[SOLIDARIDAD INTERGENERACIONAL]

Mismo hogar, distintas edades

Johnson señaló al neoliberalismo como el principal enemigo de la solidaridad intergeneracional al enfocar todo hacia los valores individualistas. Aboga por promover la convivencia.

Temas:

La convivencia en el mismo hogar entre personas “desconocidas” de distintas edades, conocida como homesharing, se consolida como opción para personas mayores que viven solas y que ofrecen su hogar a otra persona, muchas veces un estudiante universitario.

Lo explicaba Cristóbal Sánchez Blesa, presidente de Solidarios, al abrir el V Congreso Mundial de Homeshare que hace unos días se celebró en Madrid y que reunió a expertos en convivencia intergeneracional de distintos países. Recordó que en Madrid hay más de 600 mil personas con más de 65 años que en su mayoría se valen por sí mismas y además quieren envejecer en su hogar sin ir a una residencia para ancianos.

Las organizaciones que respaldan la convivencia intergeneracional conciben esta fórmula como una estrategia de la que ambas partes se benefician. Tanto mayores como estudiantes “pueden dar, aprender y mejorar su calidad de vida”.

Sánchez Blesa recordó que esta alternativa supone además un beneficio para toda la sociedad, no solo para las personas involucradas. Por eso Solidarios apuesta desde 1995 por el que ahora se conoce como programa Convive y, desde hace unos años, se ha incorporado a Homeshare International (HI), una red de organizaciones y profesionales que promueven la convivencia intergeneracional.

Malcolm Johnson, profesor de la Universidad de Bristol, presidente de Homeshare International y director del Instituto Internacional del Envejecimiento Saludable, se adentró en la dimensión antropológica y espiritual de la vejez.

Recordó que no hace falta ser célebre ni famoso para ofrecer un relato fantástico de la propia vida. Hasta la persona más común, si se le pide que recorra en su mente su vida a la inversa, puede encontrar vidas que ha valido la pena vivir. Como lo ha hecho en parte de sus investigaciones y de sus publicaciones, habló de “dolor biográfico”, esa sensación de desesperanza, de manos vacías que tienen tantas personas mayores, y de la convivencia intergeneracional como una forma para hacer frente a esos duros sentimientos.

Johnson señaló al neoliberalismo como el principal enemigo de la solidaridad intergeneracional al poner todo el foco en valores individualistas. “Existen muchos retos para la solidaridad, y lo importante es encontrar soluciones para la convivencia de los seres humanos”, dijo el profesor de la Universidad de Bristol.

Opinó que con bajos costes se consiguen grandes valores como la reciprocidad, las relaciones intergeneracionales, el compromiso, la dignidad y el respeto en diferentes modelos socioculturales.

Enrique Barón Crespo, presidente de la International Yehudi Menuhin Foundation, expresidente del Parlamento Europeo, ofreció un contexto socioeconómico y político de España para señalarlo como un país donde la solidaridad intergeneracional se convierte en valor fundamental del pasado, del presente y del futuro. Vinculó su trayectoria vital y política por distintos países con diversas experiencias intergeneracionales que influyeron en su vida como defensor de los derechos humanos desde sus años de lucha en España por los Derechos Humanos, antes de la caída de la dictadura franquista.

Kirby Dunn, directora ejecutiva de HomeShare Vermont, y Claire de Kerautem, directora de 1toit2ages (Un techo, dos edades) en Bélgica, abordaron cuestiones jurídicas, prácticas y culturales para mostrar al público los puntos en común y las diferencias entre los modelos del programa intergeneracional en Estados Unidos y Europa.

Los participantes del congreso pudieran formarse en talleres participativos en cuestiones como el valor social y económico de un programa de convivencia intergeneracional, o en temas relacionados con la comunicación de este tipo de iniciativas, algo fundamental para su crecimiento y expansión. Se abordaron cuestiones tan fundamentales en la convivencia como el respeto y gestión de las diferencias para superar barreras entre generaciones y culturas. Muchos estudiantes vienen de otros países.

En el Reino Unido este tipo de programas ha tenido un notable crecimiento. Pero la parte más emotiva la escenificaron María Rosa y Laura, por parte del programa Convive, y Doreen y Mathilde, de un programa de Reino Unido. Ilustraron con su testimonio hasta qué punto se puede construir y fortalecer vínculos que trascienden la familia biológica.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código