[SACRIFICIOS]

Crisis nuclear en Irán

Kennedy resumió su clave para resolver la crisis de los misiles: el éxito exige evitar ´confrontaciones que obliguen al adversario a escoger entre la humillación o la guerra nuclear´. Graham Allison

La serie “On Leadership” que está publicando The Washington Post examina el peligro que representa Irán en su afán nuclear. Uno de los artículos, el de Graham Allison, se titula “Will Iran be Obama Missile Crisis?” y establece un paralelo con aquellos 13 días de 1962 que muchos eruditos consideran los más peligrosos que ha vivido la humanidad.

La pieza sigue esa corriente historiográfica en que el episodio se saldó con un triunfo resonante para Estados Unidos y el autor llega a decir que aquel desafío fue la JFK´s finest hour. ¡Jesús del gran poder, qué cosas se afirman! Ya sabemos que cuando se lo proponen los estadounidenses son los reyes de la propagada. La fama de Madison Avenue no es gratuita y la retirada de los cohetes de Cuba ha pasado a los libros como una gran victoria norteamericana, cuando de eso tuvo muy poco. Cierto, Nikita Jrushchov sacó los misiles (ojo, no estaban operativos aún, aunque dejó unos pocos que luego se oxidarían) y con ello la amenaza inminente desapareció del radar de los estadounidenses. ¿Pero a qué precio? Al precio de sacrificar a los cubanos, que medio siglo después siguen pidiendo el agua por señas.

No solo se comprometió Kennedy a no invadir la isla con tropas yanquis, sino a impedir que lo hicieran los cubaniches anticastristas, y no solo desde territorio norteamericano, sino desde cualquier otro continental. Y al precio adicional de retirar de Turquía los misiles que apuntaban a la URSS. ¡A eso llaman victoria!

No falta quien afirma que el triunfador fue Fidel Castro, lo cual es falso de toda falsedad. Che Guevara se pondría lírico luego y diría que “pocas veces brilló más alto un estadista que en esos días” Castro ante el peligro nuclear.

Lo cierto es que pocas veces un gañán reveló tanto su baja ralea al exigir a su patrón, Jrushchov, desatar un carnaval atómico que habría provocado no solo la desaparición de la isla, sino el fin de la Unión Soviética. La solidaridad y el internacionalismo proletarios de los soviets no daba para tanto y, precisamente, el objetivo de la Operación Anadyr era limpiarse el pecho enviando unos cohetes a Cuba y que allá se las arreglara Castro como pudiera con los estadounidenses.

De modo que si el irresponsable sátrapa caribeño al final resultó beneficiario de la crisis fue a su pesar, en modo alguno su ganador, porque lo que pretendía era la hecatombe universal. El verdadero ganador fue Jrushchov, pues consiguió la retirada de los cohetes en Turquía, que tanto lo incordiaban, y aseguró impunidad para las tropelías de su lacayo Castro, sin disparar no ya un cohete ni una trompetilla. Y no porque supiera hilar fino: recordemos que era un hombrecito tosco que en la ONU se sacó un zapato y la emprendió a golpes con el podio para demostrar que estaba enfurruñado.

Al hombrecito tosco quien le dio la victoria fue la crema y nata de Harvard y el resto de la Ivy League, el brillante equipo de la Casa Blanca a la sazón, la élite de élites, Camelot, concediéndoles a los soviéticos lo que los soviéticos no se atrevían a demandar. Para no colocarlos en una disyuntiva humillante.

De manera que si ahora, para no colocar en una disyuntiva humillante al ayatolá Ali Jomenei y al cavernícola Mahmoud Ahmadinejad, que no se cansan de repetir un día sí y otro también que Israel debe ser borrado del mapa, la administración Obama se pone a buscar alternativas al ataque preventivo, ya podemos empezar a rezar por el alma del pueblo elegido de Dios, pues será sacrificado más bestialmente que el pueblo cubano.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código