[SOCIEDAD]

Desempleo juvenil, lastre del progreso

Cerca de 73.4 millones de jóvenes en el mundo no tienen empleo. Desde el comienzo de la crisis económica el número de jóvenes desempleados ha aumentado un 25% en las economías más avanzadas. Al paro juvenil se suma la precariedad de los trabajos que desempeñan muchos afortunados con empleo.

Entre 2007 y 2013 el número de jóvenes con empleo ha pasado del 44,8% al 42,3% a escala mundial. El aumento de la escolarización coincide con una creciente dificultad para encontrar un empleo por parte de los jóvenes. A pesar de que esta tendencia varía entre las diferentes regiones del mundo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) afirma que el desempleo juvenil continuará aumentando en los próximos años en todo el mundo como consecuencia de la fuerte recesión económica.

En 2012 Europa registró una tasa de desempleo juvenil del 18.1%. Una gran parte de los jóvenes que logra encontrar un trabajo lo hace bajo pésimas condiciones laborales. El 25% de los jóvenes trabaja a tiempo parcial, otro 40% trabaja con contratos temporales. La dificultad para encontrar un empleo adecuado a su nivel de formación y la falta de alternativas lleva a muchos jóvenes a aceptar cualquier oportunidad laboral.

En las regiones empobrecidas el paro y la mala calidad de los empleos ofertados son los principales problemas que afrontan los jóvenes. Oriente Medio y África del Norte registraron en 2012 las tasas de desempleo más elevadas. Mientras, Asia Oriental y Asia Meridional cuentan con los registros más bajos de desempleo juvenil. A pesar de que las tasas regionales de desempleo no son muy elevadas, contar con un trabajo en estas regiones es una necesidad imperiosa para muchos jóvenes. No contar con una fuente de ingresos puede ser sinónimo de vivir en condiciones de extrema pobreza.

La tendencia del desempleo juvenil no solo varía entre regiones, sino también entre los propios jóvenes. En las economías avanzadas, la juventud con un bajo nivel de formación cuenta con menos posibilidades para encontrar un empleo que aquella con alta cualificación. A este desajuste se suma el problema de la “sobreeducación”; “los jóvenes con niveles de educación más altos desempeñan, cada vez más, empleos para los que están sobreeducados”, explican desde la OIT. Un tercio de los jóvenes desempeñan trabajos para los que están subcalificados.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código