FIESTA RELIGIOSA EN ANTÓN

Entre votos y devotos

Los presidenciables José Domingo Arias (CD)), Juan Carlos Nava-rro (PRD) y el paname-ñista Juan Carlos Varela estuvieron ayer en Antón.

Temas:

Caminando, en buses, en carros, miles de peregrinos se desplazaron hasta Antón para celebrar la tradicional fiesta del Cristo de Esquipulas. LA PRENSA/Jorge Fernández. Caminando, en buses, en carros, miles de peregrinos se desplazaron hasta Antón para celebrar la tradicional fiesta del Cristo de Esquipulas. LA PRENSA/Jorge Fernández.
Caminando, en buses, en carros, miles de peregrinos se desplazaron hasta Antón para celebrar la tradicional fiesta del Cristo de Esquipulas. LA PRENSA/Jorge Fernández.

A esta altura de la campaña, toda fiesta de pueblo se convierte en una competencia electoral.

Ayer, la celebración religiosa por el Cristo de Esquipulas, en Antón, Coclé, reunió a los tres candidatos presidenciales de los partidos más importantes del país.

Los opositores Juan Carlos Varela y Juan Carlos Navarro, del Partido Panameñista y el Partido Revolucionario Democrático (PRD), respectivamente, y José Domingo Arias, del gobernante Cambio Democrático (CD), llegaron al atardecer para participar en la procesión que culminó la jornada que había comenzado a las 6:00 de la mañana.

EL CONSEJO DE ULLOA

La mezcla de política y religión no solo vino de quienes aspiran a reemplazar a Ricardo Martinelli en la Presidencia de la República.

El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, advirtió durante su homilía que las comunidades no deben dejarse dividir por las pretensiones de los políticos.

“Los grandes de este mundo (político) se entienden alrededor de una mesa. Mientras tú y yo estamos peleando, ellos están organizando todos sus negocios”, dijo Ulloa entre aplausos.

“No le sigamos el juego a mucha politiquería que hay en estos momentos”, añadió.

A las 8:00 p.m. se inició la procesión. En las calles estrechas del pueblo, se dieron la mano lo espiritual y lo terrenal.

Los presidenciables y sus séquitos de ayudantes y admiradores acompañaron a los devotos en su recorrido por hileras de antiquísimas casas de color pastel, con hamacas y mecedoras en sus portales.

Varela, quien por tradición no suele faltar a esta fiesta antonera, opinó sobre las palabras de Ulloa.

“Creo que le toca al arzobispo, con mucho respeto, explicar su opinión”.

Arias, a quien le reclaman que no opina de los temas candentes del país y rehúye los debates, aprovechó para prometer, una vez más, que sí aceptará debates.

“Por supuesto que voy a ir a debates. Yo quiero escuchar a los candidatos de la oposición política presentar sus posturas respecto a la violencia de género, y la educación universitaria”, manifestó.

Navarro, en cuanto sintió los flashes de la cámara del fotógrafo de La Prensa, le pidió que no le tomara muchas fotos, pues la gente iba a pensar que estaba haciendo campaña, cuando en realidad llegó a Antón movido por la fe.

La procesión terminó en la iglesia San Juan Bautista de Antón, donde los feligreses oraron y los políticos desaparecieron tras una breve presencia.

En cinco años, la fiesta volverá a tener tintes políticos, pero serán otros los que marquen con su inusual presencia que faltan cuatro meses para las elecciones generales.

DÍA DE PASIONES

A comienzos del siglo XVIII, cuentan los antoneros, apareció por error un Cristo en la cruz en la playa Boca Nueva de Antón.

Iba para Esquipulas, Guatemala, pero una traición del mar causó su naufragio.

Más de 300 años después, el redentor inesperado se ha convertido en uno de los símbolos del pueblo de Antón, que todos los 15 de enero convoca a un país a sus calles angostas para adorar al salvador.

Y los devotos responden al llamado espiritual.

Llegan en buses, en autos, y hasta caminando desde la madrugada anterior a orillas de la carretera Interamericana en grupos de tres a siete personas, armados con una bolsa de víveres y una linterna para advertir de su peregrinaje a los vehículos.

La primera de las seis misas del día es a las 6:00 a.m., en la iglesia frente al parque 15 de enero.

Los más fieles acuden a todas las eucaristías; otros, aguardan por la misa solemne de las 10:00 a.m., que conduce el arzobispo de Panamá.

En la espera compran “milagros milagrosos” a un dólar y a 50 centavos, almanaques, inciensos, pailas, llaveros, cutarras, camisetas, bienmesabe y huevitos de leche.

También paraguas para cubrirse del sol, en caso tal que se queden sin espacio en las toldas, bajo la sombra de un árbol o dentro de la pérgola central del parque 15 de enero.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código