[MEDIO ORIENTE]

Espiral de violencia desconcierta a EU

Washington tiene pocas posibilidades de influencia en Medio Oriente. Las revueltas de la ´primavera árabe´ modificaron sus relaciones y los socios tradicionales fueron expulsados.

El presidente estadounidense Barack Obama aplica una estrategia ambigua ante la espiral de violencia en Medio Oriente: públicamente condenó el ataque con cohetes de Hamas contra Israel, pero al mismo tiempo pidió al jefe de Estado egipcio, Mohamed Mursi, que utilice su influencia en la región.

El portavoz gubernamental Jay Carney calificó de “cobardes” los ataques del movimiento radical islámico Hamas. Sin embargo, de las ofensivas aéreas israelíes sobre la franja de Gaza no dijo una palabra. Algo diferentes sonaron, en cambio, las declaraciones del vocero del Departamento de Estado, Mark Toner. “Le pedimos a Egipto que utilice su influencia en la región para frenar la escalada”, señaló. Inmediatamente después del último estallido de violencia, Obama tomó el teléfono y llamó a El Cairo.

El problema es que actualmente Estados Unidos tiene pocas posibilidades de influencia en Medio Oriente. Las revueltas de la “primavera árabe” modificaron por completo sus relaciones con la región y los socios tradicionales fueron expulsados. “Las opciones de Estados Unidos son pocas”, consideró el experto en Medio Oriente Aaron David Miller, quien asesoró a media docena de gobiernos en Washington. “Estados Unidos debe confiar en sus socios tradicionales: Israel, Egipto y Arabia Saudí”. Mientras Washington evita criticar la actuación de Israel.

The New York Times no se queda callado. El periódico rechazó claramente los ataques contra la franja de Gaza. “¿Una nueva guerra entre Israel y Gaza?”, se preguntó preocupado el diario. “No hay duda del derecho a la defensa propia de Israel, ¿pero ese es el camino correcto?”, indagó, y consideró que Hamas es un “rival peligroso”. Además el diario teme que la actual violencia en la Franja desvíe la atención de un conflicto mucho más importante: el del programa nuclear iraní. The New York Times considera que Israel debería esforzarse por encaminar finalmente un proceso de paz con los palestinos más moderados de Cisjordania. De hecho Estados Unidos enfrenta un gran dilema en Medio Oriente. Cuando asumió el cargo hace cuatro años, Obama dijo que el conflicto palestino-israelí era un asunto de Estado. El principal objetivo era reanimar el estancado proceso de paz. Pero no salió bien y el vínculo entre Obama y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no está en su mejor momento.

La relación con los palestinos moderados tampoco es de color de rosa. En sus primeros cuatro años como presidente, Obama no visitó ni una vez Israel o los territorios palestinos. Y ahora tiene menos espacio de maniobra y pocos amigos en la región.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código