[NUEVO LÍDER]

Futuro incierto en Corea del Norte

Se espera que las primeras ideas sobre los planes de la nueva cúpula aparezcan en los editoriales de Año Nuevo de la prensa estatal.

El pueblo norcoreano, al igual que el resto del mundo, sigue sin saber cuál es el planteamiento político de Kim Jong-un. Pero lo que sí parece más claro es el posicionamiento del hijo menor del fallecido Kim Jong-il en el complejo entramado del Estado, el partido y el Ejército de Corea del Norte: altos representantes del régimen lo proclamaron ayer “líder supremo” públicamente.

Durante la última jornada de los funerales por su padre en Pyongyang, el joven y supuestamente inexperto Kim Jong-un dejó hablar a otros. Pero las dos semanas transcurridas desde la muerte de Kim Jong-il arrojaron algo de claridad sobre las personas que deben procurar tranquilidad durante este periodo. A la cabeza figura su influyente tío Jang Song-thaek.

Según los analistas, será Jang, junto a su mujer Kim Kyong-hui –hermana menor de Kim Jong-il–, quienes apoyen al nuevo “líder supremo” durante su consolidación en el poder y velen por los intereses de la familia. En el reducido grupo de poderosas figuras que rodea a Kim Jong-un está también el jefe del Estado Mayor del Ejército, Ri Yong-ho.

No se espera un cambio en el curso político del país a medio plazo. Durante el duelo por Kim Jong-il, los medios estatales no han dejado lugar a dudas de que Corea del Norte seguirá las pautas marcadas por el fallecido líder. Además de la denominada ideología Juche, que defiende la independencia del país, la doctrina militar es otro de los puntales políticos del empobrecido pero fuertemente armado país.

Se espera que las primeras ideas sobre los planes de la nueva cúpula aparezcan en los editoriales de Año Nuevo de la prensa estatal, en los que en el pasado se revelaron los objetivos políticos y económicos anuales. Y es que, además, 2012 será un año de gran simbolismo para Corea del Norte: el 15 de abril se cumple el centenario del nacimiento del padre de Kim Jong-il, el exlíder Kim Il-sung, venerado todavía casi como un dios. Por ello, Kim Jong-il se había impuesto hacer de Corea del Norte un país “fuerte y próspero” en 2012. Pero, según los expertos, a Kim Jong-un le resultará difícil alcanzar ese objetivo sin acometer reformas. “Creo que al final Kim Jong-un no podrá resistir la presión económica”, apunta el economista surcoreano Yang Un-chul, del Instituto Sejong.

También le darán quebraderos de cabeza las sanciones internacionales por su controvertido programa atómico. “El plan económico de Corea del Norte ha fracasado”, asegura Yang. En su opinión, Kim Jong-un podría estar dispuesto a abordar reformas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código