[TERRORISMO ISLÁMICO]

Hora de definiciones internacionales

Estados Unidos, la Unión Europea y la OTAN han aprobado un severo endurecimiento de las sanciones y medidas que aplicarían a Rusia si no cesa sus actos de agresión en Ucrania.

Dos problemas de suma gravedad han creado situaciones muy peligrosas que tendrán una repercusión global: la extrema tensión en las relaciones de Occidente con Rusia por la anexión de Crimea y la intervención militar de Vladimir Putin en Ucrania; y el inminente ataque de la coalición liderada por Estados Unidos (EU) a los sanguinarios terroristas que han conquistado parte de los territorios de Irak y Siria, de donde pretenden expandirse para crear un “califato islámico” en pleno siglo XXI.

Estados Unidos, la Unión Europea y la OTAN han aprobado un severo endurecimiento de las sanciones y medidas que aplicarían a Rusia si no cesa sus actos de agresión en Ucrania. Putin ha anunciado fuertes contramedidas mientras algunos nacionalistas rusos piden bombardear Polonia o Estonia con armas nucleares. Por eso, Barack Obama inició su gira europea en la capital de los estonios el 3 de septiembre. Ello provocó que el comandante general de la aviación rusa amenazara a Washington con el establecimiento de bases militares en Latinoamérica.

Curiosamente, el mismo 3 de septiembre nuestro ministro de Defensa visitó Moscú para comprar armamento y acordar la instalación de una planta binacional que construirá helicópteros rusos en Arequipa. Se escogió el momento más inconveniente para profundizar el vínculo militar que el general Velasco Alvarado estableció con la ex Unión Soviética, sin importar que este significativo entendimiento se interprete como un alineamiento con Rusia en un momento tan inoportuno.

¿No existe coordinación entre Relaciones Exteriores y Defensa, o es que el Gobierno quiere demostrar su apoyo a Moscú en esta delicada coyuntura internacional?

La confrontación diplomática en Europa se da al mismo tiempo que Washington ha conformado una coalición contra la barbarie de los terroristas genocidas del mal llamado Estado Islámico, que arrasan a los infieles, esclavizan mujeres y se divierten degollando periodistas estadounidenses para mostrar sus cabezas por televisión. Obama se ha comprometido solemnemente a destruir esta amenaza con el apoyo de las potencias occidentales, de Irak, Turquía y los países del golfo.

La confluencia de la amenaza rusa en Europa con el fanatismo islamista ha provocado una firme reacción de Occidente frente a la cual no caben medias tintas ni, menos aún, gestos que puedan interpretarse como expresiones de un apoyo que ofendería la moral y el sentir mayoritario de los peruanos que adhieren a los valores democráticos occidentales.

Estamos en vísperas de la Asamblea General de Naciones Unidas, foro donde los principales actores de estos enfrentamientos solicitarán el respaldo mayoritario de la comunidad internacional a las resoluciones que patrocinarán en Nueva York. El voto del Perú no debería refugiarse en la neutralidad de la abstención. Por el contrario. Debería demostrar nuestras convicciones democráticas. Si no fuera así, EU y la Unión Europea entenderían que el hecho de ser uno de los principales clientes latinoamericanos del armamento ruso implica una impresentable asociación en la esfera política.

Sería repudiable apoyar el autoritarismo de Vladimir Putin cuando incumple tratados y desestabiliza el equilibrio indispensable para el mantenimiento de la paz mundial.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código