Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

[ESTADOS UNIDOS]

Aproximación al fenómeno

En contra de Trump hubo 239 diarios y 131 semanarios, y a favor, 13. Será que ya no sirven para nada. No es así, en mi opinión, sigue siendo la que fija y respalda la agenda.

Temas:

Aproximación al fenómeno Aproximación al fenómeno
Aproximación al fenómeno

Despejada la gran duda –Trump ganó–, ahora la incertidumbre es mucho mayor: ¿qué va a hacer? Además, una interrogante extra que no puede echarse en bolsillo roto: ¿por qué ganó Trump?

Casi todos lo daban perdedor: para el premio Nobel Mario Vargas Llosa era imposible e impensable, no que Trump llegara a ser presidente de Estados Unidos (EU), sino que consiguiera ser candidato de los republicanos. “El pueblo estadounidense es profundamente democrático”, argumentó en Charleston, Carolina del Sur, en octubre 2015, en la Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) el reconocido escritor peruano.

Sobre ¿qué hará?, chi lo sa (quién sabe). Vi y oí a algunos analistas internacionales algo más calmados por el “discurso conciliatorio” de Trump, posvictoria. Ahora, ¿qué esperaban? Que saliera diciendo –tipo Maduro–“los que no me votaron ahora la van a pagar muy caro”. Es natural que dijera lo que dijo.

Lo que hará, para empezar, en el peor de los casos no iría más allá que lo que él mismo ha anunciado. Y esto sin olvidar que una cosa es Trump candidato y su campaña y otra es Trump presidente. En EU como en cualquier lado los candidatos pueden prometer y decir cualquier cosa, pero llegado al gobierno es diferente: hay que gobernar. Y hay que hacerlo con lo que hay. No se puede hacer cualquier cosa, aunque se quiera. Además, Trump fue electo presidente y no dictador (por más que pudiera gustarle). Y admitámoslo: EU es un país donde las instituciones, los poderes republicanos y la ciudadanía son válidos y respetables (y esto sin tener en cuenta el “aparato” o el establishment, que ahí está).

Lo que hay de cierto por ahora es poco. Esta el caso de las encuestas. Fallaron otra vez: pasó en Argentina, en el Reino Unido, en Colombia.

¿Es que los encuestadores se han vuelto brutos? Creo que no, pero parecería que, como ocurre con los virus que se acostumbran a los antibióticos, mucha gente se resiste a las encuestas. Oculta su opinión ya sea por indiferencia, por enojo, por inconformidad o por cansancio y rechazo a lo mismo de siempre y a los nuevos dueños y popes de la sociedad civil.

De ahí las sorpresas: el brexit (Reino Unido), el “no” (Colombia), y Trump (EU). Sin duda, en estos tiempos habría que ser más cuidadoso en apostar basados en las encuestas y mucho más en gobernar en función de ellas, práctica bastante peligrosa y poco recomendable.

Tampoco es cuestión de las redes. No creo eso. El impacto Trump fue él mismo, ante la gente, con payasadas, insultos, falta de respeto a lo que se le ocurriera, lo que a su vez era “destacado” por los medios tradicionales a los que atacaba, los hacía enojar y estos le daban más vida.

Trump no fue el primero –ni será el último– en atacar a la prensa y a los periodistas. Siempre hemos sido “chivos expiatorios” para políticos y gobernantes y para todos los que le quieran echar la culpa a alguien porque le sale mal alguna cosa.

Pero Trump los hizo entrar por el aro. Y fueron sus principales promotores. No se analizó ni se hurgó sobre la eventualidad de que lo que a la prensa le parecía un disparate, le caía bien, le gustaba y le llegaba a mucha gente (quizás la que se resistía a las encuestas). En contra de Trump hubo 239 diarios y 131 semanarios, y a favor, 13. Será que ya no sirven para nada. No es así, en mi opinión sigue siendo la que fija y respalda la agenda. Ahora, si se pierde el equilibrio, si aparecen los sesgos, si se deja de informar lo que ocurre para difundir solo lo que nos gusta de lo que ocurre, o peor, lo que nos gustaría que ocurriera, entonces todo cambia. Se pierde la credibilidad y se pierde todo.

Quizás demasiada soberbia y poca autocrítica. Las cosas que dijeron de los pobres ingleses (unos burros, unos tontos) o de los votaron por el “no”. Lo que se dirá ahora de los gringos: ¿seguirá siendo “un pueblo profundamente democrático”, como decía Vargas Llosa?

Lo cierto es que Trump ganó y lo hizo contra el caballo del comisario. No recuerdo caso anterior en que un presidente de EU, no reelegible, participara tanto y con tan poco disimulo en la contienda.

Barack Obama fue el gran derrotado. Trump es producto de su obra, de su gobierno, de lo que hizo, además de las frivolidades y algunas estupideces: 15 días antes de las elecciones flexibilizó más la política con Cuba y hasta, por primera vez, EU no votó el embargo en las Naciones Unidas. ¿Cuántos votos le sumó en la Florida a Trump? Si Hillary hubiera ganado allí, Trump no habría llegado a los 270 electores. ¿Por qué no esperó dos semanitas? Electoralmente hablando, fue un estupidez.

Obama, también un outsider sin experiencia como Trump, por favor otro más pateando fuera de la escupidera, no hizo un buen gobierno, no supo ver ni entender y mucho menos prever ese creciente descontento de una gran mayoría de los estadounidenses, cada vez más desencantados, confusos y hasta resentidos, a los que Trump, con su desagradable cara y estilo, sí les supo llegar.

Se dice que fue un voto contra las minorías. No sé si contra, pero es muy posible que fue un voto generado a partir de las minorías, de los abusos y de la condición de intocables y privilegiadas por obra del gobierno, a costa de los derechos de una mayoría –sin cupos ni escudos– cada vez más empobrecida y marginada y que, además, tiene que “bancar” a aquellas.

Puede que haya mucho de ello. Es notorio que hay cambios en la gente, los que no los detecta ni las encuestas ni la prensa ni las redes, pero que están allí a la espera de quienes se den cuenta y los exploten. Para bien o para mal.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código