[MEDIO ORIENTE]

¿Atacará Israel a Irán?

Israel y Estados Unidos han reaccionado especialmente tranquilos a los nuevos proyectos nucleares de Irán. Con cierto tono irónico, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, apuntó que los iraníes presumen de “éxitos que todavía no existen”.

También los estadounidenses consideran “exagerados” los logros de Teherán. Tanto Washington como Tel Aviv consideran que el show del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, es en realidad una muestra de que las sanciones internacionales comienzan a hacer efecto en Teherán. Pero al mismo tiempo y más allá de las sanciones, la prensa internacional especula sobre un eventual ataque militar de Israel contra Irán para evitar que el régimen de los ayatolás fabrique armas nucleares.

A finales del año pasado, el debate sobre un posible ataque israelí contra objetivos nucleares iraníes parecía más abierto que nunca. Sin embargo, la impresión ahora en Israel no es precisamente de estar ante un ataque inminente. Según un miembro de la oposición al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el mandatario no lanzará un ataque contra el país islamista, ya que podría costarle su puesto de cara a las elecciones del próximo año.

“Las instalaciones nucleares iraníes no se destruirían, como mucho quedarían dañadas”, explicó el político al diario israelí Haaretz. “El proyecto (nuclear) se postpondría como mucho dos o tres años. Y los iraníes estarían mucho más motivados para completarlo”, agregó.

El ataque tendría además terribles consecuencias para la economía mundial, apunta el político: “Los precios del petróleo subirían”. Y ante ese escenario, los europeos no se pondrían de lado de los israelíes, vaticina. “Quedaríamos completamente aislados”. Tampoco el analista Amir Oren cree que vaya a producirse un ataque a Irán en un futuro próximo. Para Oren, en la cuestión iraní Netanyahu se encuentra en el mismo punto que el primer ministro británico Winston Churchill ante los nazis en 1938: todavía no comenzó a preparar a su pueblo para enfrentarse a “sangre, sudor y lágrimas”. Según el experto, las amenazas contra Teherán pretendían sobre todo obligar al Gobierno de Ahmadineyad a plegarse a las sanciones de la comunidad internacional.

Un ataque israelí contra Irán podría desatar además un gran incendio en la región. Israel debería contar con que sobre sus ciudades lloverían proyectiles procedentes no solo de Irán, sino también de Líbano, en el norte, y la Franja de Gaza, en el sur. No en vano, Irán es una especie de “protector” para Hizbulá y Hamas. “Toda la región arderá”, explicaba el político opositor a Haaretz. “La economía israelí colapsará y Tel Aviv se convertirá en una ciudad fantasma, ¿qué éxito podrá presentar entonces Netanyahu? ¿Un programa iraní que se desarrollará de forma aún más intensiva? ¿El aislamiento internacional? ¿Atentados conta objetivos israelíes en todo el mundo?”, se pregunta.

En un último término, nadie a excepción de la cúpula política sabe si realmente Israel está dispuesto a golpear a Irán. El exjefe de la inteligencia militar israelí Shlomo Gazit, considera que un ataque de ese tipo sería “la peor opción”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código