[30 ANIVERSARIO]

Brindis por el diálogo

Esta semana, el Diálogo Interamericano celebra tres décadas de labor facilitando las relaciones entre Estados Unidos y América Latina.

Regreso a Estados Unidos justo a tiempo para celebrar el 30 aniversario del Diálogo Interamericano, el centro de análisis político, comunicación e intercambio de ideas sobre los temas centrales de la agenda del continente americano más importante en Washington D.C. y para celebrarlo adecuadamente pienso que lo mejor es hacer un recuento de su historia.

“La idea de organizar un diálogo hemisférico”, me dice el Dr. Abraham Lowenthal, su director fundador, “nació en 1982, durante un viaje por la región en el que oí las preocupaciones de amigos, académicos y políticos por la obsesión del presidente Reagan en Centroamérica y la falta de interés de su administración en los verdaderos problemas de la región. En Brasil, por ejemplo, tuve un diálogo con el entonces congresista Fernando Henrique Cardoso y coincidimos en que la dimensión de los problemas ameritaba organizar una reunión en Washington con funcionarios, académicos y hombres de negocios para iniciar un diálogo regional, inclusivo y políticamente viable sobre los asuntos del hemisferio”.

De regreso a Washington, Lowenthal consiguió el apoyo de Sol Linowitz, exembajador de Estados Unidos en la OEA y exnegociador del Tratado del Canal de Panamá, y de Peter Bell, otro destacado exfuncionario público, y ese mismo año organizaron una reunión que duró dos días y marcó el nacimiento de la institución. “De América Latina”, me dice Michael Shifter, el actual presidente del Diálogo, “participaron los expresidentes Galo Plaza, de Ecuador, Daniel Oduber, de Costa Rica, y el propio Cardoso; del lado estadounidense, David Rockefeller, Robert McNamara, Roberto Goizueta, presidente de Coca Cola, y el padre Theodore Hesburgh presidente de la Universidad de Notre Dame, entre otros”.

“El Diálogo”, me dice Shifter, “no legisla. Su trabajo es mover las piezas de un tablero de ajedrez imaginario en un escenario real como lo es el Congreso estadounidense para facilitar la comprensión de los términos de los debates y subrayar las coincidencias bipartidistas que podrían facilitar la solución de problemas complejos en el hemisferio americano. En este sentido, por ejemplo, colaboramos a construir consensos bipartidistas para los tratados de libre comercio de EU con Colombia y Panamá”. También habría que recordar el apoyo del Diálogo al Grupo de Contadora, formado por Colombia, Panamá, Venezuela y México para mediar en el conflicto centroamericano; su gestión para facilitar la renegociación de la deuda de los países latinoamericanos en los 80 y 90; su trabajo pionero en el tema de las remesas con el fin de incorporar a los recipientes en el sistema financiero de sus respectivos países.

A pesar de los muchos logros de la institución, también ha habido decepciones como la de no haber podido encauzar la discusión sobre la relación entre Estados Unidos y Cuba hacia terrenos más productivos y realistas. Las realidades políticas en ambos países han impedido la implementación de políticas conducentes a un diálogo positivo.

No obstante, desde mi perspectiva la labor del Diálogo ha sido notable por sus muchos logros y por su capacidad para construir una institución sólida con un futuro magnífico atrayendo a la organización a las nuevas generaciones. Hoy, por ejemplo, cuentan con un superávit de liderazgo con gente como el actual presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, miembro del Diálogo desde 1990, el alcalde de San Antonio, Texas, Julián Castro, la ambientalista y excandidata presidencial Marina Silva de Brasil y la expresidenta de Chile, Michele Bachelet.

Termino esta nota con una cita que me envía el expresidente de Brasil Fernando Henrique Cardoso. “No hay en Washington una red con mira a los intereses recíprocos de los países de América igual al Diálogo. Estoy seguro de que los diálogos seguirán como un marco de relaciones interamericanas correctas, capaces de ayudar a que nuestros países avancen en los senderos de la democracia, de la prosperidad y de mayor igualdad”.

¡Enhorabuena y que siga el diálogo!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código