[MATRIMONIO IGUALITARIO]

Edith Windsor

Una matemática neoyorquina, Edith Windsor, se convirtió en heroína de los derechos civiles al litigar la discriminación de impuestos que existía contra las parejas gais.

Temas:

Edith Windsor Edith Windsor
Edith Windsor

Hay quienes no saben quién es Edith Windsor; sin embargo, para muchos, esta mujer, que ha fallecido a los 88 años en Nueva York, es una heroína en toda la regla por ser impulsora del matrimonio gay en Estados Unidos.

En 2013, Windsor llevó su caso hasta el Tribunal Supremo de Justicia, logrando una victoria histórica cuando finalmente se reconoció que las parejas del mismo sexo tenían derecho a las exenciones fiscales de las que gozan los matrimonios formados por parejas heterosexuales.

La batalla para esta matemática, que durante años fue empleada de IBM, tenía un marcado sello personal: su compañera sentimental a lo largo de 40 años había fallecido, dejándola como heredera universal de su patrimonio. Edith no estaba dispuesta a aceptar que el estado y la ciudad de Nueva York la castigaran fiscalmente, simplemente por no tener la licencia de matrimonio que en aquel momento en Estados Unidos era ilegal para las parejas de gais y lesbianas.

Desde joven, Edith tuvo la valentía de desafiar a una sociedad que estigmatizaba al colectivo LGTBT. Pero su temprana militancia se acentuó cuando conoció en un popular restaurante del West Village a Thea Spyer, quien sería el amor de su vida. El romance surgió en 1963 y, poco después, la relación se consolidó hasta que Spyer, psicóloga de profesión, murió en 2007 tras sufrir una larga enfermedad degenerativa. Conscientes de que les quedaba poco tiempo juntas, decidieron sellar legalmente su relación en Canadá, con la tristeza de no poder hacerlo en su país, donde todavía la unión entre personas del mismo sexo no estaba permitida.

Hastiada de la segregación de la que han sido víctimas gais y lesbianas durante décadas, a pesar de ya tener 84 años, Edith decidió que no toleraría más una discriminación tributaria que, amparada en la Ley DOMA, que defendía el matrimonio exclusivamente como “la unión entre un hombre y una mujer”, relegaba a las parejas del mismo sexo a ser ciudadanos de segunda clase frente a los privilegios del matrimonio tradicional. Al fin y al cabo, no gozar de las exenciones fiscales era otro modo de sancionar a quienes aman y comparten sus vidas con personas del mismo sexo.

Edith se atrevió a presentar una demanda en 2010, sin albergar demasiadas esperanzas de que podría ganarla en la más alta instancia. Por eso, cuando su caso, Estados Unidos contra Windsor, pasó a los anales de la historia en 2013; para gais y lesbianas de todo el país, pasó a ser la heroína que los sacó de las sombras, imposibilitados de asignarse como herederos mutuos, sin poder visitarse en los hospitales por no ser “familiares” ni acogerse al seguro médico de sus parejas, como lo hacían las parejas heterosexuales. Habían sido años de oprobio bajo las imposiciones de una casta “superior”, regida por los prejuicios de una sociedad cruelmente antihomosexual.

Edith no solo saboreó la victoria de una cruzada que parecía imposible de vencer. Dos años más tarde, el Tribunal Supremo de Justicia legalizó en todo el país las uniones del mismo sexo. Desafortunadamente, ella y Thea no tuvieron la dicha de casarse donde habían forjado una vida en común como ciudadanas ejemplares que pagaron tanto o más impuestos que las parejas heterosexuales.

Edith describía el matrimonio como algo “mágico”. Una verdadera bendición que sella el amor de dos personas, cualesquiera que sea el sexo de los enamorados. Tanto, que un año antes de morir se casó con su nueva pareja que hoy es su viuda. Esta valerosa mujer defendió hasta el final para gais y lesbianas lo que ella consideraba se resumía en “nuestra dignidad como seres humanos de ser abiertamente quienes somos”. Dicen que los ángeles no tienen sexo. Ahora Edith Windsor está entre ellos.

Más noticias de Perspectiva

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código