos tienen una incidencia directa en las relaciones conyugales, así como en los divorcios. Casarse cuesta y divorciarse también”, resaltó Gandásegui, quien considera que será difícil que vuelvan esos tiempos en que los casados eran más que los unidos por consenso.

La IGLESIA, INTRANQUILA

La Iglesia católica está preocupada por el incremento de las uniones sin ningún compromiso. El arzobispo José Domingo Ulloa piensa que hay que hacer más hincapié en la formalización del matrimonio, como una institución natural en la sociedad.

“Ese alto porcentaje de uniones denota solamente una cosa: la fragilidad con que las parejas panameñas quieren empezar su proyecto de vida. Este país necesita con urgencia fortalecer sus instituciones, y una de las más importantes es la familia”, dijo el religioso.

Según el prelado, uno de los grandes problemas por los que atraviesa Panamá es la poca unión familiar. “Hay toda una cultura ahora mismo de no adquirir responsabilidades sociales, y por eso los panameños no se están casando. Formar una familia debe ser un compromiso”, agregó.

Entre las inquietudes de la Iglesia católica está el alto índice de divorcios y separaciones que se ha venido dando en los últimos 10 años. En ese sentido, el censo del año pasado detalló que hay 54 mil 168 personas separadas de matrimonio, 159 mil 399 separadas de unión y 30 mil 209 divorciadas. Los solteros mayores de 15 años son 717 mil 701.

El Comité Ecuménico también opinó. El obispo Pablo Morales, presidente de este organismo, dijo que el matrimonio es una empresa para toda la vida, pero el panameño no lo está viendo de esa manera. “Ahora como no se apuesta por una relación larga, los panameños se unen. Así, cuando quieren separarse, todo es más fácil”, acotó.

Morales sostiene que la falta de compromiso en las relaciones conyugales tiene sumergido al país en una crisis de valores. “Ya estamos viviendo las consecuencias de esto. Por ejemplo, hay niveles de violencia elevados y nadie se respeta. Hacemos un llamado para que estemos juntos, y veamos el matrimonio como una gran empresa con la que se afrontan momentos buenos y malos”, concluyó el obispo.

COSTOS

Como mencionaron los especialistas, tanto casarse como divorciarse tiene un costo. Es una de las razones por las que muchos panameños prefieren unirse.

De acuerdo con el Registro Civil, para casarse se requieren los certificados de nacimiento y soltería, dos testigos y un certificado de buena salud. Los requisitos son gratuitos en esa entidad y, en el caso de los exámenes médicos, los asegurados pueden hacérselos en la Caja de Seguro Social sin costo.

Sin embargo, quienes quieran obtener un certificado de buena salud en una clínica privada deberán pagar cerca de $114 en cinco exámenes: sífilis, hemoglobina, orina, leucemia y VIH.

Por estos trámites pasó Mariela Alvarado. Ella, además de hacerse los exámenes en un centro de atención privado, también invirtió $2 mil en su boda religiosa.

Cuenta Alvarado que solo en anillos gastó $200 dólares, en la separación de la iglesia $200 más, en el traje $300, en la fiesta $700 y $600 en otros gastos.

Ella es una de las personas en el país que decidió casarse, y a pesar de los muchos inconvenientes por los que atraviesa una pareja, dice que tomó la decisión correcta. “No me arrepiento. Aunque no critico a los que deciden unirse, porque las bodas son caras”, manifestó la mujer, quien tiene cuatro años de haber contraído matrimonio.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

04 Dic 2016

Primer premio

6 6 8 1

ABDC

Serie: 5 Folio: 10

2o premio

1325

3er premio

4063

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código