[ELECCIONES LEGISLATIVAS]

FPV afianza sus estrategias

La presidenta argentina, Cristina Fernández, intervenida hace 12 días de un hematoma craneal, permanece retirada de la primera línea política en plena campaña electoral.

Con la mandataria argentina, Cristina Fernández, apartada de la escena política, los distintos sectores del gobernante Frente para la Victoria (FPV) afianzan sus estrategias para ganar poder tras las elecciones legislativas del próximo domingo, con la mirada en las presidenciales de 2015.

Fernández, intervenida hace 12 días de un hematoma craneal, permanece retirada de la primera línea política en plena campaña electoral, en la que cobra fuerza la figura del gobernador bonaerense, el oficialista Daniel Scioli, quien nunca ha ocultado sus aspiraciones a suceder a la mandataria en el Gobierno nacional.

Apoyado por otros miembros del equipo gubernamental como el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, los ministros de Planificación, Julio de Vido, y de Economía, Hernán Lorenzino, o el vicepresidente, Amado Boudou, Scioli representa el ala más moderada del kirchnerismo.

“Scioli está viviendo unos días de gloria al no estar la presidenta al comando de la nación, pero el problema es que tiene fecha de caducidad”, dijo a EFE Jorge Arias, de la consultora Polilat.

Para Arias, “si el barco aparece sin conductor, él (Scioli) puede hacer valer su buena imagen pública y sus buenas relaciones con el resto del peronismo”.

“Pero es una cuestión a corto plazo. Una vez regrese Cristina (Fernández) y desaparecido el proceso electoral, él dejará de ser importante para el FPV, y volverán a aparecer los problemas que lo persiguen desde hace algunos años en cuanto a la propia gestión del gobierno bonaerense”, añadió.

Con Fernández fuera de juego, en los últimos días ha emergido con fuerza el nombre de Sergio Urribarri, gobernador de la provincia de Entre Ríos (noreste).

Urribarri llega avalado por Carlos Zannini, secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, y representante del kirchnerismo más radical, mano derecha de la presidenta en su convalecencia en detrimento de Boudou, a quien ha relegado la representación gubernamental en los actos oficiales.

De hecho, no fue el vicepresidente quien representó al país en la XXIII Cumbre Iberoamericana que se celebró el pasado fin de semana en Panamá, sino el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, y el canciller Héctor Timerman.

La intención de Zannidi y del “cristinismo”, abanderado por el viceministro de Economía, Alex Kicillof, y del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, sería que Urribarri ocupara la jefatura de Gabinete, desplazando a Abal Medina, para después convertirlo en el delfín presidencial.

El gobernador entrerriano contaría también con el apoyo de La Cámpora, la facción juvenil del FPV, liderada por Máximo Kirchner, hijo mayor de la jefa del Estado.

“Aparece esa figura (Urribarri) como mucho más potable que la de Scioli, porque están buscando de alguna manera asegurar la continuidad del proyecto kirchnerista en el gobierno”, indicó Arias.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código