[FUERZA POLÍTICA]

Barack Obama llama a perfeccionar la Unión

Si el Partido Republicano no entiende el mensaje electoral no solo caerá en la irrelevancia, como pasó en California, sino que en vez de perfeccionar la unión será responsable de su desgarramiento.

No fue accidental que en su discurso de aceptación en la noche de su reelección, el presidente Barack Obama haya vuelto a invocar el texto constitucional que, en su momento, fue un llamamiento al pueblo estadounidense a perfeccionar su Unión. La noche del 6 de noviembre, Obama emplazó a toda la nación, no solo a quienes votaron por él, a esforzarse por perfeccionar la Unión.

Y digo que no fue accidental porque, por primera vez en la historia, un amplio mosaico multirracial formado por jóvenes, mujeres, gais, judíos, afroamericanos y estadounidenses, de origen hispano y asiático, mostraron a la nación y al mundo que unidos tienen más fuerza política que el homogéneo bloque de hombres blancos, en su mayoría protestantes y mayores de 45 años, que llevaba más de 200 años decidiendo solos quien había de gobernar el país.

Que, por segunda ocasión, este heterogéneo conjunto de minorías haya logrado la hazaña de llevar a la Presidencia a su candidato tiene enorme trascendencia histórica, porque a pesar de la insistente retórica sobre la “igualdad” universal por mandato divino, que tanto se pregona como un valor “exclusivamente” estadounidense, en la historia del país a las minorías siempre se les ha dado un trato desigual.

Las cifras del voto cuentan la historia con claridad. Por Obama votaron el 55% del total de las mujeres, el 62% de las solteras y el 62% de las que trabajan; el 60% de los jóvenes entre los 18 y los 29 años, y el 52% de quienes tienen entre 30 y 44 años. También lo hicieron el 76% de las personas gais, el 69% de los judíos, el 93% de los afroamericanos, el 73% de los estadounidenses de origen asiático y el 71% de los estadounidenses de origen iberoamericano. Obama también ganó el voto del 69% de quienes viven en ciudades con más de medio millón de habitantes y el 58% de quienes viven en ciudades de entre 50 mil y medio millón de habitantes.

Esta no es, sin embargo, la única narrativa que se desprende de la votación, pues si algo evidenció esta elección es que EU sigue siendo un país dividido en términos de raza, clase y género. El grueso del voto para Mitt Romney provino de hombres blancos, protestantes, mayores de edad, pero en el conteo del voto popular, la ventaja de Obama fue de apenas un poco más de tres millones, de un total de aproximadamente 120 millones.

Lo trascendente, sin embargo, es que la correlación de fuerzas políticas en el país ha cambiado radicalmente. Y si consideramos que Romney obtuvo casi el mismo número de votos entre los ciudadanos blancos mayores de edad que otros candidatos republicanos han obtenido en el pasado, se confirma por qué esta elección marca un hito de proporciones históricas.

Si la participación política de las minorías sigue incrementándose, al igual que su inclinación por una agenda política amplia e inclusiva, el Partido Republicano debe modificar sus posiciones más extremas si quiere evitar la extinción. El cambio debe incluir temas de la agenda social como el aborto, el feminismo, los derechos de las personas gais, el calentamiento global la inmigración ilegal y el prejuicio racial (la agencia AP reporta que el 56% de personas de raza blanca tiene algún tipo de resentimiento contra los negros). Si no cambia, aún cuando mantenga una presencia regional su representación política en el ámbito nacional seguirá disminuyendo porque los blancos no crecen al mismo ritmo que las minorías.

Afortunadamente, apenas unos días después de la elección, las voces moderadas dentro del Partido Republicano ya empiezan a abogar por un nuevo acuerdo en el tema migratorio. Buen principio, pero insuficiente, los republicanos también necesitan revisar sus propuestas para enfrentar los problemas económicos del país.

Al final de cuentas, una revisión seria de sus principios y de su manera de interpretar las realidades actuales de la nación sería un primer paso positivo para que el perfeccionamiento de la unión que Obama ha propuesto sea posible en un futuro no muy lejano. Si por el contrario, la dirigencia republicana no lee adecuadamente el mensaje que la nueva mayoría, compuesta por minorías, le ha enviado en esta elección su partido irá desapareciendo del mapa político como ya ha sucedido en California y lo peor del caso es que en vez de perfeccionarse, la Unión Americana seguirá desgarrándose.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código